La nueva realidad del fútbol no profesional gallego de Rafael Louzán 

La Real Federación Gallega de Fútbol hizo público en el día de ayer un Protocolo para la actividad deportiva de fútbol, pero tal y como determina la Xunta, manteniendo en todo momento una distancia interpersonal de 1 metro y medio y sin ningún tipo de contacto físico.  Es decir, de momento no se puede entrenar a fútbol en unas condiciones colectivas, a lo que se pueden añadir múltiples factores, como el acceso a las instalaciones en cuanto a la entrada y la salida diferenciada. Por otro lado, la utilización de los vestuarios en turnos y con desinfección continua, lo cual es inviable o como alternativa, la no utilización de los espacios comunes. 

El material empleado tiene que ser de carácter totalmente individual, sin poder ser usado por más de un jugador sin su desinfección, solo por comentar una serie de apreciaciones.
Además cada deportista y directivo tiene que firmar una responsabilidad propia que exhime de responsabilidad a la Federación. Es decir, ¿se pagan mutuas, licencias, etc para qué? Una vez más, los «hombre de Rafa»  ejercen de Pilatos, cargando la responsabilidad a los clubes, padres y jugadores.
En momentos en los que es necesaria la cordura, no parece viable ni hay razonamiento lógico, que el deporte aficionado pueda comenzar su actividad, de una manera artificial, sin ningún sentido y con los clubes e instituciones presionados para asumir unas normas que son inasumibles en un país, que suma más de 550 brotes y subiendo. Desde luego, responsabilidad de Rafael Louzán cero.. 
¿Qué padre de familia que tenga su trabajo va a estar todo el día cumpliendo todo de manera escrupulosa lo que marca sanidad y a la noche se dedica a ir a entrenar? ¿Qué trabajador de un banco acaba su trabajo y se va a entrenar? Así un largo etcétera de oficios y profesionales, cada uno con su propia historia.
¿Hay alguien que pueda ser tan irresponsable para poder plantearse alguna opción de fechas para empezar una competición?
Rafael Louzan quiere comenzar con todas las garantías sanitarias la competición, el COVID-19 está lesionando mucho intereses, que puede provocar un colapso económico en el deporte gallego. Leyendo detenidamente el protocolo de la RFGF, he tenido la sensación, que prima por encima de todo, el interés económico a la salud de los futbolistas.

Un comentario

  • Herter24

    Hay que empezar de akgun modo. El protocolonparece bastantensencullo y no es como se indica ahi es bastange mas sencillo.

    El tal gonzalo pprnlo que se ve no entiende el futvol base y solo ve temas economicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.