Sánchez y Casado se reunirán el próximo lunes para abordar la Mesa de reconstrucción del país

Ya ha obtenido el apoyo de Podemos, ERC, Ciudadanos, JxCat, EH-Bildu, Más País, Més Compromís y BNG

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, se reunirán el próximo lunes a las 11:00 para hablar de la Mesa de reconstrucción social y económica del país con la que el Ejecutivo pretende hacer frente a la crisis del coronavirus. Una Mesa para la que ERC y EH-Bildu han dado este viernes su apoyo, aunque piden que no se invadan competencias catalanas y vascas.

Tras confirmarlo el Ejecutivo a través de su portavoz, María Jesús Montero, fuentes del Partido Popular han informado de que “el Gobierno ha aceptado la petición del PP de que la reunión se celebre el próximo lunes“. Y lo ha hecho  tras las conversaciones que han mantenido “por los cauces habituales” los directores de gabinete de Moncloa y Génova. Sánchez tenía la intención de comenzar la ronda de contactos para la configuración de esta Mesa el jueves con el líder popular, Pablo Casado, pero los populares han vuelto a reprochar al Ejecutivo haberse enterado de ello “por los medios de comunicación”.

En rueda de prensa, Montero ha asegurado que “todas las formaciones políticas que han participado” en las reuniones bilaterales con el presidente “coinciden en que es necesario abrir el proceso a través de una mesa de diálogo”. En cualquier Caso, ha desvinculado los pactos de la Mesa para la reconstrucción de posibles pactos para los Presupuestos Generales del Estado, aunque cree que “sería absurdo” que, si las fuezas políticas coinciden en una “imagen similar de cómo reactivar el país”, esto no se traslade a los presupuestos.

Sánchez recibe el apoyo de los líderes con los que se ha reunido

Sánchez ya cuenta con el apoyo a la Mesa del PSOE, Unidas Podemos, ERC, Ciudadanos, JxCat, PNV, Más País, Més Compromís y el BNG y falta que se pronuncien EH-Bildu y los líderes del Grupo Mixto después de las reuniones bilaterales que mantienen este viernes. Vox y la CUP, por su parte, han rechazado la llamada del presidente.

Cabe destacar que es la primera vez que el Sánchez se reúne con la formación abertzale, que rechazó participar en las sucesivas rondas de contactos para la investidura de Sánchez el año pasado.

El Gobierno no acotará la discusión, tendrá una actitud abierta

Montero ha incidido en poner en marcha la Mesa cuanto antes y ha aclarado que “el Gobierno no va a acotar el perímetro de discusión” de lo que las formaciones quieran plantear, sino que “tendrá una actitud abierta, humilde y flexible” y tenderá la mano “para que no haya ninguna justificación por la que ninguna formación se quede atrás”. Pide, por tanto, que los partidos participen “con libertad y apertura de mente” por un “diagnóstico compartido y soluciones conjuntas” a la crisis a medio y largo plazo.

Paralelamente, el Gobierno quiere mantener una Mesa “interinstitucional” con las comunidades autónomas y los ayuntamientos, así como con los agentes económicos y los sindicatos, para buscar soluciones conjuntas a la crisis.

ERC pone como línea roja “la invasión competencial”

Tras su encuentro con el presidente del Ejecutivo, Rufián ha defendido en rueda de prensa: “Vamos a estar al lado de cualquier iniciativa política para facilitar la vida de la gente, y más ahora, pero con un límite que es la invasión competencial”. Ha añadido, además, que “no se puede hablar de ningún tipo de pacto en España sin que haya un pacto previo en Europa” y ha pedido que se retome la Mesa de negociación con Cataluña. 

Montero ha asegurado, sin embargo, que ERC no ha vinculado su apoyo a la “mesa de reconstrucción” a los avances en la mesa de diálogo con la Generalitat. Cuando acabe la lucha contra el coronavirus se retomarán “todos los proyectos políticos” incluida la mesa de diálogo con el gobierno catalán.

Rufián cree que el “espíritu” de la Mesa de reconstrucción “tiene que ser el de la moción de censura” y cree que es “difícil” que la mesa sea efectiva “con la presencia de Vox y los amigos de Vox”, en referencia al PP, porque “las únicas políticas que han propuesto son las corbatas negras para todos y banderas a media asta para todos”.

En un comunicado, la formación ha mostrado su “disconformidad con la gestión de la crisis del Coronavirus” por varias cuestiones: “la centralización de competencias y de material”, los “recortes en las políticas activas de empleo”, la “perspectiva ultranacionalista de la crisis”, por poner al Ejército “al mando de la comunicación”, la “aproximación a la derecha” y la “improvisación constante”.

Así, ha defendido que no estará para “blanquear” la gestión del Gobierno, pide no repetir los “errores” y “estafas” de los pactos de 1977 de La Moncloa y advierte de que no aceptará “ninguna invasión competencial”. En cambio, asegura que “solo hay una respuesta posible” que pasa por reforzar “lo público”, para lo que “nada hay mejor” que la idea de una república.

Bildu ofrece su apoyo pero defiende la “soberanía de Euskadi”

La portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua, ha expresado también a Pedro Sánchez la disposición de su formación a participar “en un espacio de diálogo que permita salir de la crisis” provocada por el coronavirus, “respetando los derechos de los trabajadores y de los más vulnerables, así como de los pueblos”. Además, ha asegurado que no estará en ningún foro que “tenga como objetivo reforzar el Régimen del 78”, en alusión a los ‘pactos de la Moncloa’.

No obstante, ha defendido la “soberanía vasca” y ha lamentado que, en la gestión realizada de la crisis sanitaria, “no siempre ha prevalecido el criterio de que hay que anteponer la salud”, criticando así la vuelta de la actividad económica no esencial. En este sentido, ha asegurado que EH Bildu “no va a permitir que también esta crisis, al igual que ocurrió con la crisis del 2008, se cargue sobre la espalda de trabajadores, pensionistas, autónomos o pequeños empresarios”. “Serán quienes más tienen, quienes más tendrán que aportar”, ha aseverado.

Por último, ha trasladado a Pedro Sánchez su “malestar” por la “instrumentalización del Estado de Alarma para recuperar por la vía de los hechos competencias que solo corresponden” al País Vasco: “El pueblo vasco no es ni menor de edad ni necesita la tutela de nadie para poder desplegar todas sus energías comunitarias para hacer frente a esta crisis sanitaria”, ha advertido.

Fuente: RTVE.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.