RC Deportivo. Quien ha perdido la honra, que no me pida que le siga

Que difícil escribir cuando el sentimiento pesa mucho más que la presión, que ejerce mi estilográfica sobre el papel, en el que trato de plasmar la vergüenza vivida ayer en el estadio de Riazor, por unos profesionales sin control sobre el terreno de juego, que con su aptitud y actitud, han mancillado colores y escudo del RC Deportivo de La Coruña.

Descargamos la ira contra jugadores y entrenador, el verdadero artífice de tal desaguisado, Carmelo del Pozo, se esconde en la topera a la espera de tiempos mejores, para salir a propalar, en ruedas de prensa, virtudes que jamás ha tenido, y reírse porque los periodistas no le hacen preguntas sobre temas de actualidad. La respuesta de Diego Caballo sobre lo que dijo referente a su salida del RC Deportivo, no ofrece dudas de tal aseveración.

Su actitud dictatorial está causando verdaderos estragos dentro del Club, descapitalizándolo, riéndose como ayer lo hizo cuando el equipo había remontado y conseguido el tercer gol. Hinchó pecho, el empate se lo partió. Váyase Sr. Carmelo, dos años de fracasos es mucho para un club que tiene la obligación de ascender esta temporada. Ud. es el responsable de los fichajes, no supo gestionar los once millones de tope salarial, ha fichado a jugadores que no eran titulares en otros equipos, vendiendo a través de amigos mediáticos, que había fichado lo mejor del mercado,  sería en el Abastos, dejando marchar a profesionales con personalidad contrastada.

El equipo carece de liderazgo, tiene problemas estructurales y los jugadores falta de calidad y carácter. La incompetencia del director deportivo y del director general, “espías” de Constantino y ejecutores de sus órdenes, están llevando al Club a la derrota total, en Abanca están poniéndose nerviosos. Sobre este tema hablaremos, la situación está abocando hacia una ampliación de capital, una ampliación que puede permitir que entre capital externo, o lo que es peor, caminar hacia una segunda mochila. Se barrunta en el horizonte problemas de viabilidad, se impone un cambio inmediatamente, de no ser así, mal se va a paliar la situación.

Paco Zas, el Deportivo es mucho más que un despacho en Plaza Pontevedra, hay que dar la cara en tiempos de crisis, no es solo quitarse fotos con el fútbol femenino. Nos vendes desde el Club honra. Joder, joder, la propalas sin ponerte colorado, o lo que es peor, acojonado ante la situación que no encuentras salida, solo esperas como Carmelo que revierta la situación para salir a darla, lo mismo hacia el presidente del Club. Escribo bien, presidente del Club. Si no encuentras salida a la crisis, antes que la derrota sea total, debes dimitir, de lo contrario, tú y quienes forman concilio contigo, habréis perdido la honra y esta es como el himen, una vez perdida, no se recupera ni operándose. “El que tenga honra que me siga” Manda carallo!!! Dudas de mi honra si no os sigo? Los primeros en perderla sois vosotros con vuestra actitud mediocre de acojonados y carentes de visión futbolística para que, un Club de fútbol histórico salga de la crisi en la que la habeis metido. El RC Deportivo es un club de fútbol, no una empresa de sentimientos, estos los tiene cada deportivista, los goles son amores y no otras milongas que contais o contaron.

He sido un defensor del cambio, creía que Constantino sería el mesías prometido, lo recibimos con alharacas, no llegó montado a lomos de un burro, porque los burros éramos nosotros.  Nos han engañado, claro que la culpa no es de quien nos engaña, es nuestra por creer en los pajaritos preñados. Cuando comenzaban a pintar bastos, ha creado una cohorte pretoriana de aduladores, chivatos y lameculos a su alrededor, culpables de disfrazar las verdades, que este medio denunciaba una y otra vez. Los resultados de las verdades están patentes.

Un informador jamás debe perder la esencia y yo la había perdido, el aroma de libertad no se pierde jamás.  El “castigo” por denunciar situaciones que abocaba a lo que vivimos ahora, consistió en buscar situaciones “legales” para no permitir a 21 noticias el acceso a realizar la información del Club, Constantino y sus mesnadas querían domesticarnos, hasta que no le quedaron más huevos que permitir la entrada por “imperativo legal”.

Nadie ha sido capaz de ponernos cremallera en boca, la verdad libre es incómoda para aquellos que viven en realidades paralelas. El periodista que se arrima al poder, no es periodista, es un trilero informativo.  Hasta ahora he firmado mis artículos, no necesito esconderme, ni escribo al dictado con nombres supuestos, al final se descubren las verdades y algún acreditado periodista se pondrá colorado.

El fútbol base, supongo que con la incorporación del consejero Alberto Méndez, como responsable de la parcela deportiva, cambiará, hombre avezado en manejar los tiempos en el despacho de un equipo del fútbol “modesto” coruñés, aunque el Celta capea por Abegondo como en los últimos años. De fútbol presume que sabe de carallo, le recomendaría que a la hora de hablar lo haga con mesura, las lanzas pueden volverse en contra, estas no son palillos de restaurantes. El fútbol base es trabajo, trabajo y más trabajo, no es postureo ni faltar a la verdad como cuando íbamos de críos  de excursión, el fútbol no es un monte por donde corren las sardinas.

Si aún queda honra en Plaza Pontevedra, que dimitan quienes permiten que se conculque el Código Ético del RC Deportivo, o quien no da la cara por cobardía deportiva. La honradez se consigue a base de esfuerzo, no con consignas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.