La Guardia Civil alerta sobre el aumento de los secuestros virtuales

Los delincuentes simulan tener secuestrada a una persona y exigen un pago en metálico de entre 2.000 y 10.000 euros

La Guardia Civil ha alertado este viernes acerca de una nueva oleada de secuestros virtuales, un delito que consiste en extorsionar a una persona por teléfono simulando tener secuestrado a un familiar y exigir el pago inmediato de una cantidad de dinero para ponerlo en libertad, con cantidades que oscilan entre los 2.000 y los 10.000 euros.

Según asegura el Instituto Armado en una nota de prensa, la nueva oleada de extorsiones se ha localizado en la Comunidad de Madrid, aunque los investigadores están analizando las llamadas denunciadas.

Con el fin de aumentar la angustia de los familiares y obtener una mayor cantidad de dinero, los delincuentes fingen la voz de la persona que dicen tener secuestrada y profieren gritos de auxilio, solicitando el rescate a través de empresas de envío de dinero.

Informe Semanal - Secuestro virtual - ver ahora

Decálogo de medidas

Ante este incremento, la Guardia Civil recomienda, en caso de ser víctima de una estafa de estas características, mantener la calma y seguir una serie de pautas de un decálogo elaborado por expertos en secuestros y extorsiones y que el Instituto Armado ha compartido. Estas son las medidas recomendadas ante un secuestro virtual.

  • Precaución ante llamadas entrantes con prefijos desconocidos o numeración oculta.
  • Mantener en todo momento la calma y la serenidad en el caso de recibir una llamada extorsiva.
  • Escuchar y dejar hablar libremente a nuestro interlocutor y, si es posible, grabar la llamada.
  • No facilitar nunca en el transcurso de la llamada datos personales, familiares, de ubicación o de contacto.
  • Dejar siempre una línea de telefonía libre para, de forma simultánea, intentar localizar a la supuesta víctima y avisar a la Guardia Civil.
  • Intentar realizar alguna pregunta muy personal de la víctima que, en función de la respuesta, nos permita tener la seguridad de que se trata de un falso secuestro.
  • No efectuar nunca por nuestra cuenta pagos en metálico ni entregas de objetos de valor que nos exija el extorsionador.
  • No dudar en cortar la comunicación. Lo más probable es que desistan y busquen otra posible víctima.
  • Escribir de inmediato todo lo que se recuerde y denunciar siempre los hechos.
  • Controlar los datos que se compartan en redes sociales y evitar las encuestas que nos pidan datos personales, que pueden ser utilizados por los delincuentes para dar veracidad a su relato.

Fuente: RTVE.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.