Madrid aprueba el nuevo contrato de Educación Social “para mejorar la calidad de vida de las familias”

El servicio se desarrolla en los domicilios familiares para ayudar a los padres en sus responsabilidades parentales y facilitar el desarrollo personal de los niños y adolescentes en riesgo social

La Junta de Gobierno ha autorizado este jueves el contrato del Servicio de Educación Social que ofrece actividades preventivas y de atención socioeducativa a familias para ayudar a los padres en sus responsabilidades parentales y facilitar el desarrollo personal de los menores en riesgo social. A través de este servicio, 110 profesionales prestan apoyo en la resolución de conflictos personales y familiares y ofrecen a los niños y adolescentes un entorno donde disfrutar de un ocio positivo y mejorar su calidad de vida, tal y como ha informado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz.

El Servicio de Educación Social, dotado de un presupuesto plurianual de 9,7 millones de euros hasta 2022, se ofrece a través de los centros de servicios sociales de los 21 distritos como una apuesta del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid por las familias y la población infantil y adolescente, colectivos prioritarios de atención. Tras tramitar la solicitud, el servicio se desarrolla fundamentalmente en los domicilios familiares o en las dependencias que se determinen para el desarrollo y ejecución de la intervención socioeducativa.

Entre las funciones del Servicio de Educación Social se encuentra la atención a familias en su domicilio mediante entrevistas que abordan sus situaciones específicas para superar las dificultades que presenta la vida familiar, así como la información y acompañamiento a familias a los diferentes recursos sociales, educativos, sanitarios o culturales y de ocio de Madrid. Además, promueven actividades grupales de padres, niños y adolescentes para mejorar sus competencias personales y de crianza y detectan situaciones de riesgo social entre niños y adolescentes en calles, parques o centros educativos.

Durante el estado de alarma provocado por la crisis sanitaria de la COVID-19, el Servicio de Educación Social se ha prestado de forma telemática, atendiendo a más de 650 familias con las que se han celebrado 3.860 entrevistas. Además, se han llevado a cabo más de 900 coordinaciones con los servicios sociales municipales.

En 2019, el servicio atendió a 49.058 personas, de las cuales 34.288 eran niños y adolescentes y 14.770 eran personas adultas. En total, el servicio prestó apoyo a 2.837 familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.