La investigación colaborativa internacional, clave en la prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer

 Con motivo del 5º aniversario del Día Mundial de la Investigación en Cáncer (WCRD en sus siglas en inglés), que cada año tiene lugar el 24 de septiembre, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha puesto de manifiesto la importancia que tiene la investigación colaborativa internacional para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer. En el acto del WCRD 2020, presidido por Su Majestad la Reina como Presidenta de Honor con carácter permanente de la AECC y la Fundación Científica AECC, la comunidad científica también ha puesto foco sobre el impacto que la pandemia mundial de la COVID-19 está teniendo en la investigación en cáncer.

Ramón Reyes, presidente de la AECC y de la Fundación Científica AECC, señaló durante el evento la interrupción de la investigación del cáncer causada por COVID tendrá un dramático impacto generacional, así como consecuencias en los pacientes con cáncer. A partir de ahora deberíamos poder definir e implementar acciones específicas para reforzar la investigación del cáncer, ya que es la única forma de mejorar la supervivencia y reducir los nuevos casos de cáncer a corto y medio plazo”.

En este sentido, cabe recordar que la AECC trabaja en dos líneas fundamentales. Por un lado, impulsando con sus propios recursos la investigación en cáncer con un esfuerzo que se traduce en más de 1.000 investigadores implicados en 380 proyectos de investigación con un valor de 70 millones de euros. Por otro, trabajando con las instituciones para mejorar el entorno de los investigadores a través de políticas que contemplen el impulso del I+D+i español en cáncer.

El impacto de la COVID-19 en la investigación en cáncer

Con la llegada de la COVID-19, la investigación en cáncer se ha parado en todo el mundo, lo que podría desencadenar importantes consecuencias en un futuro próximo relacionadas con un retroceso en la investigación de la prevención y de los tratamientos del cáncer. Así, la cooperación entre las principales organizaciones   involucradas en la investigación en cáncer del mundo se vuelve esencial, para brindar todo el apoyo posible a los investigadores y a los profesionales sanitarios y garantizar el bienestar de las personas con cáncer.

A pesar de que la irrupción de la COVID-19 pueda perjudicar la investigación en cáncer, y que esta sea una prioridad, en la campaña de este año del WCRD las diferentes entidades han mostrado su compromiso en ayudar en esta crisis de salud pública mundial provocada por el SARS-CoV-2 y seguir trabajando por mejorar el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con cáncer con o sin COVID-19.

Una investigación sin fronteras con un objetivo común

Bajo el lema “TEAM UP FOR CANCER RESEARCH”, en esta quinta edición la campaña ha querido mostrar que si el cáncer es una enfermedad que no entiende de fronteras ni distancias, la investigación tampoco debe tenerlas. Los investigadores de todo el mundo pueden trabajar juntos, sin importar cuántos kilómetros los separen, siempre y cuando tengan un objetivo común que cumplir. Por lo tanto, una cultura de investigación colaborativa es esencial para abordar los desafíos actuales que presenta el cáncer y acelerar los avances de los resultados para un futuro sin cáncer.

Unir los esfuerzos globales hacia un objetivo común, controlar el cáncer, permitirá que más personas vivan sin la enfermedad y que cada vez más pacientes puedan ser diagnosticados de forma más temprana, respondan mejor a los tratamientos y tengan una mejor calidad de vida durante y después de la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.