Macron reúne a la comunidad internacional para la reconstrucción de Beirut

Líderes de varios países, incluida España, participan en un encuentro telemático para canalizar la ayuda tras la explosión. Beirut se recupera tras una intensa jornada de protestas que dejó un policía muerto y cientos de heridos

Representantes de Estados Unidos, la Unión Europea, China y otros países se reúnen este domingo por videoconferencia, convocados por el presidente francés, Emmanuel Macron, para avanzar en la reconstrucción de Beirut, tras la trágica explosión que el 4 de agosto destruyó la capital del Líbano, con un balance provisional de más de 150 muertos y 6.000 heridos.

La conferencia internacional -en la que participará el presidente español, Pedro Sánchez– se produce un día después de la jornada de ira y violencia, en la que miles de personas salieron a la calle para mostrar su indignación contra la clase política libanesa, que se saldó con la muerte de un policía y cientos de heridos y el asalto a las sedes de varios ministerios.

Unas protestas que movieron al primer ministro, Hasan Diab, a proponer la convocatoria de elecciones anticipadas. Este domingo, la ministra de Información, Manal Abdel Saman, ha anunciado su dimisión, alegando la incapacidad del gobierno libanés para llevar a cabo reformas. Abdel Saman ha pedido perdón a los libaneses por no poder «colmar sus aspiraciones». El cambio «sigue resistiéndose», ha añadido.

Un policía muerto y decenas de heridos en enfrentamientos en Beirut

Profunda crisis política y económica

La conferencia internacional de este domingo, que cuenta con el respaldo de la ONU, pretende recabar ayuda de emergencia para el Líbano, un país que antes de la explosión del martes ya se encontraba sumido en una profunda crisis política y económica, agravada ahora por este siniestro.

La reconstrucción de Beirut, una ciudad que ha quedado arrasada en buena parte a causa de la deflagración, costará miles de millones de dólares y, según los expertos, podría suponer el 25% del PIB del país asiático.

Beirut, una ciudad destrozada: "La devastación es increíble, parece una zona de guerra"

La situación ha generado una corriente de solidaridad internacional hacia el Líbano y muchos países han enviado ayuda humanitaria inmediata, como suministros médicos. Pero la reunión de líderes mundiales de este domingo pretende establecer objetivos concretos con el fin de movilizar fondos internacionales digidos al suministro de medicamentos, atención sanitaria, comida y alojamiento, según confirmó el jueves el presidente francés, Emmanuel Macron, quien se desplazó a Beirut para mostrar el apoyo de su país a la población local.

Macron también aseguró en el momento de anunciar la iniciativa que la ONU y el Banco Mundial desempeñarán un «rol esencial» para definir las necesidades y ofrecer a la comunidad internacional y a la población libanesa plena transparencia sobre la entrega de la ayuda.

En la conferencia participarán representantes de al menos 15 países y siete instituciones, además de la Unión Europea y la ONU. Entre los confirmados están, además del presidente español, Pedro Sánchez, y del propio Macron, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los representantes de Reino Unido, China, Rusia, Egipto y Jordania, mientras que Irán e Israel han anunciado que no tomarán parte en el encuentro telemático.

La enorme detonación en el puerto de Beirut, que ha dejado un cráter de 43 metros de profundidad, según fuentes de seguridad citadas por la prensa libanesa, fue provocada por el almacenamiento inadecuado de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que fueron incautadas en 2014 al buque Rhosus, de un empresario ruso y con pabellón moldavo, por no pagar las tarifas portuarias.

Más de 150 personas han muerto, la mayoría operarios del puerto a los que la explosión sorprendió en su puesto de trabajo, unas 6.000 han resultado heridas y cerca de 300.000 se han quedado sin casa.

Fuente: RTVE.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.