Elementos imprescindibles para una maleta de hospital en días de parto

Las maletas de hospital son muy necesarias cuando llega el momento del parto. Es importante hacerse con una de ellas con suficiente antelación para que todo salga bien, ya que son muchas las cosas que hay que preparar, tanto para el bebé como para la mamá.

Estar varios días en un hospital puede llegar a ser estresante, así que lo más recomendable es intentar que la estancia sea lo más familiar posible y que la mamá pueda sentirse como en casa. Lo ideal es llevarse todo lo necesario, ya sea comida, ropa o productos de higiene para las maletas de maternidad.

Las maletas de hospital de Pasito a Pasito son geniales para eso, ya que tienen mucha capacidad y son enormemente prácticas. Además, también pueden usarse después del parto durante mucho tiempo para cualquier otra actividad, como por ejemplo una escapada de fin de semana. Una vez que las pruebas, es imposible deshacerte de ellas.

¿Y por qué pasa esto?, te estarás preguntando. Pues muy fácil: por sus características. Estas maletas tienen la forma ideal. Son rectangulares, así cabe todo perfectamente, y además se abren por arriba mientras permanecen apoyadas. Todo esto es muy práctico, ya que la ropa puede estar planchada y sin arrugas durante más tiempo. Las más importantes son las de Pasito a Pasito y las de La Giraffa bianca e blue, aunque también hay que tener en cuenta como novedad las Mommy bag o cualquier maleta de https://www.enfantsetmaison.com/, ya que todas ellas ofrecen un montón de posibilidades.

Algunos consejos muy útiles para preparar la maleta

Ahora que ya está cerca el momento más deseado toca preparar la maleta con todo lo necesario. Aquí te damos algunos consejos prácticos que te ayudarán a pasar unos buenos días en el hospital y a que no se te olvide nada.

Lo importante de la lista que vamos a darte es que te sirva para que tu maleta y la canastilla de bebé, como las que aparecen en Enfants et Maison, estén perfectamente equipadas el día del nacimiento. Se trata de unas instrucciones orientativas, ya que cada centro médico cuenta con sus propias normas. En función de esto se irá completando el equipaje.

Antes de nada, hay que aclarar que no debes esperar hasta el último momento, puesto que nunca se sabe si el parto puede adelantarse. Lo mejor es que lo dejes todo bien preparadito entre tres o cuatro semanas antes, así evitas imprevistos de última hora.  Ten en cuenta también que tendrás que asistir al hospital entre dos y cuatro días antes, o entre cinco y siete si se trata de una cesárea. Lo importante en estos casos es ser previsor para que absolutamente nada falle en los momentos más delicados.

A continuación, te pasamos la lista completa. Recuerda que lo mejor es  repasar a conciencia para ver qué otras cosas necesarias se le pueden añadir e imprimirla para evitar cualquier tipo de olvido.

Para la mamá

Toda la documentación personal de la mamá.

Batas y camisones.

Calzado y calcetines.

Sostenes para la lactancia.

Ropa interior.

Fajas.

Compresas.

Todo tipo de artículos para el aseo personal.

Ropa para la vuelta al hogar.

Cámara para hacer fotos y vídeos.

Para el bebé

Mudas para toda la estancia.

Batistas.

Calcetines.

Gorros y guantes.

Pañales.

Artículos para la higiene personal.

Chupetes.

Mantas.

Capazo.

En definitiva, se trata de conseguir que la estancia en el hospital sea lo más llevadera posible y que tanto la mamá como el bebé tengan la sensación de estar como en casa. No es una tarea sencilla, pero esa es precisamente una de las grandes misiones de las maletas de hospital. Aquí se mezclan la funcionalidad y el hecho de crear un ambiente familiar que hagan más llevadero pasar tantos días en un lugar como este, ya que nunca es del todo agradable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.