“Nueva Normalidad LXII”.  Nuevas creaciones pictóricas del escritor y gastrónomo Carlos Brea

Por Roberto L. Moskowich

En más de una ocasión me he referido al hecho de que el encierro forzoso durante tres largos meses, a causa del “Estado de Alarma” provocado por el maldito Coronavirus, había desatado la creatividad de muchas personas, y sacado a la luz talentos o habilidades en algunas desconocidas.

Tal es el caso del coruñés Carlos Brea Eiroa que, a sus conocidas actividades como escritor, artillero, gastrónomo, actor y enfermero militar, une ahora la de pintor. Sí, han leído bien: pintor, pero no de brocha goda (con todos los respetos al gremio) sino artístico o plástico, como se dice habitualmente.

Días atrás, atendiendo la amable invitación de Carlos Brea, tuve el honor de participar como jurado, en unión del cirujano Luis González Sáez, y José-Ramón Mella, presidente del Club de Leones La Coruña Marineda en la selección de sus mejores obras (primera fotografía), con el fin de montar una exposición de las mismas.

Fue así como pude contemplar, por vez primera, las “óperas primas” pictóricas de Brea: acuarelas, carboncillo, lápices de colores…. Durante el largo encierro de la pandemia, pintó cuatro grandes álbumes y numerosas láminas sueltas. En sus obras destaca el fuerte colorido, el logrado dibujo y firme trazo, la minuciosidad, y la vitalidad que el autor nos transmite a través de sus creaciones.

Contemplé más de 60 obras, de todo tipo y muy diferentes motivos: familiares, viajes, paisajes, vestimentas internacionales, una versión de las populares “Meninas” de Velázquez, el propio Brea en su etapa de jinete y, tratándose del popular “Bigotes” no podían faltar, claro está, sus amantes…. Tal cual, se lo cuento.

Cambio de tema. El ourensano Amador Rego Villar-Amor, me remitió este correo electrónico: “A tus dos partes de guerra poco tengo que decir, simplemente desear suerte a todos ante la Pandemia. Pero como a veces metes una cuña mía, te sugiero esta por estar de actualidad lo siguiente:

“El Rey no se ha marchado. Está a disposición de la Justicia. No, así como otros y digo los catalanes que, siendo reclamados por la justicia de un país democrático y con garantías, huyen de ella con la complicidad vergonzosa de los países europeos.

“Hay que saber reconocer la labor que como Comercial ha hecho el Rey. Eso lo saben bien las grandes empresas con sus trabajos en el exterior, así como sus empleados con buenos sueldos.

Alfonso XIII, si se ha marchado con la idea de no volver. Destronado ilegítimamente por unas elecciones cuyo resultado no era la Republica, era la Monarquía, lo que pasa es que en el Pacto de San Sebastián se preparó el golpe de estado de diciembre de 1930,y como iban a ganar en las ciudades grandes, pues se saca la gente a la calle y se proclama la Republica desde la Puerta del Sol, a donde acuden los cobardes monárquicos a proclamarla, junto con el gallego Julián Besteiro al que lleva en coche desde la Casa del Pueblo el joven Santiago Carrillo Solares con 16 años de edad.

“Cuando es proclamado Juan Carlos I, el 22 de julio de 1969, no es más que restaurar la Legalidad que había sido robada el martes 14 de abril, pues contados los votos de los pueblos, villas y algunas ciudades habían ganado los monárquicos. Todo esto es muy desconocido, y me pregunto en donde están esos catedráticos de historia, jubilados de 85 años, para decir la verdad que otros no pueden decir.

“Nada más. Creo que es de actualidad. Podía poner mucho más, pues conocimientos tengo para ello. Un abrazo. Amador”.

Con motivo de su reciente cumpleaños, mi buen amigo Julio López-Amado escribió lo siguiente: “Ayer he cumplido 75 años, una fecha para mi muy importante y que ha sido truncada por un maldito cáncer de pulmón contra el que estoy luchando. ¡¡¡Así que, perdonarme la imposibilidad de daros mi agradecimiento personalmente a cada uno de vosotros!!!”.

Días atrás tuve el placer de disfrutar de una distendida y muy amena charla, en la amplia y magnífica terraza de “El Rincón de Ger”, en la coruñesa y turística Playa de Santa Cristina, con Fana Quiroga, ex Presidente del Real Club de Golf de La Coruña y querido ahijado en el Club de Leones La Coruña-Marineda, al que hacía mucho que no veía. Fana, que es uno de los “decanos” en las celebraciones de mis Cumpleaños, no pudo asistir a la del pasado 14 de julio, y por eso le entregué ahora, cariñosamente dedicado, mi último libro “Coronavirus: La pandemia que aterrorizó al mundo”, según vemos en la segunda fotografía que acompaña esta información.

Según me comentó, está tan ocupado, sobre todo atendiendo a su enferma esposa, que no tiene tiempo para salir con los amigos, aunque sigue yendo todos los días a su despacho de la presidencia de Hidroeléctrica de Valdríz. Me comentó que su cuñada sigue aún afectada por la Covid-19, ese maldito virus que se llevó por delante a su hermano José-Antonio, ex Presidente de la Cámara de Comercio de La Coruña.

La presión a que está sometido Fana es tan grande, que hace más de seis meses que no va ni al Club de Golf ni al Real Club Náutico de La Coruña, ya que también tiene que atender el asunto de las bodas que se celebran en su Pazo de Puebla de San Julián (Lugo). Por cierto, debido al “bicho”, este año les anularon nada menos que 20 celebraciones, que han pasado para el año próximo….

Finalizo por hoy. Prometo seguir publicando más crónicas de esta “Nueva Normalidad”. ¡¡¡Mientras el cuerpo aguante!!!. (Fotos: Lajos Spiegel).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.