Desarticulan dos organizaciones delictivas que robaban en establecimientos y naves industriales

En la operación CERBERO NAGOYA de la Guardia Civil se ha detenido a 4 personas, a las que se les imputa más de una veintena de robos cometidos en la Comunidad de Madrid. Por otro lado, se ha detenido a los 6 integrantes de un grupo delictivo que, tras forzar los accesos de naves industriales situadas en la zona este de Madrid, sustraían todo lo que encontraban en su interior

La Guardia Civil ha desarticulado dos organizaciones delictivas dedicadas al robo en establecimientos y naves industriales de la Comunidad de Madrid.

En una primera actuación se ha detenido a 4 personas implicadas en más de una veintena de robos cometidos en establecimientos comerciales. Asimismo, en otra investigación se ha detenido a los 6 integrantes de un grupo especializado en el robo de naves industriales de la zona este de Madrid.

Operación CERBERO NAGOYA

En el marco de la operación CERBERO NAGOYA, la Guardia Civil ha detenido a los integrantes de un grupo especializado en butrones a empresas de telefonía móvil, bicicletas, motocicletas y material deportivo en localidades de la Comunidad de Madrid.

La investigación se inició el pasado mes de marzo tras un robo perpetrado en la localidad de Arganda del Rey (Madrid), donde los autores sustrajeron del interior de un establecimiento una veintena de bicicletas eléctricas valoradas en más de 100.000 euros, al que accedieron tras practicar varios butrones en los almacenes colindantes y posteriormente inutilizar los sistemas de alarma del local.

Fruto de la recopilación de datos, los agentes detectaron un vehículo que pudiera haber participado en los hechos, realizando un estudio pormenorizado sobre automóviles de esa marca que a la postre les llevó hasta los ahora detenidos, a los cuales a lo largo de la investigación se les imputa el robo de una decena de vehículos.

Los agentes averiguaron que el grupo actuaba de día, aprovechando el estado de alarma y el cierre de establecimientos para actuar con total impunidad. Elegían por ello establecimientos alejados de viviendas para no llamar la atención. Además eran expertos en inhibir los sistemas de alarma, lo que les permitía un margen de varias horas.

El objetivo que perseguían era material que había en el interior, pero también la caja fuerte, la cual abrían haciendo uso de la lanza térmica que se les ha intervenido.

Tras lograr identificar a la totalidad del grupo, el pasado martes, se detuvo a sus 4 integrantes y se llevaron a cabo registros domiciliarios en la provincia de Madrid y en la localidad de Yuncos (Toledo), donde se ha recuperado parte del género sustraído además de una importante cantidad de herramientas, inhibidores de frecuencia y llaves maestras para el robo de vehículos.

A los ahora detenidos suman más de 50 antecedentes por delitos relacionados contra el patrimonio y se les imputan una veintena de robos en las localidades de Arganda del Rey, Tres Cantos, Villaviciosa de Odón, Valdemoro, Las Rozas, Fuenlabrada, Móstoles y Leganés.

La operación ha sido desarrollada por agentes pertenecientes al Grupo de Delincuencia Organizada y el Equipo de Policía Judicial de Arganda del Rey de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, que han contado con el apoyo de agentes de las Unidades de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Madrid y Toledo.

Robos en naves industriales

Por otro lado, la Guardia Civil ha detenido a los miembros de un grupo delictivo, que aprovechando el estado de alarma, robaban en el interior de naves industriales de varias empresas de la zona este de Madrid.

La investigación se originó tras recibir las denuncias de tres personas, que manifestaron haber sufrido robos en sus empresas en Ajalvir y Loeches. Tras la correspondiente inspección ocular en los lugares, se recogieron testimonios que motivaron la búsqueda de un vehículo que había estado merodeando por la zona antes de cometerse los hechos.

Las investigaciones posteriores permitieron identificar a la totalidad del grupo, integrado por cinco hombres y una mujer. Asimismo, se pudo determinar que utilizaban un automóvil y una furgoneta en sus desplazamientos delictivos, y mientras los ocupantes del vehículo realizaban tareas de vigilancia, el resto del grupo accedía al interior y sustraía todo lo que encontraba en su interior.

Los detenidos, que tienen edades comprendidas entre los 31 y 43 años, cuentan con un amplio historial delictivo, y han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Área de Investigación del Puesto Principal de Paracuellos del Jarama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.