Domínguez comprobó el malestar vecinal por las obras de saneamiento en San Andrés de Xeve

El presidente del PP de Pontevedra, Rafa Domínguez, ha mantenido varios encuentros con vecinos de diferentes parroquias, afectados por la falta de saneamiento en sus casas: “Es un derecho fundamental de los ciudadanos”

El presidente del Partido Popular de Pontevedra, Rafa Domínguez, ha urgido al Concello una red de saneamiento “digna y accesible” que abarque la totalidad del rural pontevedrés. Esta misma semana, Domínguez se ha reunido con cerca de una treintena de vecinos de San Andrés de Xeve, que no se podrán conectar a la red de saneamiento y que se ven obligados a correr con los gastos de la instalación de bombas para evacuar las aguas negras de sus domicilios. “Compartimos con los vecinos el enfado, y vemos injusto que sean ellos los que tengan que sufragar los gastos de conectarse al alcantarillado, acercándose a los 5.000 euros”, ha detallado Domínguez.

“Resulta incomprensible que haya personas que sigan sin tener este servicio básico. Es el resultado de 20 años de profundo abandono del BNG de nuestras parroquias”, ha esgrimido el popular. “No podemos permitir que cientos de casas se queden fuera del proyecto de saneamiento y que el Concello lo único que haga es remitir cartas a los vecinos con presupuestos para que se conecten a la red. En el mismo documento, la empresa ya alerta de la multa a la que se enfrentan los vecinos, hasta 10.000 euros, si no realizan la obra presupuestada por ellos mismos”, ha argumentado Domínguez.

Otro de los problemas a los que se enfrentan los vecinos es que la que sus casas se encuentran por debajo del nivel de la red general y a una distancia superior a 50 metros, lo que obliga al bombeo. “Sabemos, por otras zonas del rural, que los sistemas de bombeo no son la solución idónea. El importe es elevado para el propietario, producen malos olores y la experiencia indica que dan más problemas que beneficios”, ha explicado el popular. En el encuentro, el concejal popular responsable del rural, Martín Martínez, se ha comprometido con los vecinos en visitar uno a uno cada uno de los lugares afectados para conocer de primera mano las problemáticas concretas de cada uno de los casos.

“Es una lucha en contra de la discriminando a los vecinos de nuestras parroquias. Todos los proyectos que presente la concesionaria deben ser supervisados por técnicos municipales y el Concello debe exigir correcciones y abandonar el inmovilismo en el que está instalado”, ha rematado Domínguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.