Las comunidades autónomas endurecen las restricciones sociales, pero rechazan frenar la actividad económica

Cataluña, Murcia y el País Vasco limitan el número de personas en reuniones y Madrid recomienda evitar las innecesarias

El incesante repunte de contagios de COVID-19 de las últimas semanas en España, que este lunes ha superado los 405.000 casos tras registrar más de 19.000 durante el fin de semana, ha llevado a varias comunidades a endurecer las restricciones para contener la propagación del virus, pero con medidas que por el momento no se traducen en el freno de la actividad económica. Cataluña ya prohíbe las reuniones de más de diez personas, Murcia las limita a un máximo de seis y la Comunidad de Madrid pide evitar los encuentros “innecesarios”.

Con el fin del estado de alarma el 21 de junio y el cese del mando único de Moncloa, la toma de decisiones en materia sanitaria corresponde a los gobiernos autonómicos, que en los últimos días están anunciando nuevas medidas en cada territorio. Hasta el viernes, las únicas que coincidía a nivel nacional eran la prohibición de fumar al aire libre cuando no se pueda mantener la distancia social, la obligación de llevar mascarillas en todo momento y el cierre del ocio nocturno. Pero el rechazo de un juez en Madrid y otro en Ciudad Real (Castilla-La Mancha) a estas tres restricciones ha generado desigualdad a lo largo del país.

En cambio, la propagación del coronavirus SARS-CoV-2, que se aceleró en Aragón o Cataluña en julio, va homogeneizándose ya a lo largo del territorio nacional, con regiones como Extremadura, Baleares o el País Vasco alertando de una situación epidemiológica similar a la de marzo, que califican ya como una segunda oleada de la pandemia al detectar transmisión comunitaria del virus.

Limitación de reuniones sociales
Dos meses desde el inicio de la llamada nueva normalidad, las autoridades han puesto el foco en los más de 1.000 brotes detectados en el país, la mayoría relacionados con reuniones sociales y familiares y el ocio nocturno. Sanidad advertía ya al inicio del verano que un brote -formado por un mínimo de tres contagios relacionados o uno en centros sociosanitarios- podía descontrolarse fácilmente y desencadenar un brote mixto, esto es, contagios que se inician en un ámbito para después extenderse a otro.

Entonces, Lleida y Aragón eran las zonas más afectadas por los brotes originados entre temporeros, lo que llevó al confinamiento de varios municipios leridenses y el retroceso de buena parte de Aragón a la Fase 2 del plan de desescalada del Gobierno. La pasada semana, el País Vasco declaraba la emergencia sanitaria y restringía las reuniones sociales, incluidos los niños.

Este lunes, la Generalitat de Cataluña también ha anunciado la prohibición de las reuniones de más de diez personas en toda la comunidad, tanto en el ámbito público como el privado, a excepción del entorno laboral y los transportes.

Una decisión que también ha tomado Murcia, donde también se han restringido las reuniones a un máximo de seis personas, a pesar de que la comunidad registra una incidencia acumulada de 88,89 casos por cada 100.000 habitantes, casi la mitad de los 166,18 contagios a nivel nacional. Allí, el aforo en bodas, bautizos y comuniones se reduce de 200 a 30 personas, mientras que los velatorios y actos fúnebres solo podrán congregar a 15, 25 si es en espacios al aire libre.

En Madrid, las autoridades han pedido a los ciudadanos que eviten las “interacciones sociales innecesarias”, especialmente en las zonas del sur de la capital, con mayor incidencia, pero sin limitar la actividad económica y laboral. La excepción en la comunidad es Tielmes, donde el domingo se cerró la hostelería y se suspendieron las actividades colectivas de ocio. Con todo, el gobierno regional no descarta imponer más restricciones o llegar a confinamientos selectivos en determinadas zonas si la situación así lo requiere.

Fuente: rtve.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.