CCOO pide lo cese de Eloína Núñez al frente de la Gerencia del Área Sanitaria de Santiago por acusar al personal de contagiarse «en las salas de café»

La Federación de Sanidad de CCOO le exige una rectificación pública a la gerenta del área sanitaria de Santiago, tras insinuar que el personal se contagiaba «en las salas de café», de donde retiraron asientos porque «daban lugar a favorecer lo contagio entre ellos», segundo declaró Eloína Núñez a un periódico. Para el sindicato estas palabras son «inaceptables», por lo que le pedirá a la Consellaría de Sanidad destitución al frente de la Gerencia.

La secretaria general de CCOO-Sanidad, Emilia Lamas, además de rechazar estas insinuaciones, le reprocha a Núñez que obviara las responsabilidades de la propia Administración, «que es la que tiene que garantizar la salud de sus trabajadoras y trabajadores». De hecho, la propia xerenta indica en la misma entrevista que los primeros contaxios vinieron de fuera del ámbito hospitalario.

La Federación de Sanidad le recuerda a la responsable de la Gerencia del área sanitaria santiaguesa que, en muchos momentos de la pandemia, el 40 % de los contaxios correspondieron al personal de la sanidad. Esto, además de desmentir las insinuaciones de Núñez, «muestra una preocupante incapacidad para proteger la salud de sus trabajadores y trabajadoras, como establece la ley».

El Sergas llegó a indicarles a los profesionales que guardaran en uno sobre las máscaras faciales y las reutilizaran durante varias jornadas de trabajo

El sindicato también le critica a la xerenta que el personal había tenido que trabajar con escasos equipos de protección individual ( EPI), y que el Sergas llegó a indicarles a los profesionales que guardaran en uno sobre las máscaras faciales y las reutilizaran durante varias jornadas de trabajo, «por no hablar de las partidas de máscaras defectuosas que Administración repartió y provocaron contagios entre el personal sanitario».

Durante la emergencia sanitaria, «todos los profesionales demostraron estar a la altura», destaca Emilia Lamas, «llegando a poner en riesgo su salud, lo que queda demostrado con las cifras de personal contagiado». A día de hoy, este personal recibió muestras de apoyo de la sociedad civil —como los aplausos espontáneos— y más recién la concesión del Premio Príncipe de Asturias a la Concordia.

Sin embargo, CCOO considera «absolutamente inadmisible» que la Administración sanitaria gallega, en vez de felicitar su personal por la labor realizada, «solo les dirija críticas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.