El sindicato policial Jupol se querella contra Simón y el delegado del Gobierno en Madrid

Los acusa de un delito contra los derechos de los trabajadores y de prevaricación

El sindicato policial Jupol ha presentado una querella contra el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco; y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, entre otros altos cargos, por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores y por prevaricación por su gestión en la pandemia del coronavirus.

En la querella a la que ha tenido acceso RTVE, Jupol se querella también contra altos cargos de Sanidad y de la Policía Nacional, como el subsecretario de Estado de Sanidad, Alberto Herrera; la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio; el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez; la comisaria principal, María Pilar Allué; el DAO de la Policía Nacional, José Ángel González, y el subdirector general de Logística, José García Molina.

El sindicato tacha de “irresponsable” al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias y le acusa de “ignorar sistemáticamente las disposiciones de la OMS” sobre la pandemia a nivel global. Según especifica Jupol, la OMS venía alertando de la expansión del coronavirus desde finales de enero.

Además, asegura que ya el 10 de febrero de este año, el CCAES elaboró un informe con “recomendaciones al viajero” y “actuaciones en puntos de entrada” para “reducir la exposición y transmisión de la enfermedad en los puntos de entrada de viajeros”, pero según Jupol “no se adoptó en esa fecha ninguna medida de seguridad”.

Denuncian la falta de material de protección

También lamentan en la querella que los avisos de la OMS para que los países se hicieran con equipamiento sanitario, como mascarillas, guantes, gafas protectoras, respiradores o batas quirúrgicas, fueron “sistemáticamente ignoradas por los querellados”.

Recuerda que la escasez de estos medios ha hecho que España “sea el primero del mundo en número de sanitarios contagiados” y denuncia que también en el seno de la Policía Nacional y de a Guardia Civil, se vieron faltos de material, por lo que tuvieron que “reutilizarlos durante semanas”.

“Incuestionablemente la falta de material está relacionada con la falta de previsión de las autoridades responsables de la seguridad y la salud de los agentes”, subraya.

En este sentido, Jupol asegura que el Ministerio de Sanidad no se lanzó a comprar material a gran escala hasta que no se declaró el estado de alarma el 14 de marzo, y apunta que las únicas medidas que se tomaron en esa fecha fue la cancelación de los eventos en la que participasen sanitarios y que las competiciones deportivas con presencia de aficionados del norte de Italia se hicieran a puerta cerrada.

También señala que el propio Simón reconoció el 20 de mayo que no habían recomendado el uso de mascarillas por la situación de escasez de las mismas.

“La salud pública del país estaba en riesgo desde el mes de enero, incrementándose aquel a la categoría de “riesgo alto” a mitad de febrero. De esta circunstancia las autoridades competentes fueron oportunamente advertidas, contando además con concretos protocolos de actuación, que resultaron ignorados sistemáticamente por los querellados”, advierten.

Jupol también denuncia que “se hurtó” de esa información al Cuerpo Nacional de Policía, por lo que se les impidió prepararse para la pandemia y llevar a cabo tareas de prenvención.

Fuente: RTVE.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.