“Nueva Normalidad LXXVI”.  Fotos históricas del Castrillón, Eirís, Gaiteira, Os Castros, etc.

Por Roberto L. Moskowich

La primera fotografía de este artículo pertenece al álbum familiar de la nonagenaria maestra coruñesa María Pujalte, y está incorporada al excelente libro histórico-fotográfico “As Xubias, Os Castros, A Gaiteira, Eirís, Casablanca, Monte das Moas, San Diego, Montiño, Castrillón y A Cubela”, del “Proyecto Flujos”-Historia del Barrio en Imágenes, que podemos adquirir en las varias tiendas “Telocompro”, en la ciudad de La Coruña y en El Temple-Cuesta de la Tapia (Culleredo). En esta última tienda estuve el pasado lunes, y el dependiente me mostró el tercer libro de esta serie.

En esa instantánea, tomada en diciembre del año 1968, vemos a los niños y niñas de la Escuela de Doña Jovita (sita en Castrillón-Montiño), una maestra ejemplar que con la mencionada María Pujalte no tenían problemas para lidiar con unos sesenta alumnos (niños y niñas), entre los que estaban Carmen Sánchez, psicóloga de la Xunta de Galicia, y su hermana, Lita, que es profesora de Instituto.

Bajo el título “Durante Siglos”, la escritora y pintora Ana-Isabel Leonett, me remitió esta reflexión personal: “Durante siglos, los principios de Ética y Moral que recibíamos en la infancia, eran inculcados por nuestros padres, maestros, instituciones y la sociedad en general. Los valores del trabajo, la honradez y la cultura se han ido deteriorando a través del tiempo, dando paso a una sociedad del “engaño” en la que estamos viviendo. Es así como nos encontramos inmersos en una vorágine de falsedades que afectan nuestra vida, entre ellas podemos destacar:

“1- Países que alardean de ser adalides de la paz y que sin embargo llenan sus arcas con los beneficios que obtienen de la venta de armas.

“2- Compra de votos para apoyar a este o aquel personaje.

“3- Políticos demagogos que nos saturan con propaganda acerca de programas que nunca cumplen cuando llegan al poder, olvidándose de todo lo prometido, engañándonos y asfixiándonos económicamente, en lugar de solucionar nuestros problemas.

“4- Gente sin escrúpulo que llenan sus bolsillos, poniendo en peligro la salud de las personas.

“¡BASTA YA! Creemos que la población está harta de tantas mentiras, prevaricaciones, sobornos y corrupción”.

Las famosas “Pallozas” son un referente histórico y cultural de Galicia, pero su mantenimiento es altamente costoso. Según un reportaje publicado recientemente, reponer una techumbre, de forma auténtica y original, cuesta entre 50.000 y 70.000 euros…. Por eso celebro la noticia que el grupo “Celtic Revolution”, al que me honro pertenecer, haya publicado este esperanzador comunicado: “Gran éxito do Curso de Teitado aos voluntarios do crowfounding pre axudar a manter as pallozas de Piornedo. Grazas á sabiduría do teitador burbiano Juan González Abella, e a iniciativa dos veciños, púidose teitar a palloza de Perdigón. Ainda hai esperanza”.

En Facebook hay una estupenda página dedicada a la bella ciudad de Betanzos y a los buenos betanceiros, entre los que hay un buen grupo de amigos míos. Días atrás publicaron la historia de la “Dulcería Rábade”, que reproduzco para ustedes:

“Hoy queremos contaros la historia de Doceria Rabade. Un local con tres generaciones de pasteleros y una tarta insignia, la Miloja. Constantino Rábade, abuelo de Carmen, la actual propietaria, aprendió la confitería en La Gran Antilla de la Coruña.

“Unos años después vino a Betanzos y abrió una confitería, cerca del bajo actual, en un local muy pequeñito, donde sólo despachaba los encargos. Hacía los pasteles en su casa y los cocía en un horno que pertenecía al bisabuelo de la que años más adelante sería su mujer.

“En 1916 abrió Doceria Rábade que todos conocemos, esa confitería de los soportales pintada de blanco roto, en la que todos nos hemos parado alguna vez a disfrutar de la visión de su escaparate cubierto con dulces y caramelos. Abrió la confitería con ese nombre por su apellido y por ser el lugar donde creció.

“La confitería pasó a manos de uno de sus hijos, el padre de Carmen, que al retirarse se la dejó a ella. Una preciosa historia de mucho trabajo, pasión y casualidades de la vida, una historia que sigue. Ahora le toca a Carmen continuar con este precioso legado”.

La artista plástica Manuela Castro me dio los “Buenos días” adjuntando una imagen que circula por las redes sociales. En ella se ve a una joven ayudando a una niña a la que falta el bazo derecho, con esta leyenda: “El título más valioso que puedes obtener en la Vida es el de BUENA PERSONA. No lo conceden las Universidades, te lo otorgan tus valores”, y añade: “Yo te firmaría ahora el título a tu nombre”.

En relación con mi comentario sobre la magnífica exposición que Eduardo Malvehy nos ofrece en la galería coruñesa “Xerión”, su gentil directora Ana María Souza de la Colina me remitió este mensaje: “!!Muchas gracias!!. Como siempre es un placer leer tu ‘Nueva Normalidad’. Un fuerte abrazo”.

En las redes sociales circula esta frase, que les ofrezco: “No te olvides que tal vez…. eres el faro en la tempestad de alguien”.

Finalizo por hoy. Prometo seguir publicando más crónicas de esta “Nueva Normalidad”. ¡¡¡Mientras el cuerpo aguante!!!. (Fotos: Lajos Spiegel)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.