Hamilton buscará igualar a Schumacher en el Mundial de F1 más incierto

El vigente campeón busca su séptimo título en un campeonato reducido a solo ocho carreras

Este viernes arrancó el Mundial 2020 de Fórmula 1, un campeonato condicionado por la pandemia del coronavirus y que, de momento, solo contempla ocho carreras en Europa. Así,  la versión reducida de este Mundial podría ser una ventaja para el vigente campeón, Lewis Hamilton (Mercedes), que inicia la búsqueda su séptimo título, un hito con el que igualaría con el más laureado de la historia, Michael Schumacher.

Tras meses y medio después de que se cancelara ‘in extremis’ el Gran Premio de Australia, cuando todo estaba a punto para su celebración, la Fórmula 1 cierra en el Red Bull Ring de Spielberg un periodo plagado de incertidumbre, aunque Liberty Media siempre se mantuvo firme en su intención de correr en cuanto se pudiera.

Finalmente, los organizados del Mundial y la Federación Internacional de Automovilismo diseñaron un calendario inicial de ocho carreras a lo largo de este verano, que arranca con una cita doble en Austria, dos fines de semana consecutivos de actividad bajo el nuevo panorama que ha dibujado el coronavirus.

Así, no habrá público en las gradas y los equipos también verán limitada la presencia de su personal mientras trabajaban en sus propias ‘burbujas’ para reducir el riesgo de infección y transmisión. El objetivo capital, evitar ni un solo positivo que pueda poner en riesgo esta reanudación. La lluvia podría poner aún mas incertidumbre al arranque del Mundial.

A la caza de Schumacher

En el plano puramente deportivo, Hamilton inicia la búsqueda del heptacampeonato, algo que tan solo Schumacher ha logrado en 70 años de Fórmula 1. El británico sigue disponiendo del mejor coche de la parrilla, el Mercedes que estrenará diseño en color negro en línea con las reivindicaciones del piloto para luchar contra el racismo y las discriminaciones de todo tipo.

El equipo alemán, acostumbrado a sorprender a sus rivales año tras año, volvió a hacerlo en la pretemporada, en esta ocasión con el sistema DAS, un volante con dirección de doble eje cuyo implementación definitiva no está confirmado. Esta y otras dudas técnicas empezará a resolverse en el circuito centroeuropeo.

En cuanto a sus principales rivales, Ferrari no ha lanzado mensajes muy esperanzadores sobre su posible rendimiento en Austria, mientras que Red Bull, propietario del trazado que lleva su nombre, aspira a repetir las victorias de Max Verstappen en 2018 y 2019.

Por su parte, Carlos Sainz, que inicia su despedida de McLaren antes de vestir de rojo la próxima temporada, aspira a puntuar por tercera vez en Austria, donde su mejor resultado es el octavo puesto que logró en dos ocasiones, primero con Toro Rosso (2016) y posteriormente con el equipo inglés (2019).

Fuente: rtve.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.