Gadis reparte en sus supermercados y almacenes termómetros infrarrojos para medir la temperatura a distancia de sus empleados

Gadis continúa adoptando nuevas medidas para garantizar la protección y salud de sus trabajadores y favorecer que los clientes puedan realizar sus compras con mayor seguridad. La compañía es la primera cadena de supermercados que incorpora termómetros infrarrojos para medir la temperatura a distancia de sus empleados tanto en puntos de venta como en almacenes de Galicia y Castilla y León.

Esta es la última medida de seguridad frente al COVID 19 adoptada por la empresa de alimentación, con la que garantiza que su personal pueda acudir de forma inmediata a los servicios médicos y ningún trabajador con fiebre se incorpore a su puesto de trabajo.

En total, se están distribuyendo más de 300 unidades de termómetros infrarrojos de lectura de temperatura a distancia entre los supermercados y almacenes con el objetivo de mantener la salud de los trabajadores y detectar cuanto antes “posibles incidencias”.

La innovadora medida se suma a las implantadas por la empresa líder de distribución en el Noroeste Peninsular. La más reciente es el reparto de pantallas de protección facial a los trabajadores de los puntos de venta.

Todos los Gadis cuentan ya con pantallas protectoras de metacrilato en las cajas de cobro y se ha limitado y controlado el aforo de los puntos de venta, indicando con carteles y vinilos las distancias de seguridad. Asimismo, ha reforzado las labores de limpieza e higienización, especialmente en las zonas de mayor contacto, tanto del personal como de los clientes.

Desde el inicio de la actual situación, los trabajadores disponen de mascarillas, guantes y gel higienizante. También los clientes tienen a su disposición gel higienizante y guantes en los accesos.

Los Supermercados Gadis han mantenido los horarios de apertura habitual para permitir que las compras se realicen de forma escalonada y para favorecer el suministro de productos a colectivos como los sanitarios, fuerzas de seguirdad del Estado, transportistas, etc., que, por sus jornadas y turnos laborales,  pueden tener dificultades para abastecerse si se reducen los horarios.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.