Dos aciertos, la eleccion de la fecha electoral y el seguir trabajando en Zaldibar. Por Iñaki Anasagasti

Vivimos momentos de  manipulaciones varias y de rebrote  de la pandemia. Tras el confinamiento, la llegada del verano y la falta de responsabilidad social de algunos el caso es que se han disparado los contagios. Es una realidad.

Ante esto, un apunte.

Si no hubiera elegido Urkullu el 12 de julio como fecha electoral cuando se abrió una ventana  de normalidad ¿qué hubiera pasado con las elecciones?. ¿Cuándo se hubieran hecho?. ¿Cuándo ya no hubiera habido ni posibilidad de convocarlas por nadie a partir de octubre?.

A Urkullu le pusieron a bajar de un burro y los profetas del desastre.

Bildu y  Podemos, nos anunciaron la llegada de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis.

Si, hubo un rebrote en Ordizia y el alcalde se portó como un hooligan de Bildu, no como un servidor público, pero las elecciones pudieron hacerse.

Y el 3 comienza la nueva normalidad institucional. De haber sido por los tirapiedras de turno  estaríamos in albis.

Conviene recordarlo y restregárselo a Otegi, Iriarte, Gorrotxategi y Garrido.

Otro de los temas manipulados.

Se han encontrado parte de los restos de Alberto Soraluze y la familia ha agradecido a los operarios que llevan trabajando allí noche y día con gran mérito. Y entiendo la felicitación porque es merecida.

Nada que objetar.

Pero si el gobierno vasco no hubiera dado la orden de que se hiciera este trabajo de búsqueda ni hubiera puesto los medios y el presupuesto para hacerlo, no se hubiera seguido trabajando.

Así de claro.

Como en  esos rescates de montaña o en esos naufragios, que están solo un tiempo tasado. Pero ha sido decisión del gobierno vasco buscarlos y seguir buscando sus cuerpos frente a la demagogia barata y carroñera de sindicatos, Bildu y Podemos, los que no querían elecciones.

Y conviene recordar que el vertedero no era un lugar dependiente del gobierno vasco sino una empresa privada.

También que el asunto está sub judice y que se investigará si hubo negligencia in vigilando, y otras cuestiones  pero es preciso destacar lo curioso del tratamiento de ETB y el que hacen  unos y otros de este asunto triste, delicado y sobre todo trágico.

Menos mal que el ciudadano no les da la mayoría. Les conoce.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.