“Nueva Normalidad LXXII”:  Ana I. Ballesteros, “Premio Internacional Sial Pigmalión de Poesía”

Por Roberto L. Moskowich

El Grupo Editorial Sial Pigmalión ha concedido su “Premio Internacional Sial Pigmalión de Poesía 2020”, importante galardón literario que recayó en la profesora universitaria Ana-Isabel Ballesteros Dorado.

Este Premio Internacional se creó en 1999 por el citado Grupo Editorial para reconocer la obra de autores de todo el mundo que se hayan destacado como poetas. Un jurado internacional muy prestigioso propone cada año a autores sobresalientes en el género poético y otorga este galardón, convocado para celebrar la fundación de dicho grupo editorial, que cumple su vigésimo tercer aniversario.

El Premio Internacional “Sial Pigmalión de Poesía” ha sido otorgado, entre otros, a los siguientes autores: Pedro M. Víllora, Rafael Pérez Castells, Ángel Petisme, Maurilio de Miguel, Aviva Dorón, Emilio Barrachina, Yolanda Sáenz de Tejada, Alejandro Guillermo Roemmers, Inma Jiménez Jorquera, Javier Lorenzo Candel, José María Triper, José Luis Marín Aranda, Bella Clara Ventura

Y en este 2020, un jurado internacional formado por: David Felipe Arranz (Universidad Carlos III de Madrid), María-Antonia García de León (UCM), Francisco Gutiérrez Carbajo (UNED), José-Manuel Lucía Megías (UCM), Ridha Mami (Universidad de La Manouba, Túnez), Fabio Martínez (Universidad del Valle, Colombia), José-María Paz Gago (Universidad de La Coruña), Basilio Rodríguez Cañada (Grupo Editorial Sial Pigmalión), José Ramón Trujillo (UAM) y Pilar Vega Rodríguez (UCM), decidió, por unanimidad, conceder este galardón a Ana-Isabel Ballesteros Dorado, por su poemario Confín de medianoche y el conjunto de su obra. El libro premiado será presentado en las Ferias del Libro de Bogotá y de Madrid.

Ana Isabel Ballesteros Dorado (1967) es profesora titular de Literatura Contemporánea en la Universidad San Pablo CEU. Finalista del premio de poesía Henri Meillant 1982, del premio de novela Tandaia 2019, ganó el premio Villa de Cox de Poesía en la edición de 1997 (Valencia, Pre-Textos, 1998). Como investigadora, es autora, entre otros libros y trabajos, de Imaginación y percepción sensible del drama romántico español (Universidad Complutense, 2002), Espacios del drama romántico español (CSIC, 2003), Larra, Bretón de los Herreros y otros escritores anticarlistas (Calima, 2005), El patriarca del valle: una novela-revista escrita por Patricio de la Escosura (Calima, 2009), Manuel Bretón de los Herreros: más de cien estrenos en Madrid (IER, 2012), resultados de distintos proyectos de investigación.

Fiel a la tradición, pero en compromiso con la nueva poesía, se alternan en Confín de medianoche estrofas clásicas y combinaciones métricas personales, léxico anclado en épocas remotas y vocablos cotidianos actuales junto invenciones lingüísticas, como fórmulas de indicación de la temporalidad, del devenir y el cambio, del pasado recuperable y la plenitud del presente.

La plasticidad de las imágenes, que a un tiempo aluden y sortean las de los grandes poetas españoles, se conjugan en paradojas, metáforas, alegorías y símbolos no indescifrables por lo peculiares e imprevistos, en una condensación que admite también la polaridad de sentidos.

La serenidad contemplativa marca el tono de este libro cargado de sosegado optimismo, de dicha esperanzada que, a la entrada de una nueva era vital, convoca a los versos testigos y víctimas del pasado, puestos en pie para la criba y la transformación.

Sigo con libros, para contarles que días atrás tuve el placer de tomar un café con mi buen amigo Julio López-Amado en “El Rincón de Ger”, cerca de mi domicilio en la coruñesa y turística Playa de Santa Cristina, y debido a que el 14 de julio no pudo asistir a la presentación pública de mi segundo libro de este año, titulado “Coronavirus: La pandemia que aterrorizó al mundo”, aproveché nuestro grato encuentro para entregarle un ejemplar de mi mencionada creación literaria, según recoge la segunda fotografía que ilustra esta información. Por cierto, encontré a Julio muy recuperado de su grave dolencia, cosa que celebro de todo corazón.

Policías de paisano en las playas. En vista de la evolución de la pandemia, la policía hace cada vez más acto de presencia en calles, bares, restaurantes, terrazas, locales de ocio…. y en las playas. Yo tengo la costumbre de bañarme en Santa Cristina y caminar de una punta a la otra por el borde del agua. Hace unos días, cuando me encontraba ya en la esquina de la Ría del Pasaje, se me acerco un paisano, en pantalón corto vaquero y camiseta gris de manga corta que ponía “GAP”, y me preguntó si estaba caminando o me iba a bañar. Le contesté que iba a bañarme y, tras mostrarme la placa de Policía, me dijo que para caminar tenía que ponerme la mascarilla…. porque yo no la tenía puesta. Luego vi cómo paraba a otras personas, e indicaba a un grupo de chavales, que estaban jugando a la pelota sin mascarilla, que se la pusieran. Tal cual, se lo cuento.

A nuevos tiempos, nuevas formas, sobre todo si vienen impuestas por la normativa anti Coronavirus. Así lo ha entendido mi buena amiga María-Luisa Novais, que me remitió este menaje: “Exposición virtual de obras de artistas participantes en la Sala Nov de Galicia!!. Sabela Bañas, Luisa Paz Montenegro, Rosa Salanova, Horacio Gulías, Rosa Salanova, Conchita Montenegro, Eugenio Fuentes, Sindy, A. Vaslamp…. Puedes contactar por mensaje, teléfono, y correo electrónico. ¡¡Te mandamos la obra que te guste!! Sala Arte Nov”.

Finalizo por hoy. Prometo seguir publicando más crónicas de esta “Nueva Normalidad”. ¡¡¡Mientras el cuerpo aguante!!!. (Fotos: Lajos Spiegel)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.