Deporte de contacto no profesional y COVID, mala combinación. Por Pablo García Vivanco

Farmacéutico.

Dietista-Nutricionista con máster en Dietoterapia.

Profesor en excedencia.

Divulgador.

¿Qué dice la ley?

El tema de debate sobre la reanudación del deporte federado, en concreto el fútbol, en modalidad aficionada y categorías inferiores, es una cuestión de “voluntades”.

Actualmente, el uso de la mascarilla durante la práctica de actividad deportiva está regulado en la Resolución del 12 de junio de 2020, Secretaría Técnica General de la Consejería de Sanidad, que publica el Acuerdo de la Diputación de la Xunta de Galicia, de 12 de junio de 2020, sobre las medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, una vez superada fase III del Plan de transición a una nueva normalidad. (en su redacción vigente tras varias modificaciones).

Si se trata de entrenamientos o competiciones dentro de actividad deportiva federada de ámbito autonómico, el uso de la mascarilla se ajustará a lo establecido en el protocolo de las federaciones gallegas respectivas.

En cambio, “en las modalidades que supongan contacto físico entre personas“ se deberá utilizar la mascarilla, a no ser que el protocolo federativo incluya medidas alternativas de protección específicas (como pruebas periódicas de todos los participantes y “burbujas” de convivencia, muy difíciles de llevar a la práctica fuera del deporte profesional).

Es prácticamente imposible llevar a cabo esas burbujas de convivencia en un deporte clasificado “de contacto”, esto es irrebatible.  Más aún si los participantes no tienen todavía la edad adulta.

¿Qué dicen los estudios?

Tenemos posturas opuestas pero encontradas en los argumentos concluyentes. Por un lado, los estudios realizados hasta ahora por la medicina deportiva con el uso de la mascarilla mientras se realiza ejercicio físico intenso concluyen que en ningún caso se obstruye la respiración, aunque sí comentan que en un pequeño estudio hay una pequeña variación en la saturación y en la frecuencia cardíaca. En este sentido también se manifiesta la Sociedad Española de Medicina del Deporte que recomienda el uso de mascarilla en la práctica deportiva.

Sin embargo, en un reciente comunicado, en su último y más clarividente párrafo afirman que hay falta de conocimiento y de predicción en el “nuevo escenario”:

“Precisamente por esta falta de conocimiento del tema, la Sociedad Española de Medicina del Deporte junto con la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), han iniciado un estudio sobre las consecuencias del uso de mascarillas en esfuerzo en deportistas de diversos deportes”.

Sin embargo, en un sentido opuesto y de forma rotunda, otros estudios americanos concluyen que “el ejercicio con mascarillas ajustadas personalizadas induce un ambiente de hipoxia hipercápnica, con menor intercambio de oxígeno”. ¿Y esto que conlleva? Alteraciones fisiológicas como cambio metabólico, fatiga cardiorrespiratoria, alteración del mecanismo inmunológico, incluso este cambio de presión de O2 puede llegar afectar al cerebro y sistema nervioso con el consiguiente mareo o nerviosismo. Si el periodo supera los 20 minutos podría producirse un aumento de los niveles de lactato y aparecer una fatiga temprana, ya que el sistema muscular también se ve afectado.

Además, se anticiparía una pobre saturación de hemoglobina debido a un aumento de la presión parcial de CO2 a una mayor intensidad del ejercicio, repercutiendo en la formación de oxihemoglobina y mayor estrés cardiorespiratorio.

¿Qué dicen las pruebas de PCR o una prueba serológica?

  • La PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) es un test que se realiza para saber si existe la enzima del virus, ES DECIR NOS DICE LA PRESENCIA DEL VIRUS.
  • LOS TEST SEROLOGICOS (pinchazo o análisis de sangre) No analizan el virus directamente, sino que evalúan los anticuerpos que nuestro organismo ha desarrollado frente al virus. Es decir, que tarda un tiempo(entre 5-9 días)en expresarse y dar positivo en caso de infección, porque no es directo es indirecto. También nos indica si ya has pasado la enfermedad.

Por la tanto, es inviable realizar test serológicos a los jugadores con la finalidad de saber si está infectado por el Sars-Cov 2 antes del partido, porque muchos darán que no y si lo tiene. A mayores, las PCR están danto un 20% de falsos negativos.

¿Conclusión?

Las pruebas PCR y Serológicas no nos detectan el 100% de enfermos del COVID (La PCR un 70% y las serológicas con el tiempo de incubación no llegaría al 50%).

Por otro lado, es imposible mantener “la burbuja de seguridad” que indica la ley, entre los componentes de cada equipo durante todo el encuentro.

Además, no hay homologación ni estudios contundentes, longitudinales y metaanálisis al respecto solo evidencias que no dejan claro lo salubre del asunto. Las mascarillas pueden soltar su material a nuestras vías respiratorias con facilidad y no tenemos estudios longitudinales ni de características de materiales, ni de la nueva respiración en una cámara hipercapnia.

Ante un escenario nuevo, en aquellas categorías en las que no son profesionales y no hay un acuerdo con el club, demoraría el inicio de las competiciones hasta ver reglada de mejor forma la vuelta a la competición. Sobre todo, ganar tiempo para ASEGURAR LA INTEGRIDAD DE LOS JUGADORES, QUE MUCHOS TIENE SU PROPIO TRABAJO.

Se debe homologar una mascarilla para la práctica del deporte, con válvula y filtro con la que podemos realizar un trasiego de O2 y -CO2 sin tanto riesgo. No todo vale, las quirúrgicas y las tela, yo no las recomiendo por el “efecto ventosa”(consiguiente pérdida de flujo gaseoso) que pueden ocasionar cuando se van humedeciendo y porque la cámara hiperbárica es mucho menor para el intercambio de gases.

A mayores, el deporte de contacto no es el único deporte que existe o actividad física, por lo que la población no tiene por qué ver amenazada su salud.

La única objeción es considerar la salud en sus tres componentes, además del físico, hay que analizar si se ve afectado el psicológico y el social. Con respecto a esto creo que no es ningún óbice para esperar, y en este sentido se ha posicionado MÁS DE CIEN CLUBES GALLEGOS QUE SE PLANTEAN NO COMPETIR ESTE AÑO.

Tenemos que despertar, estamos mal a nivel mundial con el COVID, pero ojo que estamos cayendo de forma estrepitosa en todas aquellas patologías crónicas ajenas al COVID, y una decisión precipitada, como es el comienzo de la competición, solo tiene poco que ganar y mucho que perder.

Más que nunca SENTIDIÑO, y a esperar a doblegar la segunda ola asegurando un aval de cara a una tercera.

Bibliografía:

https://www.lex.gal/galilex/6957

“Exercise with facemask; Are we handling a devil’s sword?” – A physiological hypothesis

Published online 2020 Jun 22. doi: 10.1016/j.mehy.2020.110002

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7306735/

Capritto, A. (2020). Hacer ejercicio con una mascarilla: lo que se debe y no se debe hacer.   (Consultado el 27 de mayo de 2020). https://www.cnet.com/health/should-you-exercise-with-a-face-mask-how-to-do-it-safely/

http://www.femede.es/documentos/Uso_mascarillas_deporte-02.pdf

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.