Cuando la empatía no es suficiente y el confinamiento hace el resto

Pese a que muchos presumen de su empatía, pocos son los que se ponen en la piel de aquellos que por diferentes motivos se ven obligados a permanecer en sus hogares sin poder salir.

Y es que, ya sea debido a la edad, al padecimiento de alguna enfermedad o a cualquier otra circunstancia temporal, lo cierto es que a lo largo de la vida no pocos se ven obligados a permanecer en sus hogares viéndose privados de su libertad temporalmente, no por elección propia, sino más bien debido al elevado coste que supone adquirir una silla de ruedas que les permita moverse con autonomía de un lugar a otro, sin necesidad de recurrir a terceras personas. Esto ha provocado que algunos hayan visto en el alquiler de sillas de ruedas en Madrid o en cualquier otro lugar, una oportunidad para mejorar la calidad de vida de todos aquellos que se ven obligados a permanecer largos períodos de tiempo en sus hogares por no poseer una silla de ruedas.

Sin embargo, y pese a que nadie se alegra de la emergencia sanitaria, puede que las largas semanas de confinamiento vividas hayan servido para que aquellos menos empáticos, o los que presumen tanto de serlo pero en realidad están muy lejos de ello, experimenten en sus propias carnes lo que algunos de sus seres queridos llevan padeciendo semanas, meses e incluso años.

Y es que, verse privado de libertad es un castigo para cualquiera, de hecho, es el castigo impuesto por la ley a aquellos que deciden infringirla.

Sin embargo, sentirse preso en el hogar es algo difícil de afrontar y supone un duro trance, especialmente cuando no se trata de algo temporal.

Por lo tanto, si lo que se desea es ayudar y apoyar a todas estas personas alquilando una silla de ruedas, conviene tener claro determinados conceptos, pues en la actualidad existe una enorme variedad de ellas, que van desde las manuales más estrechas, ligeras y plegables, especialmente indicadas para desplazamientos en lugares estrechos, hasta las sillas eléctricas y los scooters, especialmente indicados para poder desplazarse sin problema por las vías urbanas.

En cualquier caso, y dado que el amplio abanico dificulta y mucho acertar, lo ideal es contar con el asesoramiento de profesionales antes de adquirir o alquilar cualquier tipo de silla de ruedas, así como cualquier otro aparato expresamente diseñado para permitir la movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.