Fondos Europeos: Oasis y desierto para España. ¡Insomnios de verdad con el actual gobierno!

  • Doctor en Derecho por la U.C.M. (Cum Laude)
  • Licenciado en Derecho.
  • Certificado-Diploma de Estudios Avanzados. (Fundamentos de Derecho de la U.E. y problemas actuales en el ámbito del Derecho Público).
  • Licenciado en Ciencias Políticas.
  • Caballero de Mérito por Real Orden Noruega

Numerosas reuniones en ocasiones bilaterales, complementarias a las iniciadas hará un par de meses, han finalizado con la emisión de un borrador ya consensuado de antemano por las partes, cuyo Plan de ejecución deberá ser negociado por los Estados Miembros y el Parlamento Europeo a partir de estos momentos, aunque oficiosamente las partes ya tienen tramos avanzados.

La cantidad obtenida para España a fondo perdido suponen unos 77.000 millones de euros, aproximadamente un 25% de las necesidades totales estimadas por los expertos para nuestro País.

Para los 63.000 millones correspondientes de “préstamo”, debemos negociar sus condiciones en función de nuestro PIB, iniciándose su amortización durante 2028.

Dicho importe supondría otro 21% sobre las necesidades estimadas, iniciándose su amortización durante 2028, con nuevas cargas impositivas como por ejemplo una nueva tasa al carbono en frontera; pagar por aumento de emisiones, y hasta es posible que alcance a las operaciones de las grandes empresas.

Diez países, no accederán a dichos préstamos, por no necesitarlos.

Aparte, continúan abiertos los préstamos: MEDE; BEI y SURE, ya detallados con anterioridad.

En efecto, España, puede considerarse en estos momentos situada en un oasis privilegiado a la espera de arrancar ante el inmenso desierto de deudas y obligaciones que nos espera a todos los españoles.

Por ejemplo, unos “deberes”, como Planes de Inversión y de Reformas a cumplir a los que habitualmente España le gusta sustraerse y añadir picaresca a la hora de rendir cuentas, pero en esta ocasión habrá que enfrentarse a la Comitología, extraño híbrido consistente en conjunto de normas procedimentales permisivas para que ciertos Comités intervengan en acos de ejecución.

Se ha tratado de una exigencia de los denominados “halcones”, eternos desconfiados con los países del sur.

Tenemos noticias sobre las altas exigencias que tiene preparadas Bruselas respecto a las recuperaciones pendientes de los Estados Miembros, en especial España, en materia medio ambiental y digital.

Estimamos que se impone a partir de estos momentos, no cuándo estos instrumentos financieros vaya tomando cuerpo: rigor; disciplina y sobre todo regeneración, en evitación de no ofrecer más pábulos a las sospechas sobre nuestra falta de credibilidad.

Nos queda aún por contemplar la próxima batalla de los Presupuestos, pero esa será otra historia, hacia el 19 de junio, junto a las premisas de la nueva gobernanza, y sobre otros conceptos que hasta ahora se consideraban intocables,

Basta ahora, en pensar en la forma de salir adelante con la cantidad que supuestamente nos queda por afrontar (hasta un 50%) o unos 150.000 millones de euros, en las condiciones políticas y económicas que se encuentra España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.