Un vehículo de exploración chino recorre 448 metros sobre la cara oculta de la Luna

El explorador lunar chino Yutu-2, o Conejo de Jade-2, ha recorrido 447,68 metros en el hemisferio oculto de la Luna como parte de la exploración científica de ese territorio virgen

Tanto el módulo de aterrizaje como el vehículo explorador de la sonda Chang’e-4 han concluido sus operaciones correspondientes al 17° día lunar, y han cambiado al modo inactivo para la noche lunar debido a la falta de energía solar, según el Centro de Exploración Lunar y del Programa Espacial de la Administración Nacional del Espacio de China.

La sonda Chang’e-4, lanzada el 8 de diciembre de 2018, realizó el primer aterrizaje suave en el cráter Von Karman de la cuenca Aitken del Polo Sur, en el lado lejano del satélite natural, el 3 de enero de 2019.

Como resultado del efecto de rotación sincrónica, el ciclo de traslación de la Luna es el mismo que su ciclo de rotación, por lo que desde la Tierra siempre se observa el mismo lado. Un día lunar equivale a 14 días en la Tierra, y la noche tiene la misma duración.

Durante el 17° día lunar, Yutu-2 continuó con su exploración al noroeste del lugar de aterrizaje de la sonda y recopiló un nuevo lote de datos de detección científica. Yutu-2 ha operado mucho más allá de los tres meses de vida para los que fue diseñado, convirtiéndose en el explorador de más larga duración en la Luna.

El vehículo ha ayudado a los científicos a descubrir los secretos enterrados en las profundidades de la superficie del lado oculto de la Luna, lo que puede enriquecer el entendimiento de la humanidad sobre la historia de la colisión celestial y las actividades volcánicas, así como arrojar nueva luz sobre la evolución geológica de la Luna.

Las tareas científicas de la misión Chang’e-4 incluyen la observación astronómica por radio de baja frecuencia, el estudio del terreno y sus formas, la detección de la composición mineral y la estructura de la superficie de la Luna, y la medición de la radiación de neutrones y los átomos neutros.

La misión Chang’e-4 representa la esperanza de China de combinar la sabiduría humana en la exploración espacial, con cuatro equipos desarrollados por Países Bajos, Alemania, Suecia y Arabia Saudita.

China continuará su programa de exploración lunar y planea lanzar este año la sonda Chang’e-5, para traer muestras del suelo lunar a la Tierra. Además, también en este año, lanzará su primera sonda para explorar Marte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.