Siete muertos y al menos 219 contagiados por el coronavirus en Italia

La región más afectada es Lombardía, con más de 160 afectados. Bruselas pide que todas las medidas de control entre países sean coordinadas y proporcionales

Siete personas han muerto ya en Italia tras ser contagiadas por el coronavirus COVID-19, y el número de afectados supera los 200.

Los cuatro últimos fallecimientos se han dado a conocer este lunes. Las autoridades italianas han informado de la muerte de un hombre de 88 años en Caselle Landi y otro varón de 84 años ingresado en el hospital Juan XXII de Bérgamo. Posteriormente, la agencia de información ANSA y los medios italianos han informado de que otras dos víctimas más ha fallecido en Brescia y Milán. En el primer caso, se trata de una paciente oncológica con un cuadro clínico comprometido originaria de Crema y, en el segundo, de un hombre de 80 años.

Los tres fallecidos anteriores eran una mujer que falleció en la provincia de Cremona; un hombre de 78 años de Vo’ Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto) y una mujer de 77 años que estuvo en Codogno y que dio positivo al virus en una prueba realizada tras su muerte.

[¿Qué se sabe del coronavirus?]

El jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, ha informado de que la región más afectada es Lombardía, con 167 contagiados. En el Veneto se han detectado 27; 18 en Emilia-Romaña; 4 en el Piamonte y 3 en el Lacio (dos de ellas ya recuperadas). Italia se convierte en el tercer país por número de contagios, después de China y Corea del Sur.

El alto número de contagiados se debe a que las autoridades sanitarias están llevando a cabos tests específicos para detectar el COVID-19, lo que está provocando que den positivo pacientes con síntomas que antes podían atribuirse a una gripe común, informa el correspondal de TVE en Italia, Lorenzo Milá. En la mayoría de los casos, los pacientes reciben tratamiento y se recuperan en casa, como si se tratara de la gripe común.

En China, el país más afectado por el virus, las autoridades han confirmado ya 2.592 fallecidos.

[El mapa del coronavirus]

Instituciones cerradas y escasez en los supermercados 

El gobierno italiano ha aprobado este fin de semana una serie de medidas extraordinarias para intentar contener la difusión de los casos y ha prohibido la entrada y salida de personas en las once localidades consideradas el epicentro del brote.

El temor a que la difusión sea mayor ha llevado a las regiones de Piamonte, Lombardía y Véneto a tomar además otras medidas extraordinarias durante al menos esta semana. Se han suspendido todas las ferias y eventos, así como manifestaciones culturales y deportivas, y permanecerán cerrados museos, escuelas y universidades.

Venecia ha suspendido su carnaval mientras que Milán, la capital económica del país, ha cancelado sus ferias comerciales. El teatro de la Opera de La Scala ha suspendido sus funciones, algo que ha ocurrido contadas veces en su historia.

Las marcas de moda Laura Biagiotti y Giorgio Armani han realizado sus desfiles de la semana de la moda a puerta cerrada.

También en Emilia Romagna se ha suspendido todas las actividades en las universidades “dada la alta movilidad de los estudiantes”.

Los supermercados de varias zonas del norte han sido completamente vaciados y están prácticamente agotados los jabones desinfectantes y las mascarillas, informa Efe. Los medios de comunicación italianos se hacen eco incluso del asalto a algunos establecimientos.

La preocupación se concentra ahora en conocer el origen de este foco, ya que resulta extraño que todos estos contagios sean originados por el caso de un italiano de 38 años que en un primer momento se creyó que se había infectado al cenar con un amigo que había estado en China y había regresado de este país el pasado 21 de enero.

Bruselas pide medidas coordinadas 

Este martes se trasladará a Italia una misión conjunta del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) de la UE y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evaluar la situación.

El Ejecutivo comunitario ha pedido además a los países socios que cualquier medida que tomen, incluidos posibles controles fronterizos, sea coordinada y proporcional al riesgo del brote, al tiempo que ha pedido evitar caer en el pánico.

“Cuando hablamos de medidas, incluyendo controles fronterizos, estas deberían basarse en una evaluación del riesgo creíble y pruebas científicas, deberían ser proporcionadas y ser tomadas en coordinación con otros”, ha advertido en rueda de prensa el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic.

Lenarcic ha recordado que las normas de Schengen permiten reintroducir temporalmente controles fronterizos, pero ha subrayado que esta decisión depende de las autoridades nacionales.

El Gobierno italiano ha previsto ya reuniones con los ministros de Salud de los países vecinos para “compartir líneas de acción común”.

Fuente: RTVE.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.