Gran discurso de Julio Anguita en el año 1999, vigente en el 2020

Hoy se ha ido un político honesto, un hombre honrado que luchó por sus ideales hasta la  muerte. Hoy traemos al recuerdo uno de los discursos antisistema de gran repercusión mundial, que no ha dejado a nadie indiferente.

Han pasado 20 años y bien podría repetirse hoy el discurso, nada ha avanzado en este tiempo de políticos corruptos y periodistas de pesebre.

Un comentario

  • Fernando Alarcón

    Los seres humanos buenos, imaginan normalmente que los demás, tienen los mismos principios y valores, contando ademas, con un alto grado de ingenuidad, es por ello que se ven atraídos por las ideas e ideologías humanistas llamativas, pero resulta ser, que muchos de los que difunden dichas ideas, no ponen en practica en si mismos dichas ideas, como aquel refrán que dice: “Hagan lo que yo digo y no lo que yo hago”. Es por ello que en los estrados, tribunas y púlpitos, se dice una cosa pero en la materialidad se ve otra. Hasta tanto no se evalúe el ser humano en su esencia y en función a esa esencia se generen los postulados universales, no podrá obtenerse las guías verdaderas, sustentables y permanentes que guíen al ser humano hacia un verdadera paraíso terrenal, donde impere la justicia, la hermandad y la igualdad, a la par del amor, el progreso y el bienestar general. Don Julio, es uno de ellos, hombre bueno pero ingenuo, que solo busco corregir el mal del otro lado y no vio lo que ocurría en su propio entorno, por ello poco a poco fue desplazado por quienes le aplaudían, ya que el mundo se corrige con fortaleza y no con debilidad. Entre otros muchos conceptos que se pudieran manejar sobre el particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.