Nino Bravo regresa al #1 después de 47 años de la manera más curiosa y en el lugar menos esperado junto a Pinky Dread

¿Quién podría imaginar que casi medio siglo después de convertirse en un hit internacional, el tema Un Beso y una Flor, en la impresionante voz de Nino Bravo, volvería a sonar, esta vez en inglés y al ritmo cadencioso del reggae?

Es la magia de la música y de sus innumerables formas y fusiones. El encargado de darle nueva vida a una de las canciones más románticas y más vendidas de comienzos de los 70′ es PINKY DREAD, aka George Henry.

GOT TO LEAVE es la nueva versión de Un beso y una Flor, una canción que el artista jamaiquino conoce desde la infancia, aun sin entender una sola palabra, gracias a la influencia de su madre, Hortense Ellis, conocida como «La Primera Dama de las Canciones de Jamaica». «Una canción que escuché gracias a ella fue ‘Un beso y una flor’. Por eso, cuando mis productores del nuevo álbum, de origen hispano, comenzaron a explorar la posibilidad de grabar algo en español, la recordé y la traduje», comenta el artista desde Jamaica. La nueva versión en inglés fue autorizada por los autores originales José Luis Armenteros y Pablo Herrero. 

George Henry nació en medio de la música y el arte de Jamaica. Su madre trabajó con Lee Perry, Sly Dunbar & Robbie Shakespeare, entre otros. Él también es sobrino del legendario cantante y compositor Alton Ellis, el padrino del Rocksteady.

A principios de este año, PINKY DREAD firmó contrato con Music Brokers para una serie de singles que lo llevaron a colaborar con Sublime Reggae Kings, Sarah Menescal y Jamaican Reggae Cuts, con los que tiene casi 30,000 oyentes estables en Spotify. El nuevo proyecto de Pinky Dread rescata y reinventa el reggae, el ritmo sinónimo de paz, alegría y «good vibes»… precisamente la receta que el mundo necesita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.