Ni cien horas. Por Iñaki Anasagasti

Suele ser normal que la oposición dé al nuevo gobierno cien días para poder opinar sobre lo que hace, y criticar lo que no hace o no gusta.

Eso ocurre en los países democráticos normales de nuestro entorno con sindicatos reivindicativos, sindicatos que no tienen vocación de ser un contrapoder político. No es lo que ocurre en Euzkadi.

Aquí al nuevo Gobierno, legítimamente ganador el 12 de julio de unas duras elecciones bajo una crisis sanitaria y económica, ve desafiada su representación por unos sindicatos que sólo buscaban el pulso político y marcar una estrategia de erosión desde el primer suspiro. Ni cien días, ni cien horas, ni cien minutos. Una huelga por la huelga y para no lograr nada.

Y ahora vienen los del minutero a decir que les ha seguido el 65%, mientras el gobierno lo cita en el 45%. ¿Y qué?.  ¿Esto que es?. Una carrera o algo tan serio como la educación del futuro de un país.

¿Qué han logrado?.

Si, sabemos que están ahí y que a algunos les importa poco la educación. Solo el contrapoder político.

Un enlace sindical me preguntaba airado si yo no sabía que ellos son elegidos y que existe el derecho a la huelga.

Sé las dos cosas pero denota el buen señor que equipara el sufragio universal secreto con garantías con una elección parcial y en el caso de ELA-LAB, elecciones orgánicas cuyos resultados están cantados de antemano. Como el el antiguo PRI. Se elegía un presidente por seis años y tras su mandato desaparecía de escena para siempre. ¿Alguien se acuerda de Etxeberria, Elorrieta y Muñoz?. Comparar pues una elección universal con una parcial describe una mentalidad.

Y sobre el derecho a huelga por supuesto doy partidario de ella así como decir que esta huelga ha sido un auténtico disparate. No confundir el derecho a huelga con esta desastrosa e inservible huelga.

¿Es tan difícil entender por la gente de buena voluntad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.