Qué debe tomar en cuenta una empresa al elegir a un trabajador remoto

En la actualidad es cada vez más común ver como empresas y compañías de diversos sectores, en especial los que se desempeñan mediante la informática, deciden apostar firmemente por contar en sus plantillas con trabajadores remotos. Este tipo de trabajadores a distancia ofrece multitud de ventajas como una mayor productividad, mejores mecanismos para el control de las tareas o menor gasto en mantenimiento por parte de la empresa

Las nuevas tecnologías han afectado positivamente y evolucionado muchos aspectos importantes en todos los ámbitos de la vida. Uno de los más favorecidos en este sentido es sin lugar a dudas el mundo laboral y el modo en que se desarrollan algunas profesiones en particular. Hace pocos años asistíamos a la aparición de la figura del trabajador remoto o desde casa, que actualmente se ha convertido en un elemento clave y por el que muchas empresas que canalizan su trabajo mediante la informática deciden apostar firmemente.

Sectores y empleos como desarrollador web, bases de datos, community manager, SEO, diseño gráfico, periodismo, traductor, profesor o teleoperador entre muchos otros buscan en los trabajadores a distancia un pilar sobre el que formar su plantel, debido a las grandes ventajas que ofrecen en todos los sentidos.

Hoy en días las compañías demandan a este tipo de trabajadores mediante empresas especializadas como Interfell que son expertos en encontrar trabajo en remoto, convirtiéndose en una plataforma de reconocido prestigio internacional a la hora de seleccionar talentos para trabajar a distancia.

Principales características de un trabajador a distancia

Las empresas que quieren contratar a un trabajador a distancia tienen muy claros los aspectos primordiales sobre los que poner el foco, así como los requisitos que buscan en este tipo de empleados que trabajan desde casa. El primero y más importante es por supuesto la productividad, que en este caso siempre es mayor. Por eso es primordial el saber cómo aumentar tu productividad trabajando en casa con recomendaciones como tener establecido un lugar fijo de trabajo, definir con rigurosidad los horarios y momentos de descanso, adoptar hábitos proactivos de trabajo, priorizar tareas o conocer y aprovechar todas las herramientas tecnológicas y digitales de comunicación y gestión.

Otro aspecto a tener en cuenta es la disciplina del trabajador y su autonomía ante cualquier tipo de problema o incidencia, valorando su capacidad para resolver situaciones por sí mismo echando mano de sus conocimientos. La organización también es importante ya que, sin tener que realizar desplazamientos, el trabajador a distancia goza de una libertad que le permite optimizar la administración de los tiempos para invertir y diversificar en distintas tareas, que de otro modo sería imposible.

Por último y no menos importante, las empresas y compañías que quieren contar en su plantilla con uno o varios trabajadores remotos, exigen el dominio de idiomas para poder coordinar y comunicarse con equipos de trabajo de todo el mundo, dado que este concepto del trabajador a distancia permite interconectar distintos mercados geográficos como el asiático, europeo o americano en los que es necesaria la comunicación sobre todo en inglés.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.