“Parte de Guerra XLI”: El día de San Roberto (7 de junio) finalizará el actual “Estado de Alarma”

Por Roberto L. Moscowich

La propuesta del Gobierno presidido por Pedro Sánchez ha logrado que el Congreso de los Diputados la apoyase mayoritariamente, con lo que se aprobó la quinta y última prórroga del “Estado de Alarma”. De acuerdo con esas previsiones, esta situación rematará el 7 de junio, que es el día de San Roberto y mi Santo

El Gobierno contó con el apoyo de Ciudadanos, Partido Nacionalista Vasco (PNV), Coalición Canaria, PRC, Teruel Existe y Más País, y entre las 11 abstenciones registradas figura la del Bloque Nacionalista Galego (BNG). Mientras, yo sigo esperando para poder escribir el último “Parte de Guerra”….

Uno de los que está deseando que vea la luz mi último “Parte de Guerra”, emitido “Desde la Torre de Hércules”, Patrimonio Mundial de la Humanidad y faro universal de las libertades, es el Dr. Manuel Mourelle de Lema, destacado Profesor universitario, hombre de letras y Académico, nacido en Vimianzo (La Coruña) aunque residente en Madrid desde hace muchos años.

También es del mismo parecer José-Manuel Liaño Flores, ex Alcalde de La Coruña, que me envió el siguiente correo electrónico: “Querido Moskowich: Te envío “mi parte” de tu “Parte de Guerra” para el numero que tengas por conveniente, con el rosario de anécdotas sobre la justicia, que espero tengan entretenidos por unos minutos al personal confinado precisamente por causa de la guerra del virus contra los humanos.

“Mi saludo cordial a los que contigo colaboran y refieren también las circunstancias anecdóticas que van atravesando en esta etapa vital, y a quienes envío un abrazo entrañable, sin que haga mención nominal de cada uno porque sería interminable empezando por Javier Ozores, el Conde de Priegue, siguiendo por Dapena, Mariel Padín, Ánxeles Penas, Mary Carmen Calviño, Pedro García, Manuela Castro, Pilar Fernández, Amador Rego, Fito Carrodeguas, Ramón Vidal, Atienza, Guillín, Isolina, viuda de German, de nuestra tierra de Cerceda, Sánchez-Quinzá, Avelino Abajo y su Casa de León, que fue la mía en varios años, Enrique Paz, Liñeiro recientemente fallecido a quien La Coruña debe un homenaje popular, Riobóo, Alcalde de Culleredo hijo de mi buen amigo Riobóo con quien hice juegos de palabras judiciales en El Ideal Gallego, Estévez Mengotti gran amigo y mejor abogado, Chema Paz, Mella, Duarte, Dr. Dámaso, Lugrís pintor de imborrable memoria, y terminando por Carlos Brea, que también fue el último que prologó tu última obra literaria querido Moskowich; y con el rosario de tantas y tantas personas que por mi parte no pueden ser nombradas por razones de espacio, y que también lo veo difícil en algún Parte de Guerra de nuestro Moskowich.

“Todos tus lectores y a pesar de disfrutar de tus relatos bélicos, deseamos que llegue pronto el ultimo “Parte de Guerra” firmado por ti, querido Moskowich. Un fuerte abrazo. José Manuel Liaño Flores. José Manuel Liaño Flores. Abogado. Juez jubilado. Académico”. Tranquilo, querido José-Manuel, ya falta menos para mí “Parte de Guerra” final. ¡No hay mal que cien años dure…. ni cuerpo que lo resista!.

Me gusta que mis lectores (h-m) me adviertan de los errores que detecten en mis artículos, sobre todo teniendo en cuenta que estos “Partes de Guerra” formarán parte del libro que estoy escribiendo en torno al Coronavirus y su repercusión social, económica, cultural, educativa, familiar y política, tanto en nuestro entono vital más próximo como en Galicia, España y en el resto del planeta, sobre todo a través de los Corresponsales Informativos que tengo en medio mundo y parte del otro.

Es por ello que le agradezco a José-Luis Lago (a la derecha, en la primera fotografía), Secretario del Club de Regatas Salgado Perillo, que es uno de mis acérrimos seguidores informativos, que me guasapease lo siguiente: “Pareces Rajoy hablando”. Se refería a que en uno de mis “Partes de Guerra” escribí “….que los libros directamente a mis amigos valencianos libros….”, en lugar de poner “que envíen los libros directamente a mis amigos valencianos”. Muchas gracias, Mr. Lake, corregido queda.

Vicente Iglesias Martelo (a la izquierda en la segunda fotografía, correspondiente a un Capítulo de la Real Orden de Caballeros de María Pita, de la que era Alférez Mayor, y yo Lugarteniente), ex bancario y ex Presidente de Cáritas Parroquial, escritor e historiador local, a quien tuve en mi junta directiva cuando fui Presidente de la Federación Gallega de Hockey, me remitió el siguiente mensaje: “Leo tus “Partes de Guerra”, y los elogios merecidos que te envían. Por ellos me entero de que Juan Guillín está bien. Antes lo veía casi todos los días y despotricamos sobre el Depor, y ahora me acordaba de él. Salud”. Saludos y salud, amigo Martelo.

José-Ramón Mella Pampín, Presidente del Club de Leones La Coruña Marineda, me envió el siguiente correo electrónico: “Muchas gracias, querido amigo Roberto, por resumir un poco mi vida diaria. Estoy deseando poder ver a mis amigos. Aunque sé que estáis bien, no es lo mismo cara a cara, con un cafelito por el medio. Cuídate mucho. Un abrazo”. Lo mismo te deseo, querido compañero.

Y en relación con los numerosos pájaros que viene a comer a mi terraza, Eduardo Diz Ventosinos, empresario, ex compañero de Bachillerato en el Instituto Masculino de La Coruña, y querido ahijado en el Club de Leones La Coruña-Marineda, me envió este correo electrónico: “Me encanta que tengas esos amigos tempraneros, que están esperando tu generosidad. Seguro que te serán siempre muy fieles. Es una manera estupenda de empezar el día…..”. Sin duda alguna, amigo Eduardo.

Turno ahora para los incluidos en el “Grupo de Riesgo”, provocado por el maldito Coronavirus. Y hoy se asoma a esta ventana informativa Rafael Magán García (tercera fotografía), gran amigo a quien considero de unos años a esta parte como mi fotógrafo “de cabecera”. Aunque nació en Vigo (Pontevedra), el 2 de diciembre del año 1954, es un coruñés de adopción y de pleno ejercicio.

Magán, que es uno de los “fijos” en las dos celebraciones de mis Cumpleaños (14 de julio y 30 de diciembre), vive actualmente en O Burgo-Culleredo (La Coruña), con su pareja y su hijo. Como no tiene perro (ni gato) no ha podido salir a pasearlo. Según me comentó telefónicamente, pasa el día prácticamente en casa, observando el confinamiento a rajatabla. Ve la televisión, habla por teléfono con amigos y familiares, y únicamente sale al supermercado y a hacer algún que otro recado.

Me dijo que, debido a que está bastante bajo de moral, tiene parado el trabajo, y también me confesó que lo ha pasado muy mal y que estuvo bastante atemorizado a causa de la muerte de varias personas conocidas. Le cuesta mucho salir de casa y, desde que se autorizaron las salidas, únicamente fue a visitar a su hermano, que vive en Cañás-Carral (La Coruña).

Como le gusta cocinar y, además, lo hace bien, casi siempre se encarga él de la comida, mientras que su pareja prepara más bien platos especiales. Y, hablando de comidas, quedamos emplazados para la de mi cumpleaños, el 14 de julio. ¡Así sea!.

Y finalizo por hoy. Prometo seguir dándoles más “Partes de Guerra”. Mientras el cuerpo aguante…. ¡¡¡Saludos y salud!!!

(Fotos: Lajos Spiegel)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.