El sector pesquero europeo solicita a la DG Mare medidas “urgentes y extraordinarias” para afrontar el impacto del COVID-19

Pide al comisario Virginijus Sinkevicius la modificación urgente del artículo 33 del actual FEMP para incluir ayudas a la paralización temporal por causa de fuerza mayor

El sector pesquero europeo agrupado en la organización Europêche y de la que forma parte la Confederación Española de Pesca (CEPESCA), ha solicitado al comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca de la UE, Virginijus Sinkevicius, la adopción de medidas urgentes y extraordinarias para afrontar el impacto socioeconómico causado por COVID-19.

El sector pesquero realiza esta petición tras el impacto negativo que está teniendo en su actividad la escalada de medidas proteccionistas tomadas por los gobiernos de la UE para evitar la propagación del coronavirus. En concreto, el sector ya está registrando una importante reducción de los volúmenes de pescado comercializados, además de una caída notable de los precios que, inevitablemente, llevarán al cese de las actividades pesqueras en algunas zonas.

En esta situación, el sector pesquero considera prioritario que el departamento de Medio Ambiente, Océanos y Pesca de la Comisión Europea (DG Mare) comunique, tanto a gobiernos como a la propia industria, los fondos y las ayudas financieras europeas a su disposición, tales como las Regulaciones de minimis o el Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP), y que adopte así mismo los mecanismos necesarios que permitan la activación de medidas extraordinarias.

Según el sector pesquero, y puesto que el actual FEMP no permite ayudas temporales debido a una crisis sanitaria o epidémica, estas medidas deberían incluir la posibilidad de que los pescadores y los operadores de la UE reciban ayudas y compensaciones por el cese temporal de su actividad a consecuencia de la pandemia. En este sentido, el sector pesquero ha solicitado al comisario la modificación urgente del artículo 33 del actual FEMP e incluir en él esta posibilidad, dado el caso de fuerza mayor que supone esta crisis.

Adicionalmente, el sector pesquero estima necesario la adopción de medidas adicionales y acciones extraordinarias para compensar las pérdidas económicas en aquellos casos en los que estas fuentes de financiación no sean suficientes a largo plazo o no estén previstas a nivel nacional.

Por otro lado, Europêche ha trasladado al comisario la preocupación de los pescadores por su salud, bienestar personal y protección laboral, por lo que le apremia a poner en marcha una campaña que “podría basarse en la Guía de armadores para la protección de la salud de los profesionales del mar” que ayudase a las empresas pesqueras a seguir las recomendaciones proporcionados por las agencias del Naciones Unidas, adaptados a este sector.

Por último, el sector pesquero también ha recordado a la DG Mare la importancia de difundir entre los consumidores de la UE el valor de los productos pesqueros como parte fundamental de una dieta saludable, así como las cualidades que hacen de estos productos una opción de compra segura e inteligente, especialmente en una situación excepcional como la actual.

Según el presidente de Europêche y secretario general de Cepesca, Javier Garat, “estamos experimentando una crisis sin parangón y son varios los países, incluido España, en los que los efectos económicos negativos de las medidas para evitar la propagación del coronavirus ya se están haciendo visibles en el sector pesquero. El notable descenso de la demanda y del precio en primera venta de los productos pesqueros -añade Garat, abocará sin remedio a que los pescadores se vean obligados a parar su actividad y es fundamental movilizar los medios financieros necesarios para ayudar a un sector cuyo principal objetivo es la alimentación saludable de la población”

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.