La Universidad y Caja Rural de Navarra apuestan por el liderazgo femenino científico, tecnológico y social

El programa “Liderazgo femenino científico, tecnológico y social” concede ayudas a estudiantes procedentes de Navarra, País Vasco y La Rioja, que cursan grados STEM en el ámbito científico, sanitario, tecnológico, así como el doble grado en Derecho y Filosofía con diploma en gestión pública. Con este programa, tanto la Universidad de Navarra como Caja Rural de Navarra, consolidan su compromiso de impulsar la presencia femenina en aquellos ámbitos en los que todavía es escasa.
“Somos conscientes de la necesidad de impulsar la presencia femenina en algunos ámbitos profesionales. Siempre hemos pensado, que apoyar a alumnas con inquietudes en estas áreas puede ser un buen motor que promueva la incorporación de las mujeres a estos ámbitos” asegura Ricardo Goñi, Responsable de Instituciones de Caja Rural de Navarra.

El pasado curso 19-20, siete alumnas recibieron dicha beca: Lucía Hermoso de Mendoza González (Navarra), de 2º de Medicina; Blanca Sakbé Berrozpe Casado (Álava), de 2º de Bioquímica; Alexia Ramos Gutiérrez (Álava), de 1º de Bioquímica; Erika Sáenz de Santa María Groten (La Rioja), 3º de Ingeniería Biomédica; Gabriela Novia (Navarra), de 2º de Bioquímica; Paloma Gutiérrez Sádaba (Navarra), de 4º de Ingeniería Biomédica; y Leire Goñi Galindo (Navarra), de 6º de Medicina. Estas dos últimas estudiantes finalizaron su carrera y se incorporan al mundo laboral

“La ciencia necesita mujeres”

“Estoy muy agradecida por poder formar parte de esta iniciativa que busca que las mujeres podamos convertir nuestra pasión en carrera profesional, en igualdad de condiciones y sin obstáculos extra, en un ámbito donde nuestra participación solía estar en un segundo plano”, expresa Lucía Hermoso de Mendoza. La estudiante de Medicina navarra no duda en afirmar la necesidad de la continuidad y crecimiento de este programa, ya que “la ciencia necesita mujeres”.

Tres de las alumnas que el curso pasado recibieron la beca. De izquierda a derecha, Blanca Sakbé Berrozpe, Lucía Hermoso de Mendoza y Gabriela Novoa. FOTO: Manuel Castells

Paloma Gutiérrez finalizó el curso pasado sus estudios en el campus de la Universidad de Navarra en San Sebastián, gracias a la beca concedida por Caja Rural de Navarra. “Gracias a esta beca he podido estudiar lo que quería y formarme como ingeniera. Ahora tengo muchas ganas de poder aportar a la sociedad y devolver todo lo que he recibido”, expresa la pamplonica, además de agradecer a Caja Rural la confianza depositada en ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.