5 consejos para dormir plácidamente

Si mantener nuestro colchón limpio es siempre importante, en primavera e inicios de verano se convierte casi en una obligación. Además, nos permitirá evitar o sobrellevar de la mejor manera posible los efectos de las alergias estacionales

Los expertos en sueño y descanso aseguran que, para mantener una un sueño de calidad, es necesario cambiar nuestro colchón, aproximadamente, cada diez años. Sin embargo, para asegurarnos de que durante este tiempo se mantiene en las mejores condiciones es fundamental llevar cabo una adecuada limpieza e higienización. De este modo, si bien es importante aspirarlo frecuentemente -al menos una vez al mes-, se recomienda realizar una limpieza en profundidad, como mínimo, dos veces al año.

¿Por qué se recomienda durante primavera o inicios de verano? Sencillo. Se trata de la época por excelencia de las alergias. En ella se produce un recrudecimiento de sus molestos síntomas, producidos no solo por el polvo o el polen, sino, en muchos casos, por unos invisibles huéspedes de nuestros colchones: los ácaros.

Para facilitar esta limpieza, Kobold®, la marca especializada en aspiradores ergonómicos de alta calidad, presenta cinco consejos básicos para dormir con toda tranquilidad y confort.

  1. Lleva a cabo una limpieza que no dañe el colchón y elimine los ácaros. La limpieza del colchón debe ser menos agresiva que la de otros elementos del hogar, como por ejemplo, las alfombras. Esto se debe a que, generalmente, no debería haber suciedad, tan solo materia orgánica, es decir, piel que se va desprendiendo de nuestro cuerpo y da lugar a los ácaros, que producen las alergias. De este modo, es importante llevar a cabo una limpieza que no dañe los tejidos del colchón, pero que sea capaz de eliminar los pequeños intrusos.

 

  1. Emplea un producto adecuado para el lavado. La limpieza en profundidad debe contemplar el lavado del colchón, y esto deberá realizarse con un producto que asegure una limpieza total sin producir irritaciones o alergias posteriormente –una buena opción es Lavenia de Kobold. Esto es muy importante, ya que nuestro cuerpo está en contacto con él mientras dormimos. Una vez seleccionado el producto, habrá que esparcirlo sobre la superficie y dejarlo actuar durante unos minutos.

 

  1. Aspira el colchón con los accesorios adecuados. Se trata de uno de los pasos más importantes de la limpieza, para ello deberás emplear un aspirador con un buen poder de succión –por ejemplo, Kobold VK200. Actualmente existen accesorios que permiten aplicar y distribuir adecuadamente el jabón sobre el colchón, de manera que atrape el máximo de ácaros, y, posteriormente, desprenderlo de la superficie y aspirarlo. Dos buenos ejemplos son el lava-colchones Kobold MP440 y el aspira-colchones Kobold MR440.

 

  1. Haz especial hincapié en las costuras. Esta zona de los colchones suele ser la que más ácaros acumula y, en ocasiones, nos olvidamos de ella. Por eso, es esencial pasar varias veces el aspirador por ellas.

 

  1. No olvides las almohadas. Dependiendo del tipo de material de la almohada que se utilice, se recomienda un tipo de limpieza, una temperatura, y un detergente específico. Lee siempre las instrucciones del fabricante. Además, cuando pongas a secar tus almohadas, no lo hagas sobre radiadores o estufas, no solo puede ser peligroso sino que estos aparatos pueden dejar unas feas manchas amarillentas en tus almohadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.