Inés Rey vulnerará la voluntad popular, si deciden la supresión del tranvía de La Coruña

Por Roberto L. Moskowich

El animado, muy participativo y esclarecedor debate celebrado hace unos días en el Sporting Club Casino de La Coruña sobre “La recuperación del tranvía turístico”, cuya circulación fue lamentablemente eliminada por el gobierno local coruñés en el verano del año 2011, puso sobre la mesa este asunto de vital importancia turística para La Coruña. Este interesante encuentro ciudadano, totalmente abierto al público y sin ningún tipo de trabas o limitaciones en las intervenciones posteriores de los numerosos asistentes, fue organizado por la “Asociación Metropolitana 3.0”, que preside Andrés Precedo Ledo, en el que actuó de moderador el arquitecto Alberto Unsiaín, con participación de Juan Díaz Villoslada (PSOE), Concejal de Movilidad del Ayuntamiento de La Coruña.

El apoyo al tranvía turístico fue mayoritario, como lo fue la encuesta publicada en su día por “La Voz de Galicia”. Los que me conocen, saben que entre mis circunstancias personales hay dos: ser militante de izquierdas, y generoso en el elogio y parco en la crítica. Hago esta aclaración previa para que se entienda bien, e interprete adecuadamente, mi punto de vista en torno al controvertido asunto de la proyectada supresión del Tranvía Turístico de La Coruña por parte del gobierno socialista coruñés.

Me han sorprendido, muy negativamente, por cierto, las declaraciones en ese sentido de mi buena amiga y correligionaria Inés Rey, a la que apoyé decididamente en su lucha dentro del PSOE coruñés, y a la que vaticiné que sería Alcaldesa de La Coruña, cuando apenas nadie daba un ochavo por ella ni siquiera en las duras y difíciles Primarias de la Agrupación Socialista Coruñesa. Así como celebré que Inés Rey nos devolviese la festividad de la Virgen del Rosario (Patrona de La Coruña), las alfombras florales en María Pita, la celebración adecuada de las Fiestas de Navidad, etc., lamentaría que vulnerase la voluntad popular y suprimiesen el tranvía. Tal cual, se lo cuento.

(Foto: Lajos Spiegel)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.