Desmantelan numerosas plantaciones “indoor” con cerca de 22.000 plantas de marihuana

Las actuaciones se han desarrollado en las provincias de Granada, Burgos, Cantabria, Murcia y Huelva

La Guardia Civil ha desmantelado numerosas plantaciones “indoor” y ha incautado 21.711 plantas de marihuana en diferentes actuaciones desarrolladas en las provincias de Granada, Burgos, Cantabria, Murcia y Huelva.

Mayor aprehensión de marihuana de los últimos años en la provincia de Granada

La Guardia Civil, en el marco de la operación “GREEN PLANET”, ha incautado 15.250 plantas de marihuana en la localidad granadina de Atarfe, la mayor aprehensión de marihuana de los últimos años en la provincia de Granada.

Durante la noche del pasado día 8 de junio los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Maracena estaban investigado la posible existencia de una plantación de cannabis sativa en las afueras de la localidad de Atarfe cuando fueron detectados por los individuos que vigilaban la plantación. Estos creyeron que los agentes eran ladrones que iban a por sus plantas y comenzaron a dispararles.

La Guardia Civil ha recuperado dos de los cartuchos de postas que fueron disparados contra los agentes de Maracena y están siendo analizados en el laboratorio de criminalística de la Comandancia de Granada.

Tras el tiroteo, se desplegó un amplio dispositivo en torno al barrio de El Barranco de Atarfe en el que se desplegaron agentes de las unidades de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Armilla, además de patrullas de la Guardia Civil de Atarfe y de Maracena.

Se comprobó que existían 14 parcelas de terreno ocupadas ilegalmente en las que crecían 10.750 plantas de cannabis sativa de distinto tamaño. Todas las parcelas estaban valladas y ocultas a la vista con tela de rafia y en cada parcela había un dispositivo de riego por goteo.

Los agentes también descubrieron 6 viviendas, en las que se estaban cultivando 4.500 plantas de marihuana de manera intensiva con enganches ilegales a la red eléctrica, que fueron desmantelados por técnicos de Endesa.

La operación sigue abierta y la Guardia Civil está tratando de localizar a los propietarios de estas plantaciones y, sobre todo, a las personas que dispararon contra los agentes investigadores.

Localizada una plantación de marihuana en una vivienda que se había incendiado en Burgos

Asimismo, en Burgos, la Guardia Civil ha desmantelado un importante centro clandestino de producción de cannabis sativa instalado “profesionalmente” en el interior de una vivienda ubicada en la comarca de Las Merindades, donde han sido aprehendidas 1.394 plantas en distintas fases de crecimiento y detenido a A.L.R. de 39 años de edad como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

La actuación tuvo lugar a raíz de un incendio que se declaró en el interior de una vivienda rural de tres plantas en una localidad de Las Merindades y donde los agentes encontraron indicios de la existencia de una posible plantación de marihuana en su interior.

Tras extinguir el incendio, los agentes comprobaron como todas las estancias de la segunda planta se encontraban dedicadas en exclusividad al cultivo de cannabis, existiendo plantas de todos los tamaños, desde esquejes hasta unidades ya maduras.

Una completa y profesional instalación dotada de 13 lámparas, 21 transformadores, ventiladores, extractores, todo ello complementado con material eléctrico y de extracción de aire que ayudaba al crecimiento y cuidado de las mismas.

En la cocina se localizó gran cantidad de líquido fertilizante para las plantas y dos bolsas que contenían semillas coincidentes con el cannabis y en otra estancia de la planta superior 51 gramos de cogollos secos de marihuana, cuadernos con anotaciones sobre la instalación, una carabina de aire comprimido y un arco, siendo todo este material intervenido.

Hay que destacar que no contaban con un contador de luz en el domicilio que registrara el consumo de electricidad por lo que, bajo sospecha de la existencia de un enganche clandestino a la red, se solicitó la presencia de técnicos de la empresa suministradora de electricidad, quienes finalmente confirmaron el hecho, por lo que adicionalmente a A.L.R. se le imputa un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Villarcayo.

Más de 1.000 plantas en el interior de una vivienda en Cantabria

La Guardia Civil de Cantabria ha desmantelado una plantación “indoor” en el interior de una casa de la localidad de Cabezón de la Sal, y ha detenido a J.D.D., de 62 años de edad, como presunto autor de los delitos de defraudación de fluido eléctrico y contra la salud pública.

La investigación se inició tras obtener información acerca de extrañas conductas de un individuo que residía en una casa de la mencionada localidad.

Una vez se puso en marcha el operativo de vigilancia y seguimiento, se consiguieron indicios suficientes que hicieron sospechar del cultivo de marihuana en el interior de la vivienda.

Durante el pasado martes, los investigadores registraron la casa donde encontraron 1.034 plantas de marihuana, que arrojaron un peso total de 78.9 kilos. Todas ellas estaban distribuidas en diversos anexos de la vivienda, los cuales estaban perfectamente preparados con una compleja instalación que generaba las condiciones idóneas para el crecimiento rápido de las plantas.

Así mismo, se pudo acreditar un enganche ilegal de luz a la red eléctrica pública para alimentar la instalación.

En esta operación han intervenido agentes pertenecientes al SEPRONA y al EDOA de la Guardia Civil de Cantabria, con apoyo de miembros de la USECIC.

Un garaje habilitado para el cultivo de marihuana en Murcia

La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Pliego, ha detenido a dos personas y ha incautado gran cantidad de marihuana dispuesta en cogollos que tenían instaladas en un inmueble de Pliego.

Las actuaciones se iniciaron el pasado mes de mayo cuando detectaron que en una vivienda de la localidad murciana, presuntamente, se cultivaba ilícitamente marihuana.

Los primeros pasos de la operación permitieron ubicar el inmueble supuestamente vinculado al cultivo ilícito de marihuana, así como constatar que tras la presunta autoría de los delitos investigados se encontraba una joven pareja.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios se procedió al registro del inmueble, pero al detectar la presencia policial, uno de los sospechosos intentó deshacerse de la droga que tenía almacenada lanzándosela al vecino, intentando quemarla en la chimenea de la vivienda y vertiéndola por el desagüe, resultando estas acciones prácticamente infructuosas.

Los agentes detuvieron a los dos sospechosos y registraron la vivienda, donde hallaron la infraestructura dedicada al cultivo ilícito de marihuana de forma intensiva instalada en el garaje, que además contaba con una conexión ilícita a la red eléctrica.

Se han incautado más de 21 kilos de marihuana presentada en cogollos y dispuesta para su inminente distribución.

Los detenidos, de 23 y 29 años, vecinos de Blanca y Abarán, y con antecedentes por hechos delictivos similares, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Mula (Murcia).

Detectada en Huelva una plantación que se abastecía del riego de una finca cercana dedicada al cultivo de cítricos de forma ilícita

Por otro lado, la Guardia Civil, en el marco de la operación “HIGUERALES PERDIDOS” ha detenido en Huelva a 6 personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

La operación se inició tras conocer la posible existencia de venta al menudeo de marihuana en la localidad de Gibraleón.

Tras las investigaciones llevadas a cabo, se localizaron dos importantes plantaciones. La primera estaba situada en un paraje de Gibraleón de muy difícil acceso, debido a que la misma se ubicaba en diferentes claros de una gran extensión de cañizal muy espeso y de gran altura.

En dicha plantación se aprehendieron 1.493 plantas de marihuana en diferentes etapas de floración y se procedió a la detención de 3 personas.

Esta plantación se abastecía para su riego de forma ilícita a través de una finca cercana dedicada al cultivo de cítricos, donde los responsables de la plantación habían conectado furtivamente una goma al sistema de riego de los naranjos, la cual estaba enterrada para no ser detectada.

La segunda plantación fue descubierta en el interior de una parcela en una barriada olontense, donde se incautaron 2.540 plantas de marihuana. Durante este operativo se procedió al registro domiciliario de la vivienda ubicada en el interior de parcela, interviniéndose, además de numerosos objetos relacionados para el cultivo de la plantación, una escopeta del calibre 12 y una carabina de aire comprimido modificada para disparar munición del calibre 22, estando municionada y lista para su uso, además de tener ambas armas su troquelado identificativo borrado. En este último operativo se detuvo a otras tres personas.

Las investigaciones continúan abiertas, no descartándose nuevas detenciones.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes del Equipo Roca 4 de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, con apoyo de componentes del Puesto de la Guardia Civil de Gibraleón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.