Fatiga visual: 10 Consejos para prevenirla durante el teletrabajo

Durante la cuarentena todos hemos tenido que adaptarnos a nuevos procesos. Por ejemplo, uno de ellos es la mejora de las tareas diarias para optimizar su funcionalidad. ¿Te sientes identificado? En caso afirmativo, seguramente te expones a las circunstancias del trabajo en línea.

Los riesgos del teletrabajo son serios y deben ser tomados en cuenta para evitar que tu salud se deteriore en poco tiempo. Sobre todo, porque la contingencia se ha ido alargando desde principios de año, y en algunos países se mantiene para evitar que haya focos de contagio a gran escala.

Trabajar desde tu hogar es cómodo y bastante flexible, pero siempre te obliga a estar durante horas frente a los aparatos electrónicos como las computadoras, tablets y celulares. Mucha gente no conoce los peligros de la sobre exposición a la luz artificial, ya que puede causar fatiga visual.

La fatiga ocular o visual es una enfermedad dolorosa e incómoda que produce síntomas molestos cuando ya se encuentra desarrollada. En este artículo te mostraremos cómo prevenir este mal sin que debas dejar de trabajar, basta con tomar algunos consejos para cuidar más de tu vista.

1. Baja el brillo de la pantalla de tu dispositivo

Cuando estás en contacto permanente con un brillo demasiado fuerte, tu ojo sufre y se reseca demasiado. Si sientes dolor, hinchazón, ardor y una constante sensación de que tienes una partícula en el lagrimal, lo más seguro es que tengas resequedad por el uso del ordenador.

2. Controla la cantidad de horas que trabajas

Lo que necesitas hacer es establecer un horario y poner límites a tu tiempo disponible para esas labores de oficina. Queda de tu parte cumplir con los tiempos que estableciste, recuerda que de esto depende obtener una mejora en la visión.

3. Si el dolor ocular es muy desagradable, opta por un lubricante

Si hay dolor, no hay razón para ignorarlo. Todo lo contrario, los síntomas son un aviso de tu cuerpo para evitar males mayores. Todo podría comenzar con un ligero enrojecimiento, seguido de un inexplicable dolor a la hora de parpadear.

Si es así, lo mejor es comprar unas gotas lubricantes, a las que también se le llaman colirios. La función que tienen es refrescar tu vista y aportar el líquido necesario para que tu ojo funcione con absoluta normalidad en el día.

4. Presta atención a los cambios que observes

Es muy común que esta condición sea el principio de una serie de problemas oculares que deben ser atendidas por un profesional. Asegúrate de tomar nota de todos los cambios que tengas, en especial si empiezas a ver borroso o con manchas.

5. Toma una distancia prudencial cuando estés leyendo

La distancia social no es lo único necesario, también  necesitarás alejarte un poco de tu ordenador si la lectura que haces es especialmente larga. Para esto, toma una posición cómoda en una silla a un metro o más de distancia.

6. Si usas fórmula ocular, no dejes de ponerte tus gafas o lentillas

Si hay una deficiencia visual no debe ser ignorada, ya que los lentes te permiten enfocar mejor y administrar la cantidad de brillo que absorbes. Si no te las colocas, la vista hará un esfuerzo para funcionar.

7. Hay oportunidades y ofertas para que tengas tus lentillas online

Una de ellas puede ser la de comprar lentillas mensuales por Internet, y es que la variedad es grande y existen materiales desechables. La ventaja que ofrecen es que son económicas y ayudan a que le des descanso a tus gafas si te producen alguna incomodidad.

8. No te olvides de parpadear

Suena un poco extraño, pero si estás en a la computadora buscas inconscientemente darle el mayor seguimiento a la lectura. En ese caso el parpadeo no es involuntario, causando un terrible dolor a tu ojo cuando hayas finalizado la tarea horas después.

9. Realiza pausas

De nada servirá que tomes distancia, uses colirio y compres lentes de contacto desechables si no le das descanso a tus ojos. Así como es necesario colocar un horario para laborar en tu hogar, también se deben fijar pausas para que te alejes de la luz artificial, aunque sea por unos minutos.

10. Dile sí a las medicinas naturales

Si sientes un cansancio extremo después de la jornada, usa algunas compresas tibias. Tienen propiedades desinflamantes que te ayudarán a sentirte mejor. Procura aplicarlas durante la noche, así aportarás una mejor oportunidad de renovación al área.

No está de más recomendar una visita con tu oftalmólogo de confianza al menos dos veces al año. Si por cuestiones de la pandemia no puedes salir de tu casa, asegúrate de comunicarte con él vía online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.