Guerra de posicionamiento entre los ecommerces españoles

El año 2020 se ha convertido en uno de los más duros que se recuerdan para el sector de la distribución en nuestro país. Las tiendas físicas estuvieron hasta tres meses cerradas debido al confinamiento y, cuando por fin pudieron reabrir, la falta de clientes fue la puntilla para este sector, en un año que podemos calificar ya de desastroso.

La única solución viable para muchos ha sido poner el 100% de sus esperanzas en el comercio electrónico y tratar de sacar por esta vía el mayor stock posible de los almacenes. Por suerte, los consumidores han aumentado notablemente las cifras de ventas a través de plataformas online, por lo que al menos, esto ha servido a muchas empresas para frenar la hemorragia en sus cuentas.

Pero este fenómeno del boom del mercado digital ha venido acompañado con un efecto lógico: el aumento de la competencia en internet ha sido enorme. Muchas tiendas que todavía no se habían lanzado a la distribución a través de la red han invertido en montar y lanzar su tienda online en un tiempo récord.  La situación ha provocado que en sectores de distribución donde tan solo tres o cuatro firmas competían se hayan saturado con decenas de tiendas diferentes.

El posicionamiento y la publicidad son las herramientas más valiosas

La guerra por captar clientes se desató hace ya varios meses. Con nuevos operadores en los mercados peleando por parte del pastel, no sólo ha bastado con agudizar el ingenio en redes sociales. Trabajar en sistemas clave como el posicionamiento o la publicidad online se han hecho imprescindibles para garantizar una buena cuota de mercado en los ecommerces.

Así pues, hacer uso de servicios como empresas de marketing para organizar campañas, el uso de influencers o descubrir pequeños secretos como algún sitio web donde comprar backlinks de calidad, han sido las herramientas clave que han marcado la diferencia cuando se ha tratado de dar visibilidad y buen posicionamiento a la web de una tienda virtual.

Los expertos en marketing digital y SEO lo predijeron y muchos se adelantaron a este fenómeno, pre-diseñando campañas genéricas que posteriormente han ido adaptando a cada caso particular y desarrollándolas acorde a sus necesidades individuales.

Pero sin duda, esto no es más que el comienzo. La ventaja que ha conseguido el mundo digital durante estos seis últimos duros meses no la recuperará el comercio tradicional. Muchos de los consumidores se han adaptado a la comodidad de comprar desde casa y recibir cómodamente los productos sin tener que levantarse del sillón. Esto mismo, la comodidad, junto a las ventajas de precio comunes en las tiendas online, serán sin duda dos de los aspectos clave que marquen el futuro de las tiendas online. Y en la guerra por la captación de clientes aún quedan muchas batallas por librar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.