“La vacuna contra el COVID-19 debería de ser un bien público mundial”

Líderes mundiales participaronen una cumbre en que instaron a empeñar esfuerzos a nivel internacional para garantizar que una posible vacuna contra la COVID-19 esté disponible para cualquiera que lo necesite en cualquier parte del mundo

La cumbre, que reunió a los líderes de más de 30 países y organizaciones mundiales, entre ellas la ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un evento muy necesario para promover la unidad mundial a la hora de abordar el reto que supone la pandemia de COVID-19.

Con el propósito de recaudar fondos para la Alianza Mundial para la Inmunización y la Vacunación (GAVI), la reunión dejó patente la sincera esperanza de los líderes participantes en que la vacuna esté disponible como bien público mundial, y no como una mercancía destinada a obtener beneficios.

“Cualquier vacuna contra la COVID-19 debería considerarse como un bien público mundial, como una vacuna popular, como demandan cada vez más líderes del mundo”, dijo en su intervención en el evento el secretario general de la ONU, António Guterres.

A pesar de que, a día de hoy, ninguna vacuna ha completado los ensayos clínicos, la comunidad internacional trata de desarrollar contrarreloj una contra el coronavirus, con avances en algunos países desarrollados y también en China.

La COVID-19, que ha tomado al mundo desprevenido, afecta ya a más de 210 países y regiones, con más de 6,5 millones de contagios y más de 380.000 muertes en todo el mundo. La pandemia se ha convertido en la emergencia de salud pública mundial más grave desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Encontrar una vacuna efectiva lo antes posible es un sueño global, pero la vacuna no es, en sí misma, suficiente. Se deben dedicar esfuerzos internacionales a asegurar su accesibilidad para todo aquel que lo necesite.

La salud pública de un país está garantizada solo cuando se atiende a los ciudadanos más vulnerables. Del mismo modo, el planeta en su conjunto estará seguro ante las pandemias cuando los países más pobres estén bien equipados para combatir el riesgo de infecciones.

En su discurso en la cumbre virtual, el primer ministro chino, Li Keqiang, resaltó que ningún país es inmune al virus y que la salud y seguridad de las diferentes poblaciones están estrechamente conectadas.

En estos momentos, mucha gente está preocupada por que el liderazgo de los países desarrollados en la investigación y desarrollo de vacunas trate de maximizar las ganancias en su propio beneficio sin tomar en cuenta a los países más pobres. Sin embargo, en la lucha mundial contra la COVID-19, el virus no entiende de fronteras y una vacuna eventual no podría ser controlada por unos pocos países.

Es necesario trabajar para garantizar que las vacunas contra el coronavirus lleguen a toda la gente que las necesite una vez que estén disponibles, es decir, que cualquier persona en cualquier país tenga acceso y a nadie se le niegue.

En la actualidad, 20 millones de niños en todo el mundo no tienen acceso a la dotación completa de vacunas disponibles, y a uno de cada cinco no se le ha suministrado ni una sola, dijo Guterres en el evento.

La clave que explica esta triste realidad es que la mayoría de países en desarrollo no cuentan con la financiación ni el conocimiento básicos para desarrollar vacunas. Por eso, ante esta pandemia, su necesidad es si cabe más acuciante y la brecha en el suministro mundial de vacunas podría ensancharse.

Para reducir la brecha, los países deben reconocer el papel coordinador de la OMS y apoyarla con un refuerzo de la cooperación internacional.

La lucha contra la COVID-19 no ha terminado. Ante la mayor crisis de sanidad pública nunca vista en nuestra generación sin que haya vacuna, la comunidad internacional debe trabajar junta para conseguirla.

Al mismo tiempo, se precisa de solidaridad mundial para garantizar que esa vacuna eventual esté disponible para todos y en todas partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.