ContraMINAcción presenta unas directrices internacionales para acabar con los desastres de las presas de residuos mineros

Piden que la Administración asuma estas directrices, que harían inconcebibles instalaciones de residuos que puedan causar fatalidades humanas, como la que se preveía en Touro. Recuerdan los desastres de Aznalcóllar y Monte Neme u la situación crítica en los depósitos de minas como las de San Finx, Touro o Varilongo

La red de colectivos ContraMINAcción viene de lanzar junto con un grupo internacional de 142 científicos, ONGs y grupos comunitarios de 24 países un documento de directrices internacionales para el almacenamiento seguro de residuos mineros. Las directrices pretenden proteger las comunidades locales, trabajadores mineros e el ambiente, de los riesgos que presentan millares de instalaciones de almacenamiento de residuos mineros, que están presentando fallas críticas cada vez con más frecuencia y  con consecuencias más graves. En Galicia, tenemos ejemplos históricos como las catástrofes de la mina Piquito en el río Xuvia (1955) y San Finx en la ría de Noia (1960), o los vertidos  de Monte Neme (2014) y  Touro (hasta la actualidad).

El documento “Seguridad en primer lugar: Directrices para la gestión responsable de residuos mineros”, disponible en inglés, portugués y español, parte de la premisa de que el objetivo primordial de la gestión de residuos mineros debe ser DAÑO CERO para las personas y el ambiente, y CERO TOLERANCIA para las fatalidades humanas. Desde ContraMINAcción recuerdan como el colapso trágico de una presa el año pasado en Brasil mató a 270 persoas y destruyó la ciudad de Brumadinho, y como la presa de residuos prevista en el fracasado proyecto de Touro contemplaba la posibilidad de un alto número de muertes en caso de rotura.

Las Directrices pretenden contribuír a la definición de una norma global que está siendo promovida por el Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente como parte de su Revisión Mundial de Relaves (Global TailingsReview, en inglés). En contraposición, las prácticas habituales de diseño y mantenimiento de la industria minera tienen evidenciado graves problemas a la hora de proteger las comunidades y ecosistemas afectados, pues tienden a sacrificar la seguridad para reducir costes, utilizan consultores no independentes (como sucedió en Touro con el catedrático jubilado de la Universidade de Santiago, Felipe Macías) e ignoran las críticas y alertas de comunidades y movimientos ecologistas.

INFORME COMPLETO Y ORGANIZACIONES QUE LO APOYAN

Las principales líneas de las directrices son:

  • Para evitar la generación de pasivos ambientales como los depósitos de residuos mineros y sus impactos sociales y ambientales es urgente reducir la demanda global de materias primas primarias a través de una verdadera economía circular. La mejor presa es la que no se construye.
  • Las instalaciones de residuos mineros solo se deben construir y gestionar con consentimiento previo de las comunidades locales, adoptando las mejores prácticas y tecnologías disponíbeis y respetando los derechos humanos, incluyendo el derecho a la vida y al ambiente.
  • Las normas internacionales de seguridad deben ser independentes del control empresarial y establecerse implicando a las comunidades locales, sociedad civil y trabajadores mineros, además de la comunidad científica.
  • La normativa de presas mineras debe incluír sólidas garantías financieras y mecanismos para garantizar que comunidades locales, organizaciones ecologistas y trabajadores mineros puedan alertar sobre fallas sin sufrir ataques o represalias.

No vamos a permitir más destrucción de ecosistemas y más pérdida evitable de vidas humanas a causa de fallos de #relaves mineros. Necesitamos normativas globales que previenen daños a comunidades y el medioambiente.

Cuando empresas mineras priorizan sus ganancias antes de la seguridad, comunidades y ecosistemas pagan.  Necesitamos normativas globales que priorizan seguridad. #RelavesMatan

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.