El Ayuntamiento de Madrid lanza la campaña “Esta no será la gota que colme el vaso”

El Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Medio Ambiente y Movilidad, ha lanzado la campaña “Esta no será la gota que colme el vaso” coincidiendo con el inicio del verano y con el objetivo de concienciar a los madrileños sobre la importancia de no malgastar el agua en las actividades cotidianas. A través de distintas creatividades, traslada cuántos litros de agua se pueden ahorrar en el día a día.

Esta campaña también pretende dar ejemplo en el ahorro de agua y por eso para el circuito exterior se han reutilizado carteles de campañas anteriores por el lado que no estaba impreso, que se han serigrafiado manualmente para reducir al máximo el consumo de agua.  El resto de materiales que se han elaborado han sido en formato digital.

Los datos como herramienta de concienciación

Esta iniciativa parte de la concienciación como herramienta para cambiar los malos hábitos. Solo siendo conscientes del consumo se puede hacer un uso responsable del agua, por eso las creatividades ofrecen cifras del despilfarro en diferentes escenarios de la vida. Lavarse los dientes con el grifo abierto supone un gasto de 12 litros, poner la lavadora medio vacía consume 30 y bañarse, en lugar de ducharse, supone un gasto de hasta 150 litros.

Para completar la campaña se ha puesto a disposición de los ciudadanos la web https://ahorraagua.madrid.es, donde los madrileños encontrarán consejos prácticos para evitar el desperdicio de agua.

En esta web también están recogidas algunas de las actuaciones de la Corporación municipal en esta materia como la regeneración de aguas residuales, que permite el aprovechamiento de agua procedente de las estaciones depuradoras del sistema de saneamiento de la ciudad, o el uso de aguas freáticas, consistente en la extracción de recursos hídricos alternativos procedentes de pozos del subsuelo. En la misma línea, se han recuperado los viajes del agua de Amaniel y Fuente del Berro, la red de galerías subterráneas de la segunda mitad del siglo IX para captar los recursos del subsuelo y regar las zonas verdes.

Además de las medidas de ahorro de agua, en la ciudad de Madrid se están llevando a cabo iniciativas novedosas con las que poder adaptarnos al cambio climático como, por ejemplo, los sistemas urbanos de drenaje sostenible, que tienen como objetivo recoger parte del agua de lluvia para infiltrarlo al terreno de forma controlada o los estanques de tormentas que almacenan el agua residual cuando la lluvia es muy intensa para ir soltándolo poco a poco al sistema de saneamiento.

La campaña ya se puede ver en mupis, marquesinas y las pantallas de Callao y Gran Vía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.