Sanxenxo ordenará el tránsito peatonal por la derecha para mantener la distancia de seguridad

La prioridad del gobierno es garantizar la seguridad de vecinos y visitantes, especialmente ahora, cuando se acerca el periodo del año en el que más población se concentra en Sanxenxo

Para lograr este objetivo se va a ordenar la movilidad de los peatones de manera que, en las aceras, nunca haya personas que se desplacen en sentido contrario.

Los peatones deberán transitar siempre por la acera de la derecha. Se trata de ordenar el flujo de viandantes, evitando una excesiva concentración de personas y, sobre todo, que nadie se tenga que cruzar con un peatón que venga de frente, reduciendo así las situaciones de riesgo.

La intención del gobierno es aplicar esta medida en todas las calles de Sanxenxo y Portonovo y, al menos, en la calle principal de la villa de Vilalonga y el núcleo de A Revolta que concentra muchos visitantes.

La medida es fácil de recordar, siempre hay que avanzar por la acera de la derecha, pero para que ningún vecino o visitante tenga duda se van a pintar distintas señales y flechas en las aceras y espacios peatonales, especialmente en las zonas más concurridas de las villas de Sanxenxo y Portonovo.

Otra iniciativa para este verano es la peatonalización del paseo de Silgar y la calle Rafael Picó en los horarios de mayor afluencia de peatones. Se trata de ampliar los espacios disponibles para los viandantes, sin impedir el paso a los vehículos que necesariamente tengan que utilizar el paseo de Silgar, pero que deberán circular muy lentamente, respetando la prioridad de los peatones durante los horarios establecidos.

En el paseo de Silgar los vehículos que quieran estacionar en los parkings del puerto deportivo o del supermercado Froiz podrán saber si hay plazas libres o está completo a través de dos paneles informativos que se colocarán en las rotondas de Arnelas y en la de la confluencia entre Castelao y Progreso.

La calle Rafael Picó se peatonalizará en el tramo comprendido entre la calle Espiñeiro y la rotonda que hay delante de la lonja. En este caso los peatones y vehículos no tendrían que compartir la calzada porque hay una alternativa para ir al puerto y a la Avenida de Pontevedra, por las calles Espiñeiro, Arenal y Avenida da Mariña que desemboca en la rotonda.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.