Mapa de los brotes de COVID-19 en España

Afectan a once comunidades autónomas, entre ellas Aragón y Andalucía, que registran los más numerosos

España acumula 52 brotes de coronavirus desde el inicio de la desescalada el pasado 11 de mayo, según el recuento de RTVE.es a partir de los datos del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, de los que al menos 26 están todavía activos. En total, más de un millar de personas han resultado contagiadas en esos focos -más de 900 con la enfermedad aún activa-, entre los cuales el último se han confirmado en Torre Pacheco, en Murcia. Sin embargo, preocupan sobre todos el registrado en la localidad aragonesa de Zaidín, que ha provocado que cuatro comarcas de Huesca y Zaragoza vuelvan a la Fase 2 de la desescalada, y el de un centro de acogida de Cruz Roja en Málaga, con hasta 101 positivos.

“Nos preocupa por el volumen Aragón”, afirmaba este jueves el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, que aseguraba que “se está valorando si hay transmisión a otros municipios”, aunque “en breve podríamos pensar que está en vías de resolución”.

Hablar de brotes y no de transmisión comunitaria implica que estamos bien

Que representen riesgo ahora mismo [hay] once o doce brotes” del total, añadía entonces, cuando la cifra total era menor, antes de destacar que uno que no se identifique durante más tiempo de la cuenta puede generar transmisión comunitaria. No obstante, ha afirmado, “que estemos hablando de brotes y no de transmisión comunitaria implica que estamos bien”.

La nueva normalidad, que empezó previamente en Galicia y el 21 de junio se ha extendido por toda España, ha puesto fin al estado de alarma decretado para hacer frente a la pandemia, por lo que los ciudadanos han recuperado la libertad de movimientos, un escenario ante el que destaca la importancia de detectar, aislar y controlar los posibles brotes para evitar retroceder en el proceso.

Para ello, Sanidad documenta y realiza un seguimiento de los casos teniendo en cuenta la siguiente definición: “Se considerará brote cualquier agrupación de tres o más casos confirmados o probables con infección activa” en los que se haya establecido “un vínculo epidemiológico”. Además, “debido a la vulnerabilidad de los centros sociosanitarios”, identifica que, en estos casos, hay un brote cuando se detecta un solo contagio, lo que permite la puesta en marcha de todos los mecanismos de control.

Cuáles están identificados

El ministerio no concreta ni el tamaño ni la localización exacta de los focos, de cuyos detalles informan las comunidades autónomas, aunque sitúa el origen de algunos de ellos en residencias de ancianos, centros sanitarios, temporeros que trabajaron en Francia, un foco registrado en Lisboa y hasta en fiestas.

A falta de mayor concreción, se han anotado un total de 25 focos activos en once comunidades autónomas: País Vasco, Cataluña, Castilla y León, Andalucía, Galicia, Murcia, Canarias, la Comunidad Valenciana, Extremadura, Cantabria y Navarra, la mayor parte de ellos controlados. 

Aparte de estos, se han producido otros brotes asociados a instalaciones sociosanitarias, a actividades empresariales en mataderos de Lleida y Cuenca, que el director del CCAES ha dado por “prácticamente resueltos”, y otros relacionados con las condiciones sociales de algunos colectivos. También ha habido algunos minoritarios debidos a actitudes “incívicas o inconscientes”.

Tres comarcas de Huesca y una de Zaragoza retroceden a Fase 2

Con la vista fija en muchas empresas, especialmente en los mataderos tras el caso registrado en Alemania, un negocio dedicado a la fruta ubicado en Zaidín (Huesca) ha notificado un brote ya controlado que acumula 320 casos en distintas localidades de la región. Ante esta situación, se ha decidido que las comarcas de Cinca Medio, Bajo Cinca y La Litera, en Huesca, y la de Baja Aragón-Caspe, en Zaragoza, retrocedan a la Fase 2 de la desescalada.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés ha explicado que el brote se encuentra en una “fase ascendente pero estable”, que ningún paciente ha presentado cuadros graves de la enfermedad y que no cree que su expansión se deba a la celebración de reuniones sociales de los empleados.

Además, diez trabajadores y cinco residentes del centro para discapacitados Reina Sofía de Monzón, capital de la comarca oscense de Cinca Medio, han dado positivos en coronavirus, todos sin síntomas.

La vuelta a la Fase 2 de cuatro comarcas conlleva una modificación de aforos al 50 % en el interior de hostelería sin acceso a barra, un tercio del aforo en piscinas y medidas de distanciamiento social. Nunca se ha descartado tomar otras medidas más extremas si la situación empeora, aunque sería necesaria la intervención del Gobierno central.

En Andalucía permanecen en alerta Cádiz, Granada, Málaga, Huelva y Almería

La Consejería de Sanidad de Andalucía ha informado de hasta diez brotes en distintas provincias de la comunidad. El que más preocupa es el foco de contagios de coronavirus vinculado al Centro de Acogida, Emergencia y Derivación de Cruz Roja en Málaga, en el que se han detectado 103 positivos. Los contactos estrechos permanecen en seguimiento activo, aunque el presidente andaluz, Juanma Moreno, ha asegurado que el brote “está controlado y confinado”.

En Algeciras (Cádiz), lo que comenzó como un brote en un hostal ha acabado en dos pensiones afectadas con 23 casos detectados. El foco comenzó en un albergue de titularidad municipal el pasado 17 de junio y se saldó con la muerte de un hombre. El alcalde de la localidad ha explicado que todos los huéspedes han sido puestos en cuarentena en sus respectivas habitaciones.

Además, el consejero, Jesús Aguirre, avanzó hace una semana que se habían localizado en Granada varios casos en la capital, la mayoría relacionados con los miembros de la misma familia y que han ascendido a un total de 15, muchos asintomáticos. La Junta también ha detectado otros tres en el área metropolitana -uno con seis contagios, otro también con seis y el último, con siete- y uno más en el distrito de la localidad, que registra 24 positivos.

Por otro lado, se ha informado de un brote en Lepe (Huelva), donde hay infectadas 10 personas y otras 140 permanecen aisladas. El origen del brote es un marinero que faenaba en Senegal, que llegó a España sin síntimos y que posteriormente tuvo fiebre, por lo que acudió a los servicios sanitarios, lo que puso en marcha todo el dispositivo de rastreo de sus contactos. El Ayuntamiento de Lepe tien previsto realizar entre 150 y 200 test para descubrir el alcance del foco.

También se ha informado de otro brote en Almería, en concreto en el Distrito Levante-Alto Almanzora, en el que hay afectadas cuatro personas y que por el momento se encuentra en investigación, a la espera de más detalles. Y según el último balance proporcionado por la Junta, ha aparecido un décimo brote en Málaga, en la comarca de la Axarquía, con siete infectados.

Residencias: brotes en Lleida y Valladolid y centros aislados en Madrid

En Cataluña, el Departamento de Salud de la Generalitat ha detectado un brote de Covid-19 en la residencia Castrillón de Lleida, con 18 personas infectadas, de las cuales 13 son residentes y otras cinco son trabajadores del centro. Hay cuatro personas ingresadas y se trabaja en la sectorización y correcto aislamiento de los casos positivos.

Con el mismo número de casos, están controlados otras dos residencias privadas en Valladolid, donde se ha activado la unidad ‘COVID residencias’ para hacerles un seguimiento exhaustivo y mantenerse “en contacto estrecho” con las empresas gestoras de los centros, según han informado fuentes del Ejecutivo autonómico a través de un comunicado.

Además, aunque aún no ha sido calificado como brote, la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, bajo directrices de la dirección general del Salud Pública, ha restringido las visitas a 25 residencias de mayores por nuevos casos de coronavirus. Desde el departamento que dirige Alberto Reyero señalan a Europa Press que estos casos son “puntuales y están controlados” y que la mayoría son asintomáticos.

“Se están haciendo acciones algunas muy llamativas”, ha precisado el director del CCAES, Fernando Simón. El doctor ha reconocido que no tiene “los detalles de exactamente cómo están cada una de las residencias”, aunque ha incidido, desde el punto de vista del Ministerio de Sanidad, “sobrerreaccionar” con las residencias de personas mayores es “bueno”. “Intentar blindarlas es la parte utópica. Sabemos que podemos reducir los riesgos en gran medida, pero no evitarlos al 100%”, ha señalado.

Brotes bajo vigilancia en Murcia y el valle de Arán

En Murcia, ya son 32 los contagios confirmados en un brote de coronavirus detectado entre Murcia, Benial y Santomera tras la llegada de una familia procedente de Bolivia que aterrizó en España el 3 de junio. El Servicio Epidemiológico murciano está realizando el seguimiento de los 25 casos iniciales y de más de 70 contactos estrechos, que se encuentran en cuarentena, a resultas del cual se han localizado siete casos en una empresa radicada en la capital de la provincia.

El consejero de Salud, Manuel Villegas, ha señalado que los viajeros “son residentes en España”, por lo que “tenían la posibilidad de regresar a sus domicilios”. El problema, ha añadido, es que “probablemente tenían que haber hecho una cuarentena de 14 días y no la realizaron”.

Por otro lado, se ha detectado un segundo brote en la región en la localidad de Torre Pacheco, con tres casos activos de coronavirus, que además está vinculado a uno de los brotes surgidos en la provincia de Granada.

En Lleida, se ha declarado un brote en el valle de Arán, donde al menos siete personas que habían participado en una barbacoa han dado positivo por coronavirus. El Consejo General de Arán, que informó de la detección de dos infectados el pasado 23 de junio, ha señalado que hay otros cinco contagiados más y que no se descarta que haya más casos. Todos los infectados están en aislamiento domiciliario.

Brotes familiares en A Coruña, Lugo, Navarra, Cáceres y Santander

En Galicia, actualmente hay dos brotes activos en A Coruña y Lugo con nueve y 28 personas afectadas, respectivamente. El primero se detectó en las localidades de Ribeira y A Pobra do Caramiñal. El posible origen de este grupo de infecciones es un hombre que viajó a principios de junio desde Brasil en avión, vía Lisboa, y que dio negativo en la PCR. Se ha hecho la prueba a 15 personas, que han dado negativo, y que se investigan otros posibles contactos.

El segundo afecta a los municipios lucenses de Xove y Burela, en la comarca de A Mariña, donde se han realizado más de 200 pruebas tras el rastreo de 300 contactos a partir del primer caso, localizado el pasado 23 de junio, y los responsables sanitarios siguen tratando de determinar si todos tienen relación entre sí y si hay un solo foco o son dos. La Consejería de Sanidad ha detallado que hay ya 28 personas que han dado positivo y que, aunque la mayoría de los casos son asintomáticos o leves, una de las personas contagiadas está ingresada en el Hospital Público da Mariña. Ademas, la Consejería de Política Social ha decidido suspender las visitas a las residencias de la zona por precaución, a pesar de que no ha habido casos en ningún centro.

En Navarra se detectaron el lunes 22 de junio 12 casos vinculados, por un lado, a una comida familiar en la comarca de Pamplona y, por otro, a un grupo familiar en el área de salud de Navarra Norte. Tras días sin que la consejería lo contabilizara como un brote, el 25 de junio fue calificado como tal al registrar un total de 60 positivos distribuidos en esos dos puntos. Además, la localidad de Sunbilla también cuenta con algunos contagios.

También desde el 22 de junio, se detectó un repunte de casos en el área de Navalmoral de la Mata, en la provincia extremeña de Cáceres, donde se aisló a 14 personas de una misma familia que habían dado positivo por coronavirus a partir de un caso importado de Almería (Andalucía). Actualmente, los casos han aumentado a 23 y, en total, hay 42 personas aisladas y 64 afectadas.

El “paciente cero” está en busca y captura y es participante del programa de atención humanitaria y protección internacional de la Secretaría de Migraciones extremeña. La  Junta conocía que era contacto estrecho de otro positivo detectado en Soria, dio positivo a una PCR, pero se le ha perdido la pista desde entonces.

En Cantabria, la Consejería de Sanidad ha puesto en cuarentena durante diez días todo un edificio de la zona de Castilla-Hermida, en Santander, al detectar hasta 14 contagios en el inmueble a partir del rastreo de varios focos de transmisión intradomiciliaria localizados en hasta cuatro domicilios distintos: uno con seis casos, detectado el domingo 21 de junio; otro con tres, localizado el jueves 25; y el resto, cuatro y un caso en otras dos agrupaciones intradomiciliarias, confirmados el viernes 26, cuando se realizaron pruebas a todo el entorno de esos dos primeros focos.

Además, otra persona del entorno próximo al edificio también ha resultado positiva, sin que se haya establecido de momento conexión alguna con el resto de casos, entre los que si existe un “un vínculo epidemiológico confirmado”. Al margen de aislar el edificio afectado, se van a realizar pruebas PCR en todos los inmuebles colindantes para anticipar la detección de más casos, proceder de inmediato a su aislamiento y evitar la transmisión de la enfermedad.

En A Coruña, hay un brote cuyo origen se sitúa en un hombre que viajó a principios de junio desde Brasil en avión.

En Lugo, hay otro brote en los municipios de Xove y Burela, en la comarca de A Mariña, sin que se haya determinado si se trata de un solo foco o de dos distintos.

Brotes en empresas de Valencia y Girona

Otro foco se ha detectado en una empresa cárnica de Rafelbunyol, en Valencia, donde el 23 de junio aparecieron tres positivos dentro de una misma familia, lo que derivó en la realización de pruebas PCR a los 349 trabajadores de la empresa donde trabajaban, dedicada al procesado de productos derivados de pollo y conejo. asta ahora, las pruebas han determinado que son 14 casos activos. Las autoridades sanitarias de la región consideran que en este brote existe un bajo índice de transmisión.

Por otro lado, la Agencia de Salud Pública de la Generalitat y los servicios asistenciales de la comarca gerundense de La Garrotxa informaban el pasado 19 de junio de un foco de coronavirus ya controlado que ha afectado a 31 personas, de las que 20 son trabajadoras de una misma empresa y el resto contactos de estas. Todos evolucionan favorablemente y se encuentran confinados en sus domicilios, donde permanecerán 14 días para evitar la propagación de la enfermedad.

Brotes en hospitales: Valladolid, Basurto y Txagorritxu

Además del brote en dos residencias privadas, en Castilla y León se ha detectado un brote ya controlado en el hospital Río Hortega de Valladolid con 21 contagiados: 14 profesionales y seis pacientes, además del caso detectado de manera inicial.

También controlados están los brotes en dos hospitales y una residencia del País Vasco que han ocasionado tres muertos y 65 contagios, y obligaron a los Ejecutivos cántabro y asturiano a retrasar la apertura de un corredor Norte de movilidad desde Euskadi hasta Galicia antes de la llegada de la nueva normalidad.

La consejera de Salud vasca, Nekane Murga, ha afirmado que los brotes de los hospitales de Basurto (Bilbao) y Txagorritxu (Vitoria) siguen “controlados”, aunque en los últimos se han contabilizado más casos, hasta un total 43 en Basurto y 15 en el centro alavés, entre “contactos estrechos en visitas” que estaban en aislamiento. “Se está todavía en un período de latencia en el que pueden aparecer nuevos casos”, ha advertido.

Por su parte, el Centro de Día Psicogeriátrico Txagorritxu, que atiende a personas mayores con dependencia y demencia, ha cerrado sus puertas por precaución y de manera provisional tras haberse detectado un caso positivo entre sus personas usuarias.

Tres embarcaciones en Fuerteventura (Canarias)

La isla de Fuerteventura ha recibido en la última semana la llegada de dos naves a sus costas, que se suman a una arribada a principios de junio, y en ambas se han registrado casos de coronavirus, pues la Consejería de Sanidad canarias realiza PCR a todos los migrantes que son rescatados, en este caso por Salvamento Marítimo.

Así, el pasado 14 de junio se detectaron 14 diagnósticos, mientras que el 18, cuatro días más tarde, se reportaron 11 más. Este miércoles, el Cabildo y la Consejería de Sanidad han informado de la detección de otros dos casos entre los migrantes, por lo que el total de personas contagiadas en las tres embarcaciones asciende a 34.

Otros focos de contagios

El seguimiento de los infectados de Covid-19 por parte de las comunidades autónomas está revelando algunos posibles focos de contagio que, sin embargo, no se consideran oficialmente brotes. Así, en Cataluña, el Departamento de Salud no se plantea “volver a un escenario de fases” pese a tener a un total de 42 personas aisladas en el Hotel Rambla de Lleida, la mayoría temporeros, de las que siete han dado positivo por Covid-19, mientras que, en la granja escuela leridense La Manreana de Juneda, hay otros 24 temporeros que han dado positivo, de los que dos están aislados en el albergue de Seròs.

En Euskadi, se ha registrado en la localidad guipuzcoana de Orio, donde 17 personas están aisladas, lo que la consejera de Salud, Nekane Murga, ha calificado como una “acumulación de casos”. Por su parte, la portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, Eider Mendoza, ha mencionado el contagio de una persona de la residencia de Aretxabaleta que está en el hospital de Eibar y ha llevado a la activación del protocolo que la institución foral tiene en las residencias para estar “alerta para poder actuar ante posibles rebrotes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.