Ellas, campeonas primero

Ser del Dépor permite a uno presumir de muchas cosas. También le obliga a padecer otras, pero todo ha de tener un precio. Y una de las cosas que más orgullo genera en cualquier seguidor blanquiazul son los títulos. Por calidad, porque la Liga del 2000 y la Copa del Centenariazo no las gana cualquiera, y por cantidad: “Tenemos seis títulos”, repite cualquier aficionado cuándo repasa, feliz, la historia. Lo de la calidad es indudable, lo de la cantidad, no tanto. Porque el Dépor, créanme, no tiene seis títulos.

Que nadie se asuste. Nadie le quitará jamás al Dépor “aquella Copa que cien años durará”, ni aquella otra ganada en una final a plazos ante el Valencia. Además, los 69 puntos logrados en la campaña 99-2000 siguen acreditando al club coruñés como campeón de Liga, mientras que si hacemos balance del ránking de la Supercopa el RCD sigue sin bajarse del podio, con tres entorchados, solo por detrás de Real Madrid y Barcelona. Pero esos seis títulos no son los únicos de los que el Deportivo puede presumir.

Una década antes del nacimiento del Súper Dépor, ya existía un equipo coruñés que vestía de blanquiazul, representaba a la ciudad y portaba el nombre y el escudo del Deportivo. El Karbo, integrado en el club herculino, hizo historia a principios de los ochenta, aunque mucha gente todavía no lo sabe o se ha enterado hace poco. Es de justicia poner la gesta de aquel equipo a la altura que merece. Y es que aquel equipo no fue solamente el primero que hizo campeón al Dépor, sino que fue el primero de España en ser campeón de algo en fútbol femenino.

Doce años antes de que Alfredo Santaelena batiese en un épico remate de cabeza a Zubizarreta en la final de Copa ante el Valencia y A Coruña celebraba el que creía su primer título, el Karbo Deportivo se proclamaba campeón de la primera edición de la Copa de la Reina, superando en la final al Porvenir por 4-1. Era el primer título que se disputaba en España a nivel nacional en fútbol femenino, y se quedó para siempre en A Coruña.

Las coruñesas cogieron ritmo, y fueron también campeonas las dos siguientes temporadas: en el 84 ante el Añorga, y en el 85 ante el Barcelonista. La Liga de fútbol femenino todavía no existía, pues nacería en la temporada 88-89. La Copa era la única vía para alcanzar un título, y el Dépor, gracias a aquel Karbo, ganó las tres primeras ediciones.

Cuando el próximo martes jueguen en Riazor contra el Valencia, las Teresa Abelleira, Miriam, Iris o Peke comenzarán su lucha por un título que su actual club ya conquistó, en otra vida, en tres ocasiones. Con otros nombres, como el de Pili Neira o Lis Franco, pero en la misma competición y con el mismo escudo y colores en la camiseta. Si consiguen la proeza de ganarlo, conseguirán el décimo título para el Dépor. Y es que, ya que en A Coruña nos gusta presumir de títulos, sobre todo en los malos momentos, lo mejor será hacerlo bien. Y el Depor, gracias a ellas y a ellos, ya tiene nueve.

Foto: RCD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.