Un recorrido por las grandes selvas del mundo

Las selvas tropicales tienen un papel clave en el mundo, tienen la mayor concentración de especies, almacenan más carbono en conjunto que cualquier otro ecosistema terrestre y albergan a la mayoría de los pueblos “no contactados” del planeta

Las selvas tropicales tienen un papel descomunal en el mundo. De los ecosistemas de la Tierra, son los que albergan la mayor variedad de especies de plantas y animales, la mayoría de los grupos indígenas que aún viven aislados del resto de la humanidad y alimentan los ríos más poderosos. Almacenan, además, grandes cantidades de carbono, regulan la temperatura e influyen en las precipitaciones y los patrones climáticos a escalas regional y planetaria.

Bosque inundable en la Amazonía. Foto de Rhett A. Butler para Mongabay.

Sin embargo, a pesar de su importancia, la deforestación en los bosques tropicales del mundo se ha mantenido persistentemente alta desde la década de 1980 debido a la creciente demanda humana de alimentos, fibra y combustible, y la incapacidad de reconocer el valor de los bosques como ecosistemas saludables y productivos. Desde 2002, un promedio de 3.2 millones de hectáreas de bosques tropicales primarios, el tipo de bosque más biodiverso y denso en carbono, han sido destruidas por año. Un área aún mayor de bosque secundario ha sido despejada o degradada.

A continuación conoce el estado de conservación de los bosques tropicales más grandes que quedan en el mundo. Todas las cifras que se presentan en este artículo se basan en datos de 2020 proporcionados por la Universidad de Maryland (UMD) y el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) utilizando un umbral de cobertura de dosel del 30%. La pérdida de la cubierta arbórea no considera el rebrote, la reforestación o la forestación.

La selva amazónica

La Amazonía es la selva tropical más grande y conocida del mundo. Si se toma como referencia la extensión del bosque primario, la selva amazónica es tres veces más grande que la de la cuenca del Congo, la segunda selva tropical más grande del mundo. La Amazonía, además, representa poco más de un tercio de la cubierta arbórea en los trópicos.

Lago Blackwater, selva tropical y un río de aguas blancas en la Amazonía. Foto de Rhett A. Butler.

El río Amazonas, que drena un área casi del tamaño de los cuarenta y ocho estados contiguos de los Estados Unidos, es el río más grande del mundo. Posee un volumen cinco veces mayor que el río Congo o doce veces más que el Mississippi. Según una estimación, el 70% del PBI de América del Sur se produce en áreas que reciben lluvia generada por la selva amazónica. Esto incluye el granero agrícola de Sudamérica y algunas de sus ciudades más grandes.

Por su tamaño, la Amazonía está por encima de todas las áreas de bosques tropicales en términos de pérdida anual de bosques. Entre 2002 y 2019, se talaron más de 30 millones de hectáreas de bosque primario en la región, o aproximadamente la mitad de la pérdida total de bosque primario tropical del mundo durante ese período.

Se cree que la selva amazónica alberga a más de la mitad de los pueblos indígenas no contactadas del mundo que viven en aislamiento voluntario del resto de la humanidad. Sin embargo, la gran mayoría de los pueblos indígenas en la Amazonía viven en ciudades, pueblos y comunidades.

Extensión: 628 millones de hectáreas de cobertura arbórea, incluidos 526 millones de hectáreas de bosque primario, en 2020.

Países principales: alrededor del 60 por ciento de la selva amazónica se encuentra dentro de los límites de Brasil; el saldo se encuentra distribuido entre Perú (13%), Colombia (8%), Venezuela (6%), Bolivia (6%), Guyana (3%), Ecuador (2%) y Surinam (2%), así como la Guayana Francesa (1%).

Especies más famosas: Jaguar, tapir, carpincho o capibara, delfines de río. Varios monos y loros. Números totales: más de 40 000 especies de plantas, incluidas 16 000 especies de árboles; 3000 peces; 1300 aves, 1000 anfibios; 430 mamíferos y 400 reptiles.

Tendencia de la deforestación: incremento en la mayoría de los países, aunque Brasil lidera la lista. La Amazonía perdió más de 30 millones de hectáreas de bosque primario (5,5% de la extensión de 2001) y 44,5 millones de hectáreas de cobertura arbórea (6,6%) entre 2002 y 2019.

El bosque lluvioso del Congo

El segundo bloque más grande de selva tropical se encuentra en la cuenca del Congo, que drena un área de 3.7 millones de kilómetros cuadrados. La mayoría de la selva tropical del Congo se encuentra dentro de la República Democrática del Congo (RDC), que representa el 60 por ciento del bosque primario de tierras bajas de África Central. Gabón, la República del Congo, Camerún, la República Centroafricana y Guinea Ecuatorial concentran la selva tropical de la cuenca del Congo.

Un elefante del bosque en Gabón. Foto de Rhett A. Butler.

Hasta principios de 2010, la deforestación en la cuenca del Congo era relativamente baja. La guerra y la inestabilidad política crónica, la infraestructura deficiente y la falta de agricultura industrial a gran escala ayudan a limitar la pérdida de bosques en la región. La mayor parte de la deforestación fue impulsada por actividades de subsistencia, aunque la degradación debido a la tala fue sustancial. Sin embargo, la situación está cambiando: la deforestación presenta una fuerte tendencia a la alza en los últimos años.

Extensión: 288 millones de hectáreas de cobertura arbórea, incluidas 168 millones de hectáreas de bosque primario, en 2020.

Países principales: República Democrática del Congo (RDC) (60% del bosque primario del Congo), Gabón (13%), República del Congo (12%), Camerún (10%), República Centroafricana (3%) y Guinea Ecuatorial (1%).

Especies más famosas: elefantes del bosque, okapi (mamífero); grandes simios, incluidos gorilas, bonobos y chimpancés.

Tendencia de la deforestación: la deforestación está aumentando rápidamente, aunque sigue siendo menor en porcentaje que otras regiones forestales importantes. El Congo perdió más de 6 millones de hectáreas de bosque primario (3.5% de la extensión de 2001) y 13.5 millones de hectáreas de cobertura arbórea (4.5%) entre 2002 y 2019.

Reino de Australia

La selva tropical de Australasia se concentra en la isla de Nueva Guinea y al noreste de Australia, así como en islas dispersas que se conectaron con estas áreas cuando los niveles del mar cayeron durante la última edad de hielo. Como consecuencia de este vínculo, ambas masas de tierra tienen conjuntos comunes de plantas y animales, a la vez que carecen notablemente de grupos que se encuentran en las islas situadas más al oeste. Por ejemplo, gatos, monos y civetas están ausentes en Nueva Guinea y Australia, pero estas tienen una diversidad inusualmente alta de marsupiales como canguros, ualabíes, cuscús y zarigüeyas.

Palmeras de abanico en la selva tropical Daintree de Australia en el extremo norte de Queensland. Foto de Rhett A. Butler.

Prácticamente toda la selva tropical primaria de esta región se encuentra en la isla de Nueva Guinea, que se divide aproximadamente entre Indonesia y Papua Nueva Guinea.

Nueva Guinea es la isla con mayor diversidad lingüística del planeta con unos 800 idiomas. Se cree que hay algunos grupos no contactados en partes remotas de Nueva Guinea.

Entre las principales áreas forestales, Australasia tuvo la segunda tasa más baja de pérdida de bosques primarios desde 2001, pero la deforestación tiende a aumentar debido a la tala y la conversión de las plantaciones.

Extensión: 89 millones de hectáreas de cobertura arbórea, incluidos 64 millones de hectáreas de bosque primario, en 2020.

Países principales: provincias indonesias de Papúa y Papúa Occidental (51% del bosque primario de la región), Papúa Nueva Guinea (49%) y Australia (menos del 1%).

Especies más famosas: canguros arbóreos, casuarios (especie de ave), palomas terrestres gigantes, cocodrilos de agua salada.

Tendencia de la deforestación: la deforestación está aumentando rápidamente debido a la agricultura de plantación, especialmente la palma aceitera. La parte indonesia de Nueva Guinea perdió 605 000 hectáreas de bosque primario desde 2002 (1.8% de su cobertura de 2001), mientras que Papúa Nueva Guinea perdió 732 000 hectáreas (2.2%). Nueva Guinea es vista como la última frontera para la expansión agroindustrial a gran escala en Indonesia.

Los bosques de Sondalandia

Sondalandia o Sundaland incluye las islas de Borneo, Sumatra y Java, entre otras, así como Malasia peninsular. La mayor parte del bosque restante de la región se encuentra en la isla de Borneo, que está dividida políticamente entre Indonesia, Malasia y Brunei.

Un rinoceronte de Sumatra en Indonesia. Foto de Rhett A. Butler.

Sondalandia perdió la mayor parte de la cubierta forestal primaria del mundo entre 2002 y 2019. Borneo perdió el 15% de dichos bosques, mientras que Sumatra perdió el 25%. La deforestación causada por las plantaciones de palma aceitera y madera, así como los incendios provocados para despejar las tierras, son los principales impulsores de la deforestación. Sin embargo, esta se ha desacelerado desde mediados de la década de 2010.

Extensión: 103 millones de hectáreas de cobertura arbórea, incluidos 51 millones de hectáreas de bosque primario, en 2020.

Países principales: Indonesia (73% de la cubierta forestal primaria de la región) y Malasia (26%). Brunei y Singapur tienen menos del 1% de los bosques de la región.

Especies más famosas: elefantes, orangutanes, dos especies de rinocerontes, tigres y varias especies de cálaos (ave trepadora) y monos.

Tendencia de la deforestación: la deforestación es la más alta de cualquier región forestal importante, pero tiende a la baja. Entre 2002 y 2019, Borneo perdió 5.8 millones de hectáreas de bosque primario (15% de la cobertura de 2001), Sumatra 3.8 millones de hectáreas (25%) y Malasia peninsular 726 000 hectáreas (14%). Indonesia representó el 75% de la pérdida de bosques primarios en la región, en comparación con el 25% de Malasia.

Indo-Birmania

La región de Indo-Birmania incluye una mezcla de tipos de bosques tropicales, desde manglares hasta bosques lluviosos de tierras bajas y bosques estacionales. La pérdida histórica de bosques a gran escala debido a la presión de la población humana significa que los bosques sobrevivientes en esta región están más fragmentados que otras regiones mencionadas hasta ahora. La mayor parte de la cubierta arbórea de la región consiste en plantaciones, cultivos y bosques secundarios.

Selva tropical de tierras bajas en el sudeste asiático. Foto de Rhett A. Butler.

La mayor extensión de bosques primarios en esta región se encuentra en Myanmar, que tiene aproximadamente un tercio del área total.

Indo-Birmania perdió alrededor del 8% de sus bosques primarios y el 12% de su cubierta arbórea desde 2001. Camboya representó más de un tercio de la pérdida de bosques primarios de la región durante este período.

Extensión: 139 millones de hectáreas de cobertura arbórea, incluidos 40 millones de hectáreas de bosque primario, en 2020.

Países principales: Myanmar (34% de la cubierta forestal primaria de la región), Laos (19%), Vietnam (15%), Tailandia (14%), Camboya (8%), el extremo oriental de la India (6%) y partes de sur de China (4%).

Especies más famosas: elefantes, dos especies de rinocerontes, tigres gibones y leopardos.

Tendencia de la deforestación: la tasa de pérdida de bosques primarios fue aproximadamente plana en los últimos 20 años, mientras que la pérdida de la cubierta arbórea se está acelerando. Camboya representó el 34% de la pérdida de bosques primarios, seguida de Laos (21%), Vietnam (18%) y Myanmar (16%). Camboya perdió más del 28% de su cubierta forestal primaria de 2001 durante el período dado que los bosques naturales se convirtieron cada vez más en plantaciones y proyectos industriales.

Mesoamérica

Selva tropical en Costa Rica. Foto de Rhett A. Butler.

Las selvas tropicales mesoamericanas se extienden desde el sur de México hasta el sur de Panamá. El área que alberga Costa Rica es posiblemente la más conocida en la región gracias a la industria de ecoturismo de fama mundial que posee, este país además ocupa el quinto lugar en términos de cubierta forestal primaria.

Extensión: 51 millones de hectáreas de cobertura arbórea, incluidos 16 millones de hectáreas de bosque primario, en 2020.

Países principales: México (39% de la cubierta forestal primaria de Mesoamérica), Guatemala (13%), Honduras (11%), Panamá (11%), Nicaragua (10%) y Costa Rica (9%).

Especies más famosas: Jaguar, puma, tapir y pecarí.

Tendencia de la deforestación: la tasa de pérdida de bosques primarios y pérdida de cobertura arbórea se aceleró hacia fines de la década de 2010, impulsada por una mayor incidencia de incendios, junto con la conversión de bosques para pastoreo de ganado, plantaciones y agricultura de pequeños propietarios. México (534 000 hectáreas de pérdida de bosque primario), Guatemala (480 000) y Nicaragua (460 000) perdieron la mayor área de bosque primario entre 2002 y 2019. Costa Rica perdió menos del 2% de su bosque primario durante el período. En contraste, Nicaragua perdió casi el 30%.

Wallacea

Selva tropical en Indonesia. Foto de Rhett A. Butler.

Wallacea representa una rareza biogeográfica. Cuando el nivel del mar cayó durante la última glaciación, las islas al oeste de esta área se unieron a Asia continental, mientras que las islas al este se conectaron a la masa terrestre formada por Australia y Nueva Guinea. Como resultado, Wallacea hoy tiene una mezcla inusual de especies, atrayendo grupos de plantas y animales de ambas regiones, pero también tiene altos niveles de endemismo.

Extensión: 24.4 millones de hectáreas de cobertura arbórea, incluidos 14.6 millones de hectáreas de bosque primario, en 2020.

Países principales: Indonesia. Más del 60% de la cubierta forestal primaria de Wallacea se encuentra en la isla de Sulawesi. Las islas Maluku representan el 34%.

Especies más famosas: babirusa (cerdo salvaje), tarseros (primates) y varios monos; cálaos (ave trepadora) y cuscús (marsupial).

Tendencia de la deforestación: la tasa de pérdida de bosques primarios y pérdida de cobertura arbórea aumentó en 2015 y 2016 después de una temporada de incendios particularmente mala. La deforestación de las plantaciones industriales, incluida la palma aceitera y el coco, aumentó en la década de 2010.

Selva guineana de África occidental

Un bebé gorila de tierras bajas. Foto de Rhett A. Butler.

Esta integrada por los bosques tropicales de tierras bajas que se extienden desde Liberia y Sierra Leona hasta la frontera entre Nigeria y Camerún. Estos bosques han sido muy golpeados por la agricultura, incluida la agricultura de subsistencia por parte de pequeños propietarios y plantaciones comerciales de cacao, madera y palma aceitera.

Extensión: 42 millones de hectáreas de cobertura arbórea, incluidos 10.2 millones de hectáreas de bosque primario, en 2020.

Países principales: Liberia (41% de la cubierta forestal primaria de la región), Camerún (17%), Nigeria (17%), Costa de Marfil (10%) y Ghana (10%).

Especies más famosas: gorilas y chimpancés; hipopótamo pigmeo; varias especies de monos.

Tendencia de la deforestación: la tasa de pérdida de bosques primarios ha aumentado desde mediados de la década de 2000. La pérdida de la cobertura arbórea se aceleró bruscamente en la década de 2010. Si bien Costa de Marfil representó solo una octava parte de la cubierta forestal primaria de la región en 2001, tuvo casi el 40% de la pérdida total de bosques primarios entre 2002 y 2019. El país perdió alrededor de un tercio de sus bosques primarios totales en menos de 20 años

Bosque atlántico

Mata Atlántica de Brasil. Foto de Rhett A. Butler.

El Bosque Atlántico una vez se extendió desde el noreste de Brasil hasta el interior de Argentina y Paraguay. Hoy se ha visto muy reducido por la agricultura y la urbanización. La mayor parte de la cubierta arbórea en esta región son cultivos, plantaciones o bosques secundarios.

Extensión: 89 millones de hectáreas de cobertura arbórea, incluidos 9.3 millones de hectáreas de bosque primario, en 2020.

Países principales: Brasil (86% de la cubierta forestal primaria de la región), Argentina (9,5%) y Paraguay (4%).

Especies más famosas: jaguar; puma; tamarino león dorado (primate); monos aulladores.

Tendencia de la deforestación: la tasa de pérdida de bosques primarios en el bosque atlántico, conocida como la Mata Atlántica en Brasil, se ha desacelerado desde el siglo XX, y la deforestación anual sigue siendo relativamente plana.

Chocó-Darien

Río cerca de Peñalosa en la región colombiana del Chocó. Foto de Rhett A. Butler.

La selva tropical del Chocó se extiende desde el sur de Panamá y a lo largo de la costa del Pacífico de América del Sur a través de Colombia y Ecuador. Es la selva tropical más húmeda del mundo y tiene la tasa de deforestación más baja de cualquiera de las regiones cubiertas en esta publicación. El Chocó es el hogar de los pueblos amerindios y las comunidades afro e indígenas.

Extensión: 15.6 millones de hectáreas de cobertura arbórea, incluidos 8.4 millones de hectáreas de bosque primario, en 2020.

Países principales: Colombia (79% de la cubierta forestal primaria de la región), Panamá (13%) y Ecuador (8%).

Especies más famosas: jaguar, puma, varios monos.

Tendencia de la deforestación: la pérdida de bosques primarios en el Chocó ascendió a 1.4% de su extensión de 2001 entre 2002 y 2019. Ecuador y Panamá representaron una parte desproporcionadamente grande de esta pérdida.

Otras regiones

Selva tropical en el este de Madagascar. Foto de Rhett A. Butler.

Esta lista está limitada a las diez selvas tropicales más grandes. Faltan los bosques del Himalaya oriental; Islas del este de Melanesia; las Filipinas; Islas del Océano Índico, incluida Madagascar; Afromontano del este; los Ghats occidentales y Sri Lanka; el Caribe; y Polinesia-Micronesia.

Fuente: Mongabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.