La reina del soul, con alma coruñesa

Freedom, the very best of Aretha Fraklin’, llevará el próximo jueves al Teatro Colón una idea coruñesa basada en la figura del mito; será la segunda aproximación al mismo del festival ‘Elas son artistas

El mundo de la cultura y la ciudad de A Coruña recuperan poco a poco su histórica relación. La fe en plena anormalidad, que ha mantenido al sector bajo su yugo y la incertidumbre. Especialmente paradigmática resulta la esperada celebración del ciclo ‘Elas son artistas’, que en una elección reveladora y más que significativa como metáfora, ha decidido dedicarle esta edición a la reina del soul y primera dama de la música en cualquier clasificación histórica: Aretha Franklin. El pasado jueves, la sede de Afundación de ABANCA realizaba todo un viaje espiritual con la proyección del concierto/documental de Sydney Pollack, Amazing Grace, en el que la diva convertía una celebración baptista a base de música gospel en una catarsis sensorial y musical. Este jueves Franklin estará ‘presente’ en el Teatro Colón, pero lo hará con acento gallego y con el toque personal de ‘Freedom, the very best of Aretha Franklin’, un espectáculo-homenaje ideado por once músicos autóctonos que, a partir de las 20.00 horas, transportarán a los espectadores a un viaje a la Detroit de los 60 y 70.

Sara Vázquez Lorenzo (Cariño, 1986) ha trabajado los dos últimos años en darle forma a la propuesta. La responsable e impulsora de este ‘Freedom’ sabe que funcionará y gustará. Al menos así lo han dejado claro los asistentes a las diferentes interpretaciones desde que en febrero de 2019 tuviese su ‘premiere’ en el Garufa Club de A Coruña. Fueron meses de trabajo, debate, puestas en común, ensayos, diseños de coreografía… pero sobre todo una enorme muestra de ‘Respect’ hacia uno de los grandes mitos de la música. “Somos gente muy vinculada a la música negra: el jazz, el soul, el Funky… un día se me antojó directamente homenajear a Aretha (al poner una vez más un disco suyo en el coche tras grabar unos coros), porque pensaba que podía ser muy bonito un show con una banda grande y respetuosa, que se acercase a ese ‘power’ de sus directos”, recuerda en la antesala de la que será sextra representación de una banda con tres coristas, tres vientos, piano, guitarra, bajo y batería, además de una voz principal celestial y a la altura de la exigencia. “El desafío impone, y si quiere hacerse como tributos icónicos hay que ser muy cuidadosos y fieles; de hecho, para Noelia (cantante principal) es más complicado si cabe que para el resto”, afirma. “Creo que es la que, por fuerza y sensibilidad, mejor puede defender su papel, siempre siendo muy consciente de quién es Aretha y en qué sitio está cada uno”, añade.

Sara Vázquez advierte que los asistentes al Colón se encontrarán un espectáculo en vivo muy “respetuoso y fiel” y garantiza que colmará las expectativas de los asistentes. “Los hits tienen que estar, en eso estuvimos siempre de acuerdo; para esto creemos habernos centrado en la época más representativa; hemos recolocado un poco el setlist, pero ya la fórmula original había funcionado muy bien”, apunta. De hecho, durante un proceso de creación para el que habría que retroceder un año más respecto al estreno, la propia Franklin perdió su lucha contra una larga enfermedad. “Se nos murió antes de estrenar”, lamenta la creadora de la versión coruñesa de trayectoria.

A unos diez minutos andando del Teatro Colón permanecerá mudo, como desde el pasado mes de marzo, el epicentro emocional y creativo de ‘Freedom’: el Garufa Club de la calle Riazor. Parada referencial para muchos amantes de la música y hogar de una reconocida y exitosa Big Band, la pandemia le ha puesto el ‘mute’, y con ello a buena parte del sector musical de la ciudad. Para Sara Vázquez, el horizonte no invita demasiado al positivismo, y subraya la importancia de propuestas semejantes: “Soy en general una persona muy optimista, pero el Garufa está cerrado desde hace mucho y estamos en una situación en la que no parece que se vaya a permitir la apertura de salas de conciertos, lo que es una pata muy importante dentro de un sector ya de por sí muy fastidiado; entiendo el concepto de prevención, pero no estoy segura de que sea equitativo”. Vázquez, que además es periodista, mira con cierto recelo y envidia sana a quienes en otros sectores sí han podido desarrollar y transmitir sus propuestas. “Entiendo que es complicado dónde pones el corte y dónde separas, pero humildemente sospecho que puede haber desconocimiento y prejuicio; hice en su día un reportaje sobre la vuelta de la música en vivo, una vez pasado el tramo más duro del confinamiento, y creo que es más sencillo en cualquier otro sitio”, matiza.

De momento, será el Teatro Colón (el próximo jueves a partir de las 20.00 horas) el que una semana después de la primera dosis de Aretha reviva el mito para los coruñeses. Esta vez será un ‘por nosotras y para nosotras’ con probado ‘soul y respect’.

El aforo del Teatro Colón estará limitado por las exigencias del COVID-19 y las entradas pueden adquirirse a través de la web oficial https://teatrocolon.sacatuentrada.es/es/entradas/freedom

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.