Aparece este cuadro desconocido del Txakoli de Larrazabal. Por Iñaki Anasagasti

A raíz de la publicación, el sábado  pasado, de  una fotografía del Txakoli de Larrazabal, poco conocida, he recibido de una prima la fotografía de este cuadro que desconocía.

Su aita, hermano de mi amama Aurelia, supo que iban a derruir el caserío  en tiempos del franquismo y encargó  a un pintor le reprodujera como recuerdo lo que era aquel lugar clave en la historia del nacionalismo.

Mi prima tiene el cuadro en su casa con la indicación a sus hijos que el óleo sea entregado a la Fundación Sabino Arana cuando ella fallezca, dentro de muchos años. Un bonito gesto.

Su aita era un sabiniano militante y esta iniciativa es buena prueba de ello.

Me encanta que la nota del sábado nos aporte este dato de lugar tan simbólico hoy ya desaparecido.

Desgraciadamente el lugar donde retumbó la voz clara de Sabino Arana ya ni existe pero queda su obra y este óleo  que nos recuerda su grito-programa: Euzkadi es la Patria de los Vascos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.