Vox denuncia a Twitter por “lesionar” sus derechos fundamentales y por injurias tras el bloqueo de su cuenta

Considera que vulnera su “derecho al honor” manteniendo un mensaje explicando que el tuit denunciado incita al odio. Twitter suspendió el perfil el 22 de enero tras un tuit publicado en el que acusaba al PSOE de promover la pederastia

Vox ha presentado este viernes una querella criminal contra Twitter al considerar que ha lesionado sus “derechos fundamentales” y ha incurrido en un posible delito de injurias tras cerrar la cuenta de la formación de extrema derecha en esta red social.

“La actitud de Twitter está vulnerando derechos fundamentales como la libertad de expresión, el derecho de participación política, la libertad ideológica y el principio de pluralismo e igualdad política. Todos ellos recogidos en la Constitución Española”, ha expuesto Vox en un comunicado, tildando como “arbitraria” la decisión de la red social.

A juicio del partido de Santiago Abascal, que Twitter mantenga bloqueada la cuenta desde el pasado 22 de enero “causa una lesión irreparable” a Vox y pide por tanto, que el juzgado adopte como “medida cautelar” en restablecimiento del perfil suspendido. Twitter decidió cerrar dicha cuenta al considerar que lanzaba desde ella mensajes de odio, algo que el Vox niega.

La red social se refería en concreto a un mensaje lanzado contra la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, asegurando que el PSOE promovía la “pederastia” con dinero público.

El comunicado denuncia que Twitter se ha negado a “cualquier posibilidad de contacto que permitiera una salida extrajudicial” al problema, algo que a su juicio refuerza la “acusación falsa” de Twitter.

Cree que vulnera su derecho al honor

Y cree que Twitter lesiona el “derecho al honor” de su partido manteniendo “a la vista de los usuarios” el mensaje en el que explica que ha cerrado la cuenta de Vox por una “conducta que incita al odio”.

También ve una “contradicción” por parte de Twitter por haber informado horas antes del cierre de la cuenta de que “el texto del tuit no constituía infracción alguna” según las leyes de Alemania, desde donde se lanzó la denuncia al tuit en cuestión.

Las leyes alemanas sobre incitación al odio son las más restrictivas de los países europeos, y pese a ello se consideró que el tuit no debía ser eliminado”, ha incidido.

“Vox representa a millones de españoles y no puede consentir que se censure una réplica al partido en el poder, en contraposición a la actitud de otros dirigentes y partidos políticos que han podido expresar opiniones que incluso amenazaban con “guillotina” o imputaban delitos, sin que hayan tenido ningún tipo de respuesta de Twitter”, concluye el comunicado.

Fuente: RTVE.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.