La FEC organiza una jornada sobre alimentación saludable fuera del hogar

Aunque la pandemia por la COVID-19 ha frenado esta tendencia, los españoles comen cada vez más fuera del hogar dependiendo por tanto de otras personas a la hora de alimentarse: desde las guarderías a las residencias de mayores, pasando por el comedor escolar, universitario, el de la empresa o el medio hospitalario

Los españoles comen, cada vez más, fuera de casa. Esta tendencia, frenada de manera coyuntural por la pandemia de la Covid-19, se refleja en datos: en 2019 consumieron una media de 136,62 kilos/litros de alimentos y bebidas fuera del hogar, esto es un 4,1% más respecto al año anterior, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. La falta de tiempo, la dificultad en los desplazamientos y las distancias o, simplemente, la comodidad están detrás de la llamada alimentación colectiva. Y es que, como explica el Dr. Gregorio Varela Moreiras, catedrático de Nutrición y Bromatología de la USP-CEU y miembro del Comité de Nutrición de la Fundación Española del Corazón (FEC), “somos consumidores de un comedor colectivo, desde la guardería a una residencia de mayores, pasando por el comedor escolar, el universitario, el de la empresa o también el medio hospitalario”.

Pero, ¿es posible comer fuera como en casa?, ¿están ajustados los menús dependiendo de la edad, el hábitat, las preferencias y las aversiones?, ¿está suficientemente considerada y cuidada la alimentación hospitalaria?, ¿cómo es posible alimentarse saludablemente en tiempos de ocio o viajes?, ¿existe la gastronomía saludable? La FEC tratará de dar respuestas a todas estas preguntas en la jornada ‘La alimentación saludable, clave fundamental para mantener una mejor calidad de vida: alimentación fuera del hogar’, organizada en el marco de la Semana del Corazón y que podrá seguirse hoy en directo desde su página web (fundaciondelcorazon.com) sin necesidad de registro ni inscripción previa.

En la mesa, moderada por el Dr Gregorio Varela, participan representantes de KPMG Asesores, la Asociación Empresarial de Marcas de Restauración y de Hostelería de Madrid, Food Service España y FACYRE (Federación de Cocineros y Reposteros de España).

Como explica el Dr. Varela, en la sociedad actual “dependemos de otros a la hora de alimentarnos, perdemos autonomía y nos hemos convertido en mucho más heterónomos». Y, sin duda, hacer uso de esa alimentación colectiva plantea retos presentes y futuros, tanto desde el punto de vista de la elaboración y conservación de los alimentos, como desde la calidad y seguridad alimentarias, el valor nutritivo de los alimentos o incluso el punto de vista gastronómico.

“La sociedad actual está preocupada por la necesidad de administrar y regular su alimentación. Además, vivimos de manera afortunada en una sociedad que quiere disfrutar de la magnífica gastronomía que ha heredado y ha evolucionado hasta convertirse en la más reconocida mundialmente; pero queremos hacerlo, al mismo tiempo, de forma saludable y sostenible y actualizando el esencial concepto clásico del placer de comer”, reflexiona el experto.

Esto es lo que muchos vienen denominando desde hace ya varios años como Gastronomía Saludable que, como indica Varela, “debe además asumir de manera creciente todo lo relacionado con la sostenibilidad”.

Por otro lado, el consumidor demanda cada vez más transparencia, y precisamente ese es otro de los grandes retos que se presentan. En esta línea, el uso de nuevas tecnologías de trazabilidad deben tenerse en cuenta e implementarse de manera progresiva en el ámbito de la alimentación institucional. Y es que, “buscamos un conocimiento pleno de lo que comemos y, por ello, la gastronomía y la nutrición deben dialogar, entenderse, formar parte de un mismo menú”, dice el especialista.

Alimentación fuera del hogar en tiempos de coronavirus

Como consecuencia de la pandemia por el coronavirus, algunos sectores empresariales como el de la restauración deben hacer frente a una situación crítica. También la alimentación colectiva, en el ámbito escolar o en el entorno laboral, se están resintiendo de manera marcada. “Vivimos en una situación de gran incertidumbre en la que me atrevo a decir que comer fuera de casa en muchas ocasiones se va a convertir en un servicio esencial”, asegura el Dr. Varela. Aunque, en un futuro inmediato y durante un tiempo aún por determinar, “es posible que buena parte de la población evite acudir a los mencionados establecimientos por temor al contagio”.

Por otro lado, se están produciendo notables cambios en la demanda por parte del consumidor. El experto ve evidente que, a corto y medio plazo, el mundo de la restauración globalmente tenga que reinventarse y adaptarse. De hecho, “ya nos hemos familiarizado con prácticas generalizadas como el take away o el delivery o servicio a domicilio”.

En todo este contexto, Varela ve necesaria la creación de una hoja de ruta para la alimentación fuera del hogar, que debería guiarse por unos principios y valores que permitan conseguir una alimentación saludable, sostenible, satisfactoria, social y solidaria. “Todo un reto, pero también una oportunidad para una sociedad más preocupada y vulnerable, pero al mismo tiempo más concienciada”, concluye el Dr. Varela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.