“Las series han sido una bendición para la supervivencia”

El director monfortino Dani de la Torre habla orgulloso de la recientemente estrenada La Unidad, una de las ficciones más esperadas del 2020 y que de la mano de Movistar está batiendo récords de espectadores y ha recibido el reconocimiento unánime de la crítica. Sin embargo, en lo que denomina la Edad de Oro del audiovisual gallego, reivindica un apoyo más decidido al sector

Dani De la Torre (Monforte de Lemos, 1975) parece empeñado en seguir reventando la ecuación entre su experiencia y el éxito de sus creaciones. Si sus dos proyectos en la gran pantalla, El desconocido (2015) y La sombra de la ley (2018), dejaron cinco premios Goya (además de una dirección para él a Mejor director novel) y veintidós Mestre Mateo, desde el pasado viernes es el padre de una de las series más esperadas, y ya aclamadas, de la historia del audiovisual español. Los seis primeros capítulos de La Unidad narran la caza a una célula terrorista por parte del grupo de élite de la Policía Nacional. Lo hacen mirándole a los ojos a las producciones del otro lado del Atlántico o del norte de Europa a las que hasta hace poco mirábamos con envidia. Y también con el acento gallego de su director o actores en estado de gracia como Carlos Blanco o Luis Zahera.

Con apenas un fin de semana de vida, ¿se siente abrumado por la repercusión y de la serie?

Con esto hay que ser muy cauto. Es cierto que el confinamiento ayuda al consumo de series, porque tenemos mucho tiempo y muchos sitios donde consumir, pero Movistar está encantada. Los datos de visionados y la acogida están siendo muy buenos.

¿Tenía la sensación de estar creando algo realmente grande y bueno?

Siempre se trabaja con las mejores intenciones entre manos; tratas de sorprender al espectador, de llegar, que esté cincuenta minutos y quiera ver más y más. Es todo un reto para nosotros transmitir esa sensación que tenemos, que lo que te atrape a ti los pueda atrapar a ellos; y la verdad es que siempre hemos sentido que estábamos haciendo algo ‘chulo’.

Desde que se estrenó el pasado viernes, ¿cuántas veces ha hecho ‘click’ en La Unidad?

Vi dos capítulos con un amigo que vino a casa; le faltaban los dos últimos, pero por los procesos de sala de montaje, de post producción… la he visto muchas veces. Sí me llegan noticias de mi familia y mis amigos diciéndome que está gustando mucho.

Hablando de montaje, es ese ritmo frenético por el que ya apostó en El desconocido, y que recuerda a los hermanos Scott, una de las primeras señas de identidad con las que se encuentra el espectador…

Si recuerda a eso es que vamos bien (risas). Tanto en El desconocido como en La sombra (de la ley) trabajamos con Jorge Coira y nos gusta mucho el de ambas. Él y Juan Galiñanes montan muy bien y saben cómo darle el ritmo necesario a las secuencias, que al final es lo que pide la trama.

Usted estaría en las antípodas, pero… ¿no chirría un poco el término ‘lenta’ para referirse a una película, trama, montaje o serie?

Estamos en la época de la ‘sobreopinión’. Todo el mundo es crítico de cine, entrenador de fútbol… ¿lenta? Depende. La gente en casa ve las series con el teléfono, hablando con no sé quién, con Facebook… el reto es mucho mayor para atraer y dirigir la atención. Si la historia me gusta, no la considero ‘lenta’. Hay cosas que me encantan con un tempo lento.

¿Qué conclusión saca de su primera aventura en una serie?

La llegada de las plataformas ofrece cosas diferentes: apostar por otro tipo de géneros o por la acción como nunca se habían hecho a este nivel. Como director quiero contar historias que cautiven. Es muy difícil vivir entre película y película si hay tres años de diferencia entre ellas, ¿cómo te mantienes? Es puro instinto de supervivencia. En ese sentido, las plataformas han sido una bendición.

La dirección, el montaje… pero La Unidad también tiene un acento muy gallego con Luis Zahera o Carlos Blanco, ¡solo le ha faltado su tercer proyecto con Luis Tosar!

Ojalá tuviera a Tosar… siempre que pueda trabajar con Luis es un placer, pero tiene una agenda muy llena. El personaje de Luis Zahera es un clon de la persona real en la que está inspirado. Zahera le conoció y habla como un juglar medieval. Se quedó prendado de él, incluso convivieron. Carlos Blanco fue para mí la gran sorpresa. Él es un policía veterano de la lucha contra ETA, en fase de retirada, y es un poco un homenaje a una policía de un tiempo. Un equilibrio entre la vieja y la nueva.

 

Dani De La Torre en un momento de la grabación dándole explicaciones al actor gallego Luis Zahera

¿En qué medida asesoró la Policía Nacional la redacción del libreto?

Hemos estado muy cerca de ellos, muy conectados durante dos años, asistiendo a brifiengs, operaciones… incluso infiltrados en la detención de un terrorista en Melilla. Hemos estado muy cerca, aunque evidentemente hablamos de una ficción.

Tampoco escapan a personajes complicados como Sanabria (Fele Martínez) …

Representa la diferencia de criterios que existen a nivel político. Fele tiene otros tiempos y ahí es donde está la guerra. Quieres hacer una operación y detener a un terrorista peligroso, pero no es fácil tomar la decisión política de mandar doscientos policías a Catalunya o cortar una Semana Santa. Los políticos intentan no molestar a la sociedad, y representa ese manejo de los tiempos. Luego están lógicamente los egos.

¿Es también la consolidación de Vaca Films?

Vaca es una de las productoras más importantes de este país y debuta a lo grande en las series. Tiene grandes dotes para la producción, sin complejos, y están capacitados para hacer las cosas a lo grande. Eso es lo fundamental, la oportunidad de contar historias sin complejos.

La apuesta de Movistar ha sido también fuerte…

Es una serie ambiciosa a todos los niveles, así que económicamente también, en la línea de La peste, la zona, el día de mañana…

Un prácticamente coétaneo como Óliver Laxe triunfando a nivel mundial, usted tomando el mando del buque insignia de Movistar… ¿vive el audiovisual gallego un momento de esplendor?

‘Mola’ la disparidad de puntos de vista. Es maravilloso ver a Bambú con Fariña, producciones como El desconocido, la sombra de la ley o Quien a hierro mata con Vaca Films o a Óliver Laxe con O que arde. Incluso en animación somos potentes para ser un país tan pequeño. Es muy bonito que una producción como O sabor das margaridas tenga una plataforma como Netflix.

¿Cuál cree que ha sido el germen el punto de inflexión?

Todo esto lo vertebra la TVG. Apostó en su día tanto por las series como por las películas con las que hemos convivido toda la vida. También ha influido que viniesen Amenábar o Almodóvar a rodar a Galicia, ya que han ayudado a los profesionales que trabajaban con ellos y que ese trabajo influyera a otros. Estamos preparados para acometer retos, en una especie de Edad de Oro del audiovisual gallego. Solo nos falta valorarlo más y los políticos apoyar más, no solamente hacerse fotos en un momento determinado. Crear ese sello. Definitivamente, nos falta querernos más.

Hubo un tiempo en el que parecíamos repudiar incluso lo rodado o escrito en nuestra lengua…

Se está democratizando eso, rompiendo complejos, y nos gusta apreciar la historia por encima de la lengua en la que esté narrada. Yo quiero que se respete el idioma original de los personajes. La única cosa buena de la piratería, si es que se puede decir eso porque es una lacra, es que la gente ha perdido el complejo de ver cosas subtitulados y ha perdido el miedo a leer. En ficciones como Narcos se hablan varios idiomas (en La Unidad se hablan tres tipos de árabe distintos, inglés, francés y castellano).

¿Son las series una amenaza para el futuro del cine?

Yo creo que no, es como pensar que la televisión va a fastidiar al fútbol. La gente sigue yendo a los estadios y viendo partidos por la tele. El cine tiene algo único que no tienen las series ni el hogar. Ir, desconectar tu teléfono, una sala a oscuras desconectada del mundo, disfrutando de tu historia… es algo mágico. Compartir una comedia con las risas del público, los sustos… hay géneros que son para el cine. Otra cosa es que sea el único sitio de consumo, y no lo es. Nunca va a morir. Si se estrena a la vez un producto en salas y en plataformas, creo que se consumirá igual.

Scorsese se refirió recientemente a Netflix como la plataforma que había hecho posible un proyecto, The irishman, que consideraba inviable para las salas…

Hemos visto hace años películas como Titanic o Érase una vez en América en el cine, con cortes y descansos. A lo mejor lo que quería era estar libre de rodar cómodo, sin que nadie le dijera nada.

Dani de la Torre charlando en un descanso con el actor Fele Martínez

Dani de la Torre charlando en un descanso con el actor Fele Martínez

¿Qué series ve un director de cine?

ZeroZeroZero en Amazon Prime, y también he visto y me han gustado mucho Succession, La conjunra contra América o After life, con Rick Gervais.

Pues viendo La Unidad pensaba que le habría echado un ojo a Line of duty…

Aún no la he podido ver, ¡pero ya me lo ha dicho más gente!

Ha conseguido estrenar en pleno confinamiento, ¿cuáles son sus próximos pasos?

Ahora mismo está todo parado, pero tenía previsto rodar en verano, queremos hacerlo en Galicia y también estamos esperando.

El equipo de La Unidad

El equipo de La Unidad

Coruña es también un lugar común para usted, ya sea como ambientación o localización…

Al final tienes vinculaciones personales, Vaca tiene ahí la sede y trabajamos muy a gusto, como en toda Galicia. Las grandes capitales están saturadas de rodajes y las ciudades pequeñas permiten otras posibilidades. Los actores disfrutan mucho cuando vienen aquí, especialmente en verano.

¿Cómo va a salir de esta la cultura?

Cómo vamos a salir de esta no lo sabe ni el gobierno. El gobierno ha tomado medidas, ha empezado a hacer cosas y se agradece. Una vez encontremos la vacuna podremos seguir creciendo.

Echando la vista atrás, valentía y arrojo no le ha faltado. En segunda película ya se atrevió con un neo noir ambientado en los años 30…

Soy de los que piensa que cuando pasan los trenes hay que cogerlos. Me emocionó más hacer una película de gangsters que los riesgos. Nos echamos hacia adelante para hacer la primera película de gangsters de la historia de nuestro país, algo muy duro.

¿Cuándo veremos a La Unidad de nuevo en acción?

Estamos escribiéndola y dependerá de la sensación de Movistar. Será el mismo equipo, diferente enemigo (risas).

Por otra parte, en el XX aniversario del título de Liga del Real Club Deportivo de La Coruña, Dani de la Torre quiso mandar su felicitación a todo el deportivismo y su deseo de retorno a Primera División.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.