Las pruebas de antígeno como mejor opción para el cribado en el deporte de contacto. Por Pablo García Vivanco

Los test de detección del Sars-Cov-2 han pasado a ser la gran preocupación de los deportistas en el comienzo de la temporada, unos test que han ido evolucionando desde el comienzo de la desescalada hasta la fecha y que se resumen en tres tipos de pruebas: las de PCR, los test de antígenos y los test serológicos.

El fútbol no profesional quiere retomar la normalidad, pero ha podido comprobar la mejoría de la detección del Sars-Cov-2, en cantidad y calidad, en cuestión de un mes, así como lo contraproducente que es el uso de mascarillas, ambas cuestiones vaticinadas en este diario. Por eso la toma de decisiones y la cautela son importantes para la integridad, no solo de los jugadores, sino de la población en general.

  1. Muestra de sangre: Test serológicos

Los anticuerpos son proteínas que se producen en determinadas células del sistema inmune llamadas linfocitos B. Estas proteínas se unen a los patógenos y los neutralizan, evitando que infecten a las células, que se reproduzcan y en definitiva, que nos enfermen.

Según la Sociedad Española de Inmunología (SEI) tras la infección se generan anticuerpos de tipo IgM y, aunque parece que empiezan a elevarse aproximadamente 5-7 días tras la infección, los test los detectan mejor a los 8-14 días. Pasados 15-21 días aparecen los anticuerpos de tipo IgG que son los que nos indican que ya has pasado  la infección.

Mientras dura este “periodo ventana”  darán muchos falsos negativos. Teniendo un 43 % de sensibilidad la primera semana y un 90% la segunda.

En cuanto su sensibilidad es alta ya que el documento de “COVID-19 Science Report: Diagnostics” de NUS Saw Swee Hock School of Public Health no sindica que  la sensibilidad de la detección de IgM ronda entre el 85%-96% y del 98%-100% para la IgG.

Por lo tanto, no es un buen test para realizar cribados.

  1. Muestra de exudado rinofaríngeo u orofaringeo: PCR o Test de Antígeno

2.1 PCR

La muestra se obtiene del exudado del  tracto respiratorio superior: frotis nasofaríngeo (de preferencia por ser el lugar donde se detecta mayor carga viral) y/o orofaríngeo, por lo que es un análisis directo , de detección de la presencia del virus.

En ellos determinas  la presencia directa del virus sin esperar el periodo de formación de anticuerpos del organismo o periodo ventana. Es una técnica molecular de detección y amplificación de ácidos nucleicos, es decir de material genético, ARN, del SARS-CoV-2 en distintas muestras biológicas clínicas. La RT-PCR puede detectar ARN viral desde unos días antes de la aparición de los síntomas, aumentando la probabilidad de positividad hasta ser máxima alrededor del  7º día y disminuyendo a partir de ahí hasta aproximadamente el final de la segunda semana.

En este periodo de incubación, es decir en la convalecencia temprana, los hallazgos indican que la tasa de resultados falsos negativos en las pruebas, por lo que las personas se aseguran falsamente de que ya no tienen virus activos (que se están propagando) en sus cuerpos, es relativamente alta (1 de cada 5), por lo que es riesgo de transmitir la infección sin saberlo.

Las pruebas PCR pueden dar falsos positivos debido a la reactividad cruzada con el virus de la gripe en un 10 %de los casos y con otros coronavirus un 30 %.Aun así, en la actualidad es la técnica de referencia y de elección para el diagnóstico de COVID-19.

2.2 Test de antígenos

Las pruebas de detección de antígenos (Ag) se basan en la detección de proteínas virales específicas de SARS-CoV-2 en la muestra, como la proteína N y las subunidades S1 o S2 de la proteína espiga.

Los test de antígenos son parecidas a la PCR pero detectan otras proteína de la membrana o envoltura en vez del ARN del coronavirus  con una sensibilidad similar (un poco más baja) pero con menos tiempo en la entrega del resultado (15 min)y un menor coste. Además no tiene reactividad cruzada por lo que no dan falsos positivos sobre influenza u otros coronavirus.

Es el test de elección para un buen cribado en el deporte de contacto no profesional debido a su sensibilidad, inmediatez y coste.

CONCLUSIÓN:

Es lógico confluir los intereses de todos los protagonistas en esta práctica deportiva  en época de una pandemia muy contagiosa que esta poniendo en jaque a todo el mundo. La RFGF está  poniendo las herramientas posibles que garanticen la integridad de los  jugadores y para ello se ha encontrado un nuevo aliado como son los test de antígenos que  facilitan realizar un buen cribado y detectar el virus en poco tiempo antes del partido, siendo la primera opción por delante de los test serológicos.

Ahora que ya tenemos los test más adecuados, es hora de apuntillar el protocolo y el reparto de responsabilidades pero sabiendo que tal y como está la pandemia en Europa y como se está poniendo la situación en España, hay que ser cautos y adaptarse a las circunstancias que nos pauta el Sars-Cov2.

Farmacéutico.

Dietista-Nutricionista con máster en Dietoterapia.

Profesor en excedencia.

Divulgador.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.