“Parte de Guerra XXV”: la “desescalada”, por el maldito Coronavirus, aún no afecta a la mayoría

Por Roberto L. Moskowich

El pasado 28 de abril, el Consejo de Ministros aprobó la desescalada o desconfinamiento gradual y asimétrico, mediante lo que denominaron “Proceso de transición a la nueva normalidad”. Esa desescalada tendrá cuatro fases:  Fase 0 (del 28 de abril al 10 de mayo), Fase 1: del 11 al 25 de mayo, Fase 2: del 26 de mayo al 9 de junio, y Fase 3: del 10 al 24 de junio.

Durante la Fase O, estará permitido: Salida controlada de menores. Deporte individual al aire libre. Locales con cita previa para tener llevar comida a domicilio. Entrenamiento individual de deportistas profesionales. Preparación de todos los locales públicos con medidas de protección.

Durante la Fase 1, se permitirá: Apertura de comercio, excepto Centros Comerciales. Apertura de restauración con un 50% de ocupación en terrazas. Apertura de Hoteles y alojamientos turísticos, excluyendo zonas comunes. Apertura de lugares de culto, a un tercio de su capacidad. Apertura de Centros de Alto Rendimiento Deportivo.

Durante la Fase 2, estará permitido: Apertura del interior de locales a un tercio de su aforo. Apertura excepcional de centros escolares para clases de refuerzo o la Selectividad. Apertura de cines, teatros y similares, a un tercio de su aforo. Apertura de equipamientos culturales a un tercio de su aforo. Si es el aire libre, máximo 400 personas sentadas. Apertura de lugares de culto al 50% de su aforo.

Durante la Fase 3, se permitirá: Flexibilización de la movilidad general. Apertura de Centros Comerciales a un 50% de su capacidad y con una distancia de 2 metros. Mayor aforo en restauración, preservando la distancia de seguridad.

Conceptos generales: La provincia es la unidad territorial de medición. La duración de las fases será como mínimo de dos semanas cada una, y el avance irá condicionado a indicadores de salud pública y a la evolución de los datos. La desescalada será asimétrica, según la evolución de cada provincia. El inicio de la nueva normalidad será como mínimo a partir del 25 de junio. Se permite el desplazamiento entre provincias y se siguen manteniendo las normas de seguridad y distancia social.

O sea que hasta el día de San Juan (24 de junio) seguiremos muy limitados y, por lo tanto, nuestras vidas nada tendrán que ver con la situación anterior al “Estado de Alarma” iniciado el 14 de marzo. ¡¡¡Mientras el cuerpo aguante!!!.

En el capítulo de bajas, hay que lamentar el fallecimiento de Alberta Cornide Ferrant, de 98 años de edad, que era la suegra de mi buena amiga Carmen López Olmedo viuda de Ángel Fenor de la Maza, querido ahijado en el Club de Leones La Coruña Marineda. Y, según me informó Ramón Mella, también ha fallecido Jaime Presedo, integrante de un grupo de artilleros que realizaron “la mili” en el Cuartel de Artillería de La Coruña, y que todos los años se reúnen en una comida de hermandad. Precisamente, la primera foto corresponde al almuerzo que hicieron este año en el restaurante “Comei Bebei” de Oleiros, y Presedo está sentado a la derecha. DEP ambos.

Entre las actividades que se continúan ejerciendo de forma autorizada está el sector de la construcción, que tuvo unas “vacaciones forzosas” debido al repunte de los contagios por Coronavirus y que retomó la actividad después de Semana Santa. Y mi calle ha sido una de las beneficiadas con la vuelta al trabajo, ya que un grupo de obreros (segunda foto) arreglaron los desagües de ambos extremos del pavimento rodado y también la acera frente a mi casa. ¡No hay cómo ser amigos del ínclito Alcalde….!.

Recibí un correo electrónico de mi buen amigo Chema Paz Gago, en el que me dice: “Muy adecuado abrir tu ‘Parte de Guerra’ con el nuevo Capitán General. Sin novedad en el frente. Abrazo oleirense. Chema”. Por su parte, Quique Paz, escribió: ”Hola Doctor. Te sigo fielmente, y te recuerdo que preparo una singladura marítima Sada – Mugardos, para primeros de junio, si es posible. Contamos contigo, y por supuesto con José Ramón. Enrique Sanz”. ¡Esperemos que sí, capitán!.

Como dije en anteriores “Partes de Guerra” el encierro promueve y excita la creatividad de artistas, escritores y poetas, amén de otras disciplinas y actividades muy diversas. Mi buena miga Ana-Isabel Leonett me ha remitido un poema titulado “Primavera”, que les ofrezco: “Vienen las golondrinas / con algo muy especial / anuncian la primavera / como algo muy singular. // Se oye el latir del campo / cuando te asomas desnuda / cálida, viva, sensual y alegre / pero nunca, nunca, muda. // Como un volcán de aroma y color / forman un manto de enorme belleza / y la luz del sol hace verde follaje / con la gran naturaleza. // Y así se hace un gran cultivo / de flores formando un encaje / de nardos, margaritas y violetas / complementan el paisaje. // Las rosas y las hortensias / forman un ramo de flores / y por ahí se oye quejarse / a los claveles soñadores / como queriéndonos decir / ¡Hay que disfrutar, señores!. / Los perales y manzanos / ya empiezan a despertar / quieren que las abejas / vengan pronto a visitar. // El ruiseñor y el canario / dejan su canto en la brisa / recibiéndonos a todos / con una tierna sonrisa. // Hay que aceptar sus encantos / y disfrutarla toda, toda / niños, jóvenes y viejos / aunque nunca esté de moda”.

Y siguiendo con mis conversaciones telefónicas con personas encuadradas en el denominado “Grupo de Riesgo” por el Coronavirus, turno hoy para mi excelente amigo y empresario Eduardo Diz Ventosinos (en la tercera foto) a quien yo llamo Eduardo II, nacido en La Coruña el 27 de diciembre de 1936 y residente en esa ciudad.

Eduardo II es hijo de Eduardo Diz López, natural de Láncara (Lugo) y coetáneo de Fidel Castro (cuyo padre era de ese mismo lugar), fundador de “Frigo Diz” y creador del Polígono Industrial de A Grela (La Coruña), donde hay un busto que le rinde homenaje por esa importante circunstancia. Actualmente, está al frente de la empresa su nieto, Eduardo Diz Querentes (Eduardo III).

Diz Ventosinos y yo fuimos compañeros de Bachillerato, en el popular y excelente Instituto Masculino de La Coruña, hoy denominado “Salvador de Madariaga”; y, además, es mi querido ahijado en el Club de Leones La Coruña Marineda.

Me dijo que, como todo el mundo, está metido en casa, y que hace un par de días le avisaron del Ambulatorio de San José (La Coruña) para hacerse el test del Coronavirus. Quedó encantado, ya que fue a las diez de la mañana, y un par de horas más tarde le llamaron por teléfono para decirle que había salido bien de la prueba.

Aprovechó para reiterarme que está muy contento con la Seguridad Social, y que sigue con la quimioterapia. Precisamente, el día 6 tiene una analítica, y al día siguiente consulta con el Dr. Aparicio, Jefe de Oncología del Hospital Universitario de la Coruña (CHUAC), que se jubilará dentro de un mes por razón de edad.

Diz vive con su esposa, Tere, y desde la Cuarentena no ven ni a su hijo ni a sus dos nietos, de 13 y 16 años de edad, ambos excelentes estudiantes. No tienen perro ni gato, y me confiesa que no sabe cocinar nada de nada, cosa que no le importa en absoluto, ya que tiene la suerte de que su mujer es muy buena cocinera y lo cuida mucho con las comidas, que incluyen abundante “dieta mediterránea”.

Por las mañanas, lee el periódico, mis “Partes de Guerra” (que le encantan), y está releyendo “El Quijote”. También camina por casa, tres cuartos de hora por la mañana, y otro tanto por la tarde. Para ello, tiene la suerte de tener un pasillo muy largo y un salón enorme. Y si sale a la calle, sube a pie los cuatro pisos, pese a contar con ascensor. A la tarde, ve alguna película y luego juega al chinchón con su mujer. Dice que casi siempre gana ella porque es una experta, no en vano lleva 25 años jugando, mientras que él empezó a jugar con la Cuarentena.

Confía en que podamos continuar nuestra charla personalmente el día 14 de julio, con motivo de celebrar mi cumpleaños. ¡Así sea, querido Eduardo!.

Y finalizo por hoy. Prometo seguir dándoles más “Partes de Guerra”. Mientras el cuerpo aguante…. ¡¡¡Saludos y salud!!!. (Fotos: Lajos Spiegel)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.